FUNDÓ SU PROPIO RESTAURANTE JUNTO A SU PAREJA

Desde Suchi hasta Washington D. C., los “shukos”: el camino de Karla

Aunque mantienen el toque chapín, buscan alcanzar el gusto de los migrantes de otras nacionalidades. FOTO LA HORA/CORTESÍA

Por Margarita Girón
[email protected]

Originaria de San Lorenzo, Suchitepéquez, Karla Alonzo ha logrado salir adelante en Estados Unidos a través de un restaurante en el que ofrecen antojitos chapines. La guatemalteca comentó que cuando decidió establecer Nim Ali Guatemalan Shukos & Antojitos, decidió enfocarlo no solo en el público guatemalteco, sino en la comunidad latina y así dar a conocer la gastronomía chapina.

Con al menos seis variedades de shukos y un menú variado de antojitos, Nim Ali atiende a sus clientes de lunes a sábado, en donde, quienes visitan el restaurante, comentan que el servicio y el sabor de los platillos lo ha colocado como uno de los favoritos en el área.

¿POR QUÉ NIM ALI?

Sobre el origen del nombre del restaurante, Karla comentó que tanto ella como su pareja de origen mexicano; ambas migrantes, han puesto todo su esfuerzo y corazón en el proyecto que decidieron llamar Nim Ali, que en idioma k’iche’ se define como “gran mujer”.

“Teníamos que pensar en un nombre que significara mucho para nosotras y que nos identificara. Un día pensamos y vino a mi mente Nim Ali por su significado y porque fuimos criadas por dos grandes mujeres que dieron todo por nosotras y nosotras ahora estamos acá luchando juntas por salir adelante”, destacó Karla.

El restaurante ubicado en el 1606 7th St, Northwest, en Washington DC, ofrece shukos, mixtas, garnachas, tostadas, enchiladas, tacos, chuchitos, tamalitos de chipilín, tamales de arroz y maíz, entre otros antojos. Según Karla, tratan de complacer a los comensales y si surge algún pedido especial también lo preparan y ella es quien se encarga de dar el toque a los platillos, mientras su pareja se encarga de la parte administrativa del negocio.

“Somos dos mujeres, mi pareja y yo, en el restaurante, nos distribuimos las funciones, yo cocino y ella se encarga de atender a los clientes y llevar la parte administrativa del negocio como Gerente y yo soy la chef”.

Karla Alonzo

“Lamentablemente no tuve la oportunidad de crecer con mi padre, porque mi mamá enviudó cuando yo tenía un año de edad y tuve que salir y migrar a Estados Unidos cuando era muy joven. Además, soy parte de la comunidad LGBTI y mucha gente en mi país aún no acepta ni respeta las preferencias de otras personas”, destacó Karla.

La entrevistada dijo que al llegar a los Estados Unidos, encontró más oportunidades para sobresalir y abrirse campo, sin olvidar sus raíces y costumbres guatemaltecas.

“Estoy muy orgullosa de venir de San Lorenzo, Suchitepéquez, el pueblito en donde yo nací. En ese lugar crecí y cuando tuve 17 años decidí migrar, pero no olvido que esa es mi tierra”, dijo.

Karla Alonzo junto a compañera han impulsado el negocio. FOTO LA HORA/CORTESÍA

Al llegar a Estados Unidos, Karla completó sus estudios y luego decidió dedicarse a la gastronomía en donde logró sobresalir por su dedicación y esfuerzo.

“En sí no son solo guatemaltecos quienes nos apoyan viniendo a nuestro restaurante, vienen de todas partes de Centroamérica y América Latina”, dijo.

Para Karla, el secreto de Nim Ali, está en ofrecer algo tan clásico con un shuco, el cual señala que es uno de los factores que también le ha dado realce al restaurante, pues recordar cuando iban a la escuela y compraban un shuco al salir, o cuando no tenían mucho tiempo y tenían que comprarse un antojito para comer rápido o en el camino, es clásico de los chapines aunque estén lejos de su país.

La guatemalteca manifestó que llegar a tener un restaurante es fruto del esfuerzo y el trabajo que como emprendedoras y dueñas del negocio le ponen todos los días.

“Si uno no se traza metas, nadie lo hará por uno y depende del empeño que le pongamos a las cosas, así será la capacidad de sobresalir en el negocio”

Karla Alonzo

SUS METAS

Karla comentó, que dentro de los planes que tiene con el negocio se encuentra establecer un nuevo emprendimiento a través de un food truck, que lleve los antojitos chapines a otros destinos.

“Si Dios lo permite y la comunidad latina y guatemalteca nos sigue apoyando, muy pronto estaremos sacando a circulación nuestro food truck, que llegará a diferentes comunidades en toda el área porque hay gente que no se puede acercar a nosotros por horarios o distancia”, detalló la emprendedora.

Karla y su pareja, se han convertido en ejemplo y orgullo para su familia y amigos, quienes en redes sociales comparten los triunfos de las emprendedoras, quienes todos los días trabajan por salir adelante, aprovechando las oportunidades que no tuvieron en su país.

Nim Ali Guatemalan Shukos & Antojitos, ofrece diversidad de platillos a la comunidad latina.
FOTO LA HORA/CORTESÍA