“El Merkury” conquista Filadelfia, genera empleo y ayuda al necesitado

En el restaurante “El Merkury” ubicado en Filadelfia se pueden encontrar variedad de recetas guatemaltecas que son el resultado del talento de la connacional Sofía de León, que con mucho esfuerzo empezó un sueño que cautivó la atención de los estadounidenses y migrantes, incluso de la ahora primera dama de Estados Unidos, Jill Biden, que en una oportunidad visitó el lugar.

En una entrevista para La Hora Voz del Migrante, Sofía recordó que salió de Guatemala cuando tenía 17 años y llegó a ese país para estudiar, por eso vivió en varias ciudades y estados como Michigan, San Diego y otros.

Finalmente, su preparación académica la llevó a Filadelfia, en donde completó su maestría en mercadeo de comida; inicialmente quería prepararse como periodista.

“Empecé haciendo marketing, ventas, business management, pero realmente se dio por razones de la vida”, destacó.

De igual manera, recuerda que desde que estudiaba en Guatemala ella ya vendía comida a sus compañeros.

Así que la pasión por la comida siempre estuvo presente en su vida, tiempo después de completar sus estudios, la entrevistada trabajó en compañías desempeñando diferentes puestos, pero hace unos años decidió hacer su sueño realidad y, a la vez, demostrar que Guatemala tiene mucho que ofrecer.

La idea era que las personas pudieran conocer la comida guatemalteca, ya que “hay diversidad de platillos, de tacos y quesadillas”.

ASÍ INICIÓ

En 2017, Sofía renunció a su empleo y decidió empezar con un “Pop-up”, así que llevaba comida a diferentes lugares, siendo este el inicio de su emprendimiento, pues en 2018 encontró un lugar y también un socio para impulsar el restaurante “El Merkury”.

“Abrimos este lugar y con la ayuda de mis padres y de mi familia logramos iniciar operaciones el 5 de mayo de 2018 en el primer local”, refirió.

La primera dama de Estados Unidos, Jill Biden, visitó el año pasado el restaurante. Foto La Hora/vía

ASÍ SURGIÓ EL NOMBRE DE “EL MERCURY”

El nombre del restaurante tiene como origen la expresión que su padre usaba cuando iban a comer al Mercado Central de Guatemala, “mi papá le decía El Merkury”.

La comida que se encuentra en el sitio se considera sencilla por Sofía, pero deliciosa, pues se pueden encontrar enchiladas, taquitos, pupusas, entre otros, lo cual ha representado un proceso de aprendizaje.

“Hemos tenido apoyo por medio de revistas, canales locales… somos el único restaurante centroamericano que conozco”, afirmó.

Sofía le dedica todo su tiempo a este emprendimiento, el año pasado siguieron trabajando e incluso proveyeron comida a trabajadores de la salud, además, mantienen alianzas con diferentes organizaciones para elaborar comida, para la comunidad.

“Aquí en Filadelfia, así como en muchas ciudades grandes, así como en Guatemala, hay muchas personas homeless, mucha hambre, entonces nosotros hacíamos comida tradicional guatemalteca”, aseguró.

Para ver las distintas plataformas puede dar clic en los siguientes enlaces  

 

UN SUEÑO QUE ESPERAN SE CONVIRTIERA EN UNA CADENA DE RESTAURANTES

Representar al país en Filadelfia con el restaurante, lo asume como una gran responsabilidad.

Dentro del equipo de “El Merkury”, hay migrantes de diferentes nacionalidades y en la actualidad este emprendimiento se encuentra en dos ubicaciones.

La meta de la guatemalteca es que en el futuro se convierta en una cadena que esté disponible en diferentes estados de EE. UU. “Yo sirvo comida más rápida, en diez minutos o menos”, destaca.

En su caso recuerda que sus abuelos fueron una parte esencial de lo que ha logrado, pues le permitían experimentar en la cocina de su casa.

El idioma inglés en su caso afirmó que no fue un impedimento, pues en Guatemala, se preparó.

PRIMERA DAMA DE EE. UU. VISITÓ EL RESTAURANTE

El año pasado, Sofía contó que recibieron comunicación del equipo de la ahora Primera Dama, Jill Biden, que los visitó en septiembre pasado.

Lo anterior, afirma que los hizo sentir orgullosos porque se acercó al lugar y hablaron sobre la comida que entregan a la comunidad, “fue muy amigable”, remarcó.

Ahora, Sofía asegura que es un honor que la Primera Dama acudiera al restaurante guatemalteco “ha sido un gran honor, ha sido el mayor honor… todo es por hacer las cosas bien y por eso se tienen resultados”.

En el restaurante, Jill degustó los tradicionales churros guatemaltecos y se sintieron fascinados, añadió.

TODO SU TIEMPO DEDICADA A MEJORAR

Lograr los sueños ha sido difícil, pero en la vida de Sofía el restaurante es lo más importante, además, que consume la mayoría de su tiempo.

“Tenemos tanto por ofrecer… mientras sea algo bueno positivo, de la cultura de Guatemala yo digo: Go ahead”, puntualizó.

Para consultar por horarios, puede buscar información en el perfil de Facebook del restaurante “Merkury”