Día Mundial del o de los refugiados paso sin pena ni gloria

José Antonio Guardado

[email protected]

Soy José Antonio Guardado Martínez, nací el 17 de enero de 1959, originario de la República de El Salvador, de padres campesinos. Licenciado en Administración de Empresas y Teología Evangélica, interesado en el tema de Migrantes y Refugiados.

post author

Lic. José Antonio Guardado Martínez

Desde la antigüedad a la luz de la Palabra de Dios se instituyó o se mandato respetar y proteger al refugiado de diferentes formas ya que el primer o la primera Familia Refugiada fueron María, José y el mismo niño Jesús.

Pero mucho antes el canon bíblico registra lo siguiente en libros del pentateuco como Deuteronomio lo menciona en su Capítulo 10, versículo 19: “Mostrad, pues, amor al extranjero, porque vosotros fuisteis extranjeros en la tierra de Egipto”, refiriéndose al pueblo de Israel y para luego ordenar la misma voz de Dios en Levítico Capítulo 19, versículo 34: “El extranjero que resida con vosotros será como uno nacido entre vosotros y lo amarás como a ti mismo, porque extranjeros fuisteis vosotros en la tierra de Egipto; yo soy el SEÑOR vuestro Dios”.

Entonces el compromiso es de dar asistencia desde la iglesia, pero no solo desde la Iglesia Católica Apostólica y Romana. Dónde están los demás o seudos credos religiosos que argumentan predicar la verdad de Dios? Será que expresan verdades a medias del diente al labio más su corazón está lejos de Dios como amonestó el mismo Jesucristo a los fariseos cuando les dijo: “Hipócritas que de labios me honran, más su corazón está lejos de mí”.

Más sin embargo el hombre terrenal después de haber desobedecido el mandato divino por medio del organismo internacional llamado Organización de las Naciones Unidas (ONU) decide o decreta: Día Mundial del Refugiado o de los Refugiados que diciendo textualmente: ‘La Asamblea General de las Naciones Unidas decidió que, a partir del año 2001, el 20 de Junio sea el Día Mundial de los Refugiados haciéndolo coincidir en el Aniversario de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951’, sobre la base de la “Convención sobre el Estatuto de Refugiados, 28 de julio de 1951. Consultado el 26 de junio de 2019”.

Por hoy ante la dura situación de COVID-19, no hubo celebración alguna y este 20 de Junio de 2020 paso sin pena ni gloria. Aunque quizá no todos pero solo nos quedó “Endulzarnos nuestro amargo vivir” con dulces artesanales de la región o mejor dicho de América Central y Sur América, gracias a la generosidad de la Pastoral de Movilidad Humana de la Conferencia Episcopal de Guatemala – (PMH CEG) que nos hizo llegar como un presente u obsequio con motivo de tan magna fecha que celebramos como comunidad Refugiada de la cual somos miembros o que pertenecemos en República de Guatemala.

Pero el Estado mismo como firmante del Protocolo o Estatuto no se acordaron, pero más que todo de dar cumplimiento a lo firmado porque siguen violando galantemente el mismo Código Migratorio argumentando que es por COVID-19 que no pueden responder en un cien por ciento ante tanta demanda y al incremento de las solicitudes de la Condición de Refugio.

Pero también en igual forma las entidades u organizaciones socias no han salido adelante con el soporte o asistencia por la falta o retraso en las asignaciones financieras que por la misma situación de crisis o emergencia no han sido asignados los suficientes fondos por la oficina encargada en este país.

Entonces por eso el Día Mundial del o de los Refugiados paso sin pena ni gloria.