El desarrollo territorial con participación de Alcaldes Municipales, Migrantes y sus familiares de origen, con apoyo de ANAM

Rodulfo Santizo

[email protected]

Guatemalteco, migrante, facilitador de procesos para fortalecer el tejido social, visor y monitor del bienestar social, multifacético, persistente, soñador por una Guatemala diferente, gestor en desarrollo.

post author

Por Rodulfo Santizo
[email protected]

Como siempre desde el extranjero los migrantes desean participar en diferentes acciones para incidir directamente en el desarrollo de sus lugares originarios, con la firme intención de ver su querido terruño diferente a como lo dejaron, cuando decidieron emprender el viaje a los Estados Unidos, en busca de lograr tener una mejor oportunidad en cuanto a ingresos económicos y así, lograr el ansiado sueño guatemalteco, producto del esfuerzo y todo el drama que provoca la migración en cada familia de los que han decidido hacer la travesía.

Soy partidario de compartir todo lo aprendido en varias instancias de desarrollo y por responsabilidad y conciencia comunitaria siempre lo seguiré haciendo, porque se siente satisfacción plena, al devolver a otros lo que Dios nos ha permitido aprender para lograr desarrollar y sonar con nuevas propuestas que se puedan validar y replicar en aquellos lugares donde se encuentren las voluntades políticas de las autoridades y sociedad civil con disposición de aportar sus capacidades, potencialidades y esfuerzos para emprender proyectos innovadores.

Como migrantes tuvimos la oportunidad de reunirnos con varios alcaldes electos de algunos municipios de Guatemala, para conversar sobre cómo darle el mejor aprovechamiento al potencial que actualmente tienen los migrantes guatemaltecos en el extranjero y traducirlo en un verdadero detonante del desarrollo local, buscando el perfecto sinergismo entre diáspora, poder local y sus familiares en Guatemala, empezando el verdadero significado del CODESARROLLO.

No satisface sobre manera, ver que hay alcaldes con muy buenas intenciones de hacer un verdadero acercamiento con la comunidad migrante y sobre todo manifestar ese deseo de buscar una ruta para empezar una coordinación verdadera que permita unificar criterios, esfuerzos, recursos, voluntades para hacer sus municipios de origen lugares con más y mejores oportunidades para ir mitigando los eternos problemas de educación, salud, desnutrición, analfabetismo, pobreza, inseguridad alimentaria, falta de servicios, falta de empleo, entre otros.

Dios no se equivoca, todo pasa por obra de él, se han ido uniendo y restableciendo contactos con diferentes amigos y compañeros de trabajo de hace muchos años, quienes al mismo tiempo han sostenido importantes reuniones en Guatemala con autoridades electas y representantes de la cooperación internacional para trabajar en esos campos del municipalismo con intenciones de estructurar propuestas de desarrollo territorial en ámbitos de competitividad, para que nuestros municipios estén a los niveles que requiere y exige la globalización.

Los 340 alcaldes municipales, en su conjunto y aglomerados dentro de su máxima organización, la Asociación Nacional de Municipalidades (ANAM), que tiene como objetivos básicos cooperar con las municipalidades para lograr su desarrollo, por medio de programas locales, promoviendo la autonomía local y descentralización, además de velar por los intereses de los municipios; principios básicos que deben esforzarse y reforzarse con la inclusión del sector migrante guatemalteco en el extranjero, considerando el valioso aporte al ser el principal sostén y soporte de sus municipios y en general de la economía de Guatemala.

Creemos oportuno hacer un acercamiento más estrecho con las autoridades municipales y con la contraparte nuestra de la sociedad civil, representada en nuestros familiares en cada municipio para que podamos darle seguimiento dentro de una propuesta de desarrollo territorial incluyente y participativo para fijar la ruta de un proyecto innovador que se valide y se pueda replicar en otros territorios, para logar el verdadero desarrollo integral de los pueblos, aprovechando las otras esferas de organización regional, como lo son las mancomunidades, entidades que aglutinan municipios con intereses y aspiraciones muy comunes.

Hablamos de temas importantes como el hermanamiento de ciudades con el estado de Maryland y lugares de origen de los migrantes, alianzas estratégicas para el traslado de insumos, productos y artículos para comunidades en situación de riesgo, programas de desarrollo socioeconómico productivo, remesas, TPS, organización de migrantes, aspectos culturales, establecimiento de las oficinas municipales de apoyo a los migrantes y posesionar el tema de la diáspora en los diferentes niveles de los Consejos de Desarrollo Urbano y Rural.

En conclusión, la reunión fue exitosa y nos compromete aún más a doblar o triplicar esfuerzos para hacer realidad nuestro sueño de demostrar que los migrantes organizados podemos hacer incidencia en el desarrollo de nuestros lugares de origen, uniendo fuerzas con las autoridades locales, sociedad civil en general y todos aquellos profesionales y los buenos guatemaltecos que deseen cooperar en este caminar para que la suma de progreso y desarrollo de cada municipio sea el tener mejores departamentos y una Guatemala que va florecer.

Ante esta propuesta, esperamos contar con una ANAM con una reorientación hacia el verdadero desarrollo regional de cada municipio y pedimos a las autoridades electas, precisamente al presidente electo Alejandro Giammattei y al Congreso de Guatemala, que atienda nuestras peticiones y den su voluntad política, para facilitar la gestión de estas ideas, así como aquellas leyes que benefician al migrante.