DIOS es Amor, DIOS es Verdad, DIOS es Eterno, DIOS es Fe, Esperanza y Caridad.

Eduardo Castillo

[email protected]

Analista Político de la "Estrategia de Estados Unidos para Centroamérica" y "BUILD Act" donde los migrantes sean activos contables e inversionistas que califiquen a migración por mérito al ayudar a generar buena gobernanza, seguridad y justicia en su país de origen. Empresario de remesas familiares. Coach de auditoria social, rendición de cuentas, defensa migratoria y soluciones bilaterales.

post author

La libertad de expresión tiene como límite la libertad de los demás y no existe libertad infinita. No tenemos derecho a insultar a DIOS. Es nuestro mandamiento cristiano, “Amar a DIOS sobre todas las cosas” y “No tomar el nombre de Dios en vano”.

En estas elecciones de Guatemala 2019, los demonios y fariseos usan el nombre de DIOS como juguete de política partidaria en vallas, pick ups y anuncios de candidatos soberbios que son una abominación. Es una perversión denigrar a DIOS a una campana de un político es una ¡Blasfemia! ¡Injuria! ¡Fariseos!

Usar el nombre de DIOS en vano demuestra el poco intelecto y la poca moral de Presidenciables, Vice Presidenciables, candidatos a Diputados, candidatos a Alcalde y partidos políticos que deben justificar su incapacidad mental y moral por lo que deben lavarse la cara usando como juguete a DIOS, nuestros Señor y Creador, para poder satisfacer su ego y soberbia abominable. Injuriosos!

De acuerdo a la historia bíblica, invito a los evangélicos, judíos, católicos y otra denominación a: (…) no imitéis su conducta porque no practican lo que dicen. Atan cargas pesadas y las echan a las espaldas de la gente, pero ellos no quieren mover un solo dedo para moverlas. Todas sus obras las hacen para ser vistos. Quieren el primer puesto en banquetes y los primeros asientos en la Sinagoga. Les gusta que se les saluden en las plazas.

Partidos políticos, que usan a DIOS como juguete son, escribas y fariseos hipócritas! Son un vomito pestilente. (…) Recorréis el mar y la tierra para ser prosélito. (…) Descuidáis los asuntos más importantes de la ley: la justicia, la misericordia y la Fe. (…) Purificáis por fuera la copa y plato, más por dentro, están llenos de rapiña e intemperancia. (…) Sois como sepulcros blanqueados que parecen hermosos por fuera pero por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia. (…) parecéis justos ante la gente pero por dentro estáis llenos de hipocresía e inequidad. (…) Serpientes! Sois raza de víboras.

Si nos vamos al Hebreo indica: “no hablaras de DIOS como de las demás cosas” lo que significa una delicadeza más grande. No tenemos por qué hablar de DIOS como un juguete de propaganda política partidaria. Es denigrante. Es una Blasfemia!

La relación con DIOS es personal, y si ha de hablarse de DIOS debe ser en la Fe y en la obra de amor a los demás en la Iglesia, independientemente de su creencia religiosa (Evangélico, Judío, Católico y otra denominación).

No todo lo legal es moralmente bueno y es por ellos que las normas políticas o legales electorales no pueden permitir que se altere la relación personal que cada persona tiene con DIOS. El político que blasfemia es intrínsecamente malo y es un parásito que ofende al cristiano en estas elecciones 2019.

Para aquellos que apoyan ciertos partidos políticos y que usan a DIOS como juguete, cito: Josemaría Escrivá de Balaguer, libro Es Cristo que pasa > El respeto cristiano a la persona y a su libertad > Punto 71 > Colirio en los ojos > (…) El fariseo que, creyéndose luz, no deja que Dios le abra los ojos, es el mismo que tratará soberbia e injustamente al prójimo.

Cito: Josemaría Escrivá de Balaguer, libro Es Cristo que pasa >Vocación Cristiana > Punto 6 > (…) Arrastrada por esa tentación, la inteligencia humana se considera el centro del universo, se entusiasma de nuevo con el seréis como dioses y, al llenarse de amor por sí misma, vuelve la espalda al amor de Dios. (…) Es la arrogancia, que conduce a despreciar a los demás hombres, a dominarlos, a maltratarlos: porque donde hay soberbia allí hay ofensa y deshonra.

Cito: Josemaría Escrivá de Balaguer, libro Amigos de Dios> La esperanza del cristiano> Punto 208 > (…) Quizá no exista nada más trágico en la vida de los hombres que los engaños padecidos por la corrupción o por la falsificación de la esperanza, presentada con una perspectiva que no tiene como objeto el Amor que sacia sin saciar.

En conclusión, “No pronunciarás el nombre del señor, tu Dios en falso”. No podemos ofender el nombre de DIOS vanamente con una realidad vacía. Es propio de la hipocresía, mentir y usar el nombre de Dios sin verdad. (…) Jesús lo decía a los doctores de la ley; ellos hacían cosas, pero no hacían lo que Dios quería. Hablaban de Dios, pero no hacían la voluntad de Dios.

Oh Jerusalén! Jerusalén! Que tus hijas e hijos del Tribunal Supremo Electoral, Registro de Ciudadanos y Ministerio Público de Guatemala deduzcan las responsabilidades administrativas o penales por usar a DIOS como juguete de política partidaria falsa y vacía. El mandamiento y la ley deben cumplirse.

Mandamiento: “No tomaras el nombre de Dios en vano”