DHS le dice al Congreso que actúe por drama de niños

Foto. AP

Foto: AP

POR REDACCIÓN LA HORA*
[email protected]

La secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen instó hoy al Congreso a aprobar una reforma migratoria que cierre “las lagunas” legales y permita asegurar las fronteras y defender los ideales humanitarios de ese país en respuesta a las críticas generadas por la separación de niños y padres migrantes detenidos en la frontera sur de ese país.

Su postura se da frente a la ola de críticas suscitadas por la llamada política de “Tolerancia Cero”, la cual busca desalentar la migración irregular, mediante la presentación de cargos penales contra quienes intenten cruzar la frontera ilegalmente, lo cual conlleva que si son acompañados de menores de edad, estos son separados de sus progenitores.

“El Congreso puede solucionar estos problemas. En lugar de criticar a aquellos de nosotros que defienden nuestros juramentos al hacer cumplir las leyes que el Congreso redactó, trabaje con nosotros para cambiarlas. Habrá legislación en la Cámara esta semana que abordará este problema y cerrará las lagunas. Vamos a resolverlo”, escribió Nielsen en su cuenta de la red social de Twitter.

Aunque el Congreso tiene en puerta hasta tres propuestas para reformar el sistema migratorio, el presidente Donald Trump ha expresado públicamente que se rehúsa a firmar un proyecto legislativo que no cumpla con los requisitos que ha solicitado al partido republicano, entre ellos, el financiamiento del muro fronterizo con México.

“Congreso, actúen para que podamos asegurar nuestras fronteras y defender nuestros ideales humanitarios. Las dos misiones no deberían enfrentarse entre sí. Si cerramos las lagunas, podemos lograr ambas cosas”, añadió en su red social la Secretaria de Seguridad Nacional.

“No nos disculparemos por hacer cumplir las leyes aprobadas por el Congreso. Somos una nación de leyes. Le estamos pidiendo al Congreso que cambie las leyes”, explicó Nielsen en otra publicación. El DHS también envió un comunicado en el cual asegura que lo informado por los medios de comunicación sobre la separación de niños y padres detenidos en la frontera son parte de los mitos difundidos.

Casi 2.000 niños fueron separados de sus familias durante un período de seis semanas entre abril y mayo, después de que el secretario de Justicia Jeff Sessions anunció una política de “tolerancia cero” que ordena que todos los casos sean referidos a la fiscalía para que se les presenten cargos. El protocolo de las leyes estadounidenses prohíbe que los niños estén detenidos junto con sus padres porque los menores no están acusados de ningún crimen pero sus padres sí.

Nielsen dijo que dejar en libertad a los padres con sus hijos equivale a una política de “salga de cárcel gratis” para los inmigrantes sin autorización.

La semana pasada, el Presidente estadounidense dijo que no firmará una propuesta migratoria “moderada” que están trabajando los republicanos en la Cámara de Representantes, creando confusión en el Capitolio sobre una medida que aliados de Donald Trump pensaban tenía su apoyo.

“Los líderes republicanos planean votaciones la semana próxima sobre la medida y sobre una alternativa conservadora. Ambas propuestas contienen estrictas cláusulas de seguridad y fondos para el propuesto muro de Trump en la frontera con México, pero solamente la primera da a los jóvenes inmigrantes que llegaron a Estados Unidos ilegalmente de niños la oportunidad de eventualmente naturalizarse” indicó la agencia AP en esa oportunidad.