El plan maestro de la extrema derecha de Estados Unidos y Guatemala

POR GUILLERMO CASTILLO
[email protected]

El plan maestro de la extrema derecha de Estados Unidos y Guatemala es sacar eliminar las posiciones de rivales políticos que luchan contra la corrupción en Guatemala, El Salvador y Honduras. El objetivo es imponer su agenda radical, sin consensos ni dialogo que ayuden a la buena gobernanza, seguridad y justicia en lugares de alta migración.

En un comparativo simple. Un imán tiene un lado positivo y otro negativo. Si se unen dos imanes por el lado positivo, se repelen. Si se unen dos imanes del lado negativo, se rechazan. Pero cuando un lado es positivo y el otro lado es negativo, se unen y trabajan bien. Es lo mismo que sucede con las dos derechas radicales de Estados Unidos y Guatemala, pueden tratar de juntarse pero se repelen, no por los negocios, sino por la geopolítica, seguridad en fronteras norteamericanas, el incremento de tráfico de drogas hacia el norte y el incremento de migrantes en fronteras de Estados Unidos.

La irracionalidad del Presidente Jimmy Morales de Guatemala (extrema derecha) generara miles de migrantes entre 2018-2021 que Estados Unidos deberá proveerles seguridad, salud y educación. En este punto, cuando Jimmy termine su presidencia, la habrá dejado un montón de problemas a la promesa de campaña del Presidente Donald Trump de reducir la migración (extrema derecha). En conclusión, polos iguales se repelen su agenda.

Según el Senador Rand Paul de Kentucky, habla de cortar el dinero a Naciones Unidas, pero no habla de cortar el dinero al Banco Mundial, Banco Interamericano de Desarrollo ni el Fondo Monetario Internacional. Habla de soberanía de Guatemala a pesar que sabe que Guatemala es un país gobernado por crimen organizado, narco diputados, narco alcaldes, corruptos y con más del 90% de impunidad. Luego el Senador Paul expone que tiene cero tolerancia a migrantes, pero el mismo fomenta la migración con su posición esquiva y sin contexto. Parece que el Senador Paul no está tomando posición “Taking the stand”?

Para las personas comunes de Kentucky, de bandera confederada o ultraconservadores, es muy simple, se debe cortar los desembolsos mientras se ayuda a luchar contra la corrupción e impunidad en Centroamérica porque ellos no quieren más migrantes como vecinos. Para los académicos o prensa conservadora, ven lo importante de neutralizar la influencia de China o Países Árabes o Rusia en Centroamérica. Para las autoridades y doctores en Kentucky les preocupa el incremento de muertes por Opio y Amapola.

Tal parece que la extrema derecha de Guatemala que trata de unirse con la extrema derecha de Estados Unidos, se repelen en su agenda y promesas hacia sus electores.

Guatemala debe seguir la lucha contra la corrupción e impunidad para que exista el imperio de la ley donde las órdenes judiciales se respeten. Imagínense un “Serranazo” o “Moralazo” en Estados Unidos que desconozca el sistema Judicial, el Congreso y Senado de Estados Unidos, nunca lo aceptarían los norteamericanos. ¿Porqué hemos de aceptarlo en Guatemala?