CONTINÚAN DENUNCIAS DE MALTRATO, VIOLENCIA SEXUAL Y EVASIONES

Drama de niñez de casas de SBS sigue vigente; incendio en Hogar Seguro no cambió condiciones

POR MARIELA CASTAÑÓN
[email protected]

Las condiciones de vida para la niñez y adolescencia que vive en las residencias de protección, bajo la tutela de la Secretaría de Bienestar Social (SBS) no cambió significativamente, muestra de ello es que después del incendio del 8 de marzo de 2017, donde murieron 41 niñas y 15 resultaron heridas, se han activado alertas de 462 niños, niñas y adolescentes (NNA) que se escaparon (abandonaron proceso), además continúan las denuncias de maltrato y a la fecha hay una investigación por una agresión sexual contra un adolescente dentro de esas casas. También se han presentado seis exhibiciones personales por sospecha de vulneración de derechos.

*Jorge es un chico delgado, con rostro demacrado. El día que se acercó a una de las casas de protección ubicada en la zona 15, tenía una mochila en su espalada y observaba a sus compañeros desde abajo de una puerta. Esto ocurrió un día después de uno de tantos disturbios en 2018.

Esa vez Jorge contó un poco de lo que ocurría, dijo que se había escapado de una de las residencias “por la comida y otras razones”, pero quería volver, sin embargo, en la Secretaría de Bienestar Social (SBS) ya no le habían permitido el ingreso.

El adolescente de 16 años explicó que sus familiares no podían hacerse cargo de él y que admitía que se había escapado, pero pedía otra oportunidad para que le dejaran entrar ¿Oportunidad a quién? Se le cuestionó, a los “profes del Hogar”, reiteró.

Jorge como otros jóvenes con perfiles de abstinencia a consumo de drogas o en riesgo social, sufren crisis en algunas ocasiones y a muchos de ellos ya no les permiten el ingreso a las casas ¿qué sucede con estos adolescentes en desamparo? Si un juzgado emitió una resolución para que fueran enviados a un hogar de protección ¿el Estado les dio la espalda y desobedece una orden judicial?

Mientras se aclaran estas dudas, surgen otras, con relación a si estos jóvenes llegaron con un problema de adicción, o si la situación se agravó mientras estaban en los hogares de protección.

El pasado 22 de febrero, La Hora publicó la nota “Subsecretaría: Médico estaba fuera de labores; consultaremos qué sucedió”, donde se toma como referencia un video que circuló en las redes sociales, donde se observó al psiquiatra Alejandro Paiz Macz, que atiende a los niños y adolescentes con perfil de “riesgo social y maltrato” que están en las casas anexas al Hogar Seguro. Paiz va con su perro, que mata a otro can de raza pequeña, parece no inmutarse ante tal evento y espera que su mascota mate al otro animal.

La respuesta de la SBS sobre este evento fue que el médico estaba fuera de labores y no estaba en una actividad relacionada con jóvenes. Días después dijo que se sigue analizando que decisión tomarán con respecto a la contratación de Paiz.

“Lo que hemos visto es lo que usted ha visto, no hemos tenido la oportunidad de andar con el doctor, definitivamente se le preguntará. La postura inicial es que en ese momento no se encontraba ejerciendo ninguna labor de representación de la Secretaría, estaba en su tiempo libre, por ende no estaba haciendo una labor con adolescentes”, indicó Miguel Martínez, asesor de Marwin Bautista, subsecretario de Protección y Acogimiento de la SBS.

El 14 de febrero de este año ocurrió un incendio que fue sofocado por los Bomberos Voluntarios, en una de las casas de protección ubicada en la zona 3, según la SBS uno de cinco adolescentes con perfil de “consumo” habría golpeado a una abogada que trabajó en un proceso de mediación con ellos. Después ellos se enceraron en una habitación y habrían provocado el siniestro.

Los socorristas que atendieron esa emergencia explicaron que los adolescentes tenían síntomas de alergia “por el uso de gas pimienta”. El Subsecretario de Protección negó que les lanzaran gas a los jóvenes.

Por otro lado, en una casa anexa ubicada en San Cristóbal zona 8 de Mixco, se consignaron declaraciones de los jóvenes en relación a que los monitores les golpeaban con tubos, les tiraban sus gorras a la basura y un niño convulsionó por esos golpes. La Procuraduría General de la Nación (PGN), presentó una exhibición personal por este y otros casos.

La Hora consignó esta información en dos publicaciones, una el 23 de abril de 2018, “Persisten denuncias de maltrato en casas de SBS; presentan exhibición personal”. Otra el 27 de abril, “Adolescentes se escapan de casa de SBS en San Cristóbal”.

En otro relato consignado el 13 de marzo de 2017 por autoridades competentes, un adolescente dice en su declaración: “El día de hoy estoy aquí por haberme escapado del Hogar, ya no quería estar ahí porque me sentía muy aburrido. Nos ponían a hacer ejercicio por cualquier cosa y la comida era muy fea. A mí nunca me dieron anestesia, pero dicen que a unos que son especiales si les daban para calmarlos y yo si vi que los dejaba tranquilos”.

Mientras tanto, el Ministerio Público (MP), informó el pasado 15 de febrero que fue ligado a proceso el monitor Santiago Cahuec Caal por el delito de agresión sexual contra un adolescente que estaba en un anexo del Hogar Seguro ubicado en la zona 15. El hecho ocurrió en 2017.

