El poder local y desarrollo territorial

Rodulfo Santizo

[email protected]

Guatemalteco, migrante, facilitador de procesos para fortalecer el tejido social, visor y monitor del bienestar social, multifacético, persistente, soñador por una Guatemala diferente, gestor en desarrollo.

post author

El poder local representado en los alcaldes municipales es un tema de mucha importancia para el desarrollo y que no se le ha tomado la atención debida, considerando que cuando los espacios territoriales son mas pequeños, las acciones que planificamos y ejecutamos tienen mayor impacto, porque se conocen muy bien todos sus rincones y las necesidades y formas de solución.

Una forma de desarrollar un país es uniendo esos esfuerzos de los municipios, haciendo una verdadera planificación con un enfoque de desarrollo regional, comprometiendo a todos los sectores que interactúan en esos territorios porque el interés es mas genuino, porque todos sin dejar a nadie excluido tienen un lugar identificado al cual le tiene cierto cariño y quiere verlo diferente, por lo que seria una ventaja de convencer a todos los ciudadanos de los pueblos a sumarse a emprender acciones de desarrollo de forma ordenada, transparente, creando puente vinculantes con esquemas claros de confianza entre gobernantes y gobernados, en este caso alcalde y los vecinos de los municipios.

Estamos ante las vísperas de las elecciones de la Asociación Nacional de Municipalidades ANAM y es conveniente mandar un mensaje a todos los alcaldes y a la directiva electa que tomen en consideración esta propuesta de dedicarse a hacer un ordenamiento municipal en todos los ámbitos y sentar precedente de un verdadero desarrollo que marque la ruta correcta y deje un Plan Maestro con plena participación de todos sus vecinos para tener el respaldo y sustento social que se necesita para emprender toda acción de progreso en los pueblos.

Para el caso se les propone organizar a sus migrantes en el extranjero, principalmente los que están en los Estados Unidos, independiente del lugar donde se encuentren, aprovechando los avances tecnológicos, visítenlos y propóngales formas diferentes de trabajo municipal, convenciéndolos e invitándolos a sumarse tener municipios modelo, creando alianzas con todas las fuerzas vivas, haciendo proyectos orientados a facilitar y desarrollar oportunidades económico productivas que permitan mitigar la pobreza, desnutrición, analfabetismo, insalubridad, déficit habitacional, entre otras; haciendo proyectos y servicios públicos en función de las verdaderas necesidades de la población.

El poco o mucho dinero que se reciba en el municipio hay que optimizarlo y saberlo usar, para empezar con los proyecto emergentes y priorizados en el Plan de Desarrollo Municipal socializado y validado por toda la población, haciendo alianzas con todos los sectores y demostrar transparencia, honestidad, responsabilidad y honradez, dentro de un compromiso real con toda la población.

Es prudente darle sentido real y practico a los Consejos Comunitarios de Desarrollo COCODES, esforzando y empoderándolos en el Consejo Municipal de Desarrollo COMUDE, porque son los espacios que se deben aprovechar para emprender toda acción de progreso y desarrollo municipal, partiendo de que los alcaldes municipales son la autoridad que tiene contacto directo con la gente que residen en las comunidades y lo han elegido para que sea un buen facilitador para tener municipios modelos que suenen a nivel nacional, dentro de una competencia sana.

Invito a los 340 alcaldes electos de Guatemala a ser esos verdaderos lideres que esperan sus vecinos y tengamos al finalizar cada año de su gestión avances significativos en desarrollo territorial, proponiéndose convertir a sus municipios en verdaderos polos de desarrollo y convertirlos en refugio de aquellos que por falta de oportunidades han tenido que ir a buscar a otros lados la superación.

Los migrantes guatemaltecos en el extranjero están listos y prestos a colaborar con su autoridad municipal que demuestre voluntad y ganas de trabajar en armonía para aumentar la productividad y el buen vivir de sus familiares, contribuyendo así a evitar gradualmente la migración.