Este suceso podría relacionarse con una denuncia pública que hizo uno de tres adolescentes en 2017; sus declaraciones fueron documentadas por el Noticiero Guatevisión. El niño explicó que huía de las violaciones sexuales de las que era objeto.

El subsecretario de Protección y Acogimiento, Marwin Bautista, ha reiterado en varias ocasiones que no se ha confirmado “vulneración de derechos”, a pesar de todas las denuncias públicas que se han hecho.

LAS CASAS DE SBS

Tras el incendio del 8 de marzo de 2017, la Sala de la Corte de Apelaciones de la Niñez y Adolescencia resolvió con lugar un recurso de apelación presentado por el Consejo Nacional de Adopciones (CNA) sobre que el Hogar Seguro Virgen de la Asunción (ubicado en El Platanar, San José Pinula) no llenaba los requisitos para abrigar a la niñez y adolescencia. La Sala dio la razón al CNA y por tanto ordenó el cierre progresivo del Hogar.

La resolución de la Sala indicó que el traslado de los niños, niñas y adolescentes debía realizarse en coordinación con la PGN y el CNA, también ordenó a la SBS la construcción de hogares independientes.

Dicha resolución dio lugar a la implementación de casas de protección, ese proceso estuvo a cargo de la exsecretaria Cándida Rabanales, por eso algunos de los niños y niñas que quedaban en el Hogar, quienes estaban en la aldea El Platanar, fueron trasladados a las casas que fueron rentadas en diferentes zonas y departamentos del país.

De acuerdo con una solicitud de información pública requerida a la SBS, actualmente administra 16 hogares de protección especial residencial ubicados en los departamentos de Guatemala, Quetzaltenango, Zacapa y Sacatepéquez, donde hay 296 personas, de las cuales 141 son niñas y adolescentes y 155 niños y jóvenes.

Los perfiles de los adolescentes que están en estas casas son porque necesitan protección, tienen una medida de abrigo y protección por maltrato, tienen indicios de trastornos de conducta agresiva, consumo, entre otros.

Los costos de alquiler de cada residencia varía, pero van de Q8,650 hasta Q39 mil mensuales.

EVASIONES Y EXHIBICIONES PERSONALES

La Hora requirió información pública a la Unidad Operativa del Sistema de Alerta Alba-Keneth de la Procuraduría General de la Nación, por las alertas activadas del 1 de mayo de 2017 (después de la orden de la Sala de la Corte de Apelaciones de la Niñez y Adolescencia) al 8 de febrero de 2019, a lo que respondió que en ese período de tiempo activó 461 alertas de niñas, niños y adolescentes, este número corresponde a 462 menores de edad.

Hasta el 8 de febrero pasado, se reportaba que de los 462 casos de NNA que estaban con alerta vigente, 129 continuaban desaparecidos.

Por otro lado, por la sospecha de vulneración de derechos, por seguimiento a distintos casos, evasiones masivas, la Procuraduría General de la Nación (PGN) ha actuado de oficio y ha presentado seis exhibiciones personales, en el período del 3 de julio de 2017 al 23 de abril de 2018.

SBS NO RESPONDE

Este vespertino se comunicó con Marwin Bautista, subsecretario de Protección y Acogimiento de la SBS (vía teléfono y mensaje), por las denuncias y dudas que han surgido por el trato que se da a la niñez y adolescencia, sin embargo, al cierre de esta nota no fue posible obtener respuesta.

ADVIERTEN QUE TRAGEDIA PUEDE REPETIRSE

En marzo de 2018, Liliana Valiña, representante de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Guatemala (Oacnudh) dijo a La Hora que tragedias como la ocurrida en el Hogar Seguro podrían repetirse porque la prevención aún no está asegurada.

“Estamos en una situación en la que no podemos afirmar que la prevención está asegurada y que no podría volver a suceder un hecho similar, creo que un año después todavía hay muchas decisiones que deben ser tomadas, muchos cambios que no están ejecutados, decididos. Vemos la situación de las familias y de las niñas sobrevivientes que necesitan no solamente la investigación, la reparación, sino también una perspectiva de vida, hacer un proyecto de vida, porque han quedado en situaciones muy delicadas en cuanto a su salud física y psicológica, pero también en el marco de unas familias que no tienen oportunidad”, indicó.

En noviembre de 2018, el Comité de los Derechos del Niño, representado por Jorge Cardona y Luis Pedernera dijo tras una visita no oficial a Guatemala, que temían que pudiera originarse un Hogar Seguro 2, en relación al evento del 8 de marzo de 2017.

“Hemos notado con preocupación en esta visita y tenemos temor que Hogar Seguro 2 pueda repetirse. Debe haber una reparación integral para las niñas y las familias víctimas del Hogar Seguro, pero el Estado y la sociedad guatemalteca deben hacer un esfuerzo importante para que no haya un Hogar Seguro 2”, refirió Luis Pedernera.

*Nombre ficticio para proteger la identidad del adolescente.

¿Está la SBS para atender a la niñez afectada?

Claudia Maselli, Procuradora Adjunta de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), resaltó los perfiles que debe atender la Secretaría de Bienestar Social y que debe garantizar la atención de los afectados.

 

“Son jóvenes que están bajo algún tipo de riesgo social, viven en condición de calle o han sufrido alguna vulneración en sus familias relacionadas con el consumo de sustancias o violencia sexual”, explicó.

Además, agregó: “La SBS, debiera entregar programas de vida de los jóvenes bajo protección y cómo pueden volver a ser parte activa de la sociedad, pero lamentablemente estos proyectos son inexistentes”.