“Deli Food Corp”, el sueño de una familia migrante de Totonicapán que conquistó Brooklyn

En una de las calles más emblemáticas de Brooklyn, Nueva York, cerca del área donde John Travolta hizo una famosa caminata para la película de Fiebre de Sábado por la Noche, se encuentra el restaurante guatemalteco “Deli Food Corp” que ofrece diversidad de productos, así como desayunos, almuerzos y cenas para satisfacer el paladar de migrantes y estadounidenses, lo cual hacen desde hace ya varios años.

Detrás de este negocio está una familia guatemalteca originaria de Totonicapán, que empezó vendiendo chuchitos de masa, salsa y pollo de casa en casa, pero con el tiempo el deseo de superación los llevó a impulsar el restaurante que materializaron hace varios años.

“Poco a poco se llegó a la idea de que sería bonito poner un restaurante guatemalteco, como antes no había mucho, pues ahí tenemos unos 15 años”, afirmó Elizabeth Chamorro en entrevista desde el local con La Hora.

APRENDIÓ A PREPARAR PLATILLOS GUATEMALTECOS

La encargada del negocio cuenta que llegó a Estados Unidos cuando tenía apenas dos años. Sus papás son de Totonicapán y ellos aún viven en Estados Unidos.

Ponerles el toque chapín a las comidas se convirtió en una aventura para Elizabeth porque, aunque no vivió en el país, querían ofrecer algo que trajera a la mente de los chapines el sabor de sus pueblos.

“Me enseñaron a hacer los chuchitos, los tamales, paches de arroz y papa, rellenitos, chiles rellenos, pepián, todas esas comidas”, explicó.

Cuando recién instalaron el restaurante en esa área de Nueva York, Elizabeth recuerda que no había muchos connacionales en el lugar y tampoco tiendas, así que al pedir sus platillos los clientes se mostraban encantados con lo que encontraban, además, decidieron combinarlo con la venta de artículos de productos guatemaltecos.

La fama del buen sabor es también el resultado del trabajo que hicieron sus papás al inculcarle la importancia de los platillos guatemaltecos, “ya nos conocían y estaban como que ya por fin, hay algo guatemalteco por acá”.

UN EMPRENDIMIENTO DE FAMILIA

Con el tiempo, Elizabeth y su familia decidieron añadir productos que los connacionales consumían en Guatemala y ahora puede adquirir en el restaurante desde sopas para preparar, aceites y frituras, hasta manualidades típicas.

“Empezaron a pedir unas cosas que no teníamos todavía, los encontramos, buscamos y empezamos a tenerlo en la tienda, esto es de la familia”, remarcó.

Para llevar todos esos productos, cuentan con el apoyo de varias compañías, además, encargan otros artículos, ahora incluso ofrecen mascarillas con bordados típicos.

ESPERA VIAJAR A TOTONICAPÁN

Detrás del mostrador de “Deli Food Corp”, Elizabeth cuenta que espera viajar a Totonicapán para conocer a su familia que vive en el país.

Ella cursó hasta High School, pero al igual que sus seres queridos, el deseo de emprender lo lleva en la sangre y por eso impulsó este proyecto; su única entretención son sus hijos y por supuesto el restaurante.

¿QUÉ ENCONTRARÁ EN EL LUGAR?

Como la gastronomía guatemalteca es amplia, el lugar ofrece diversidad de artículos y platillos, así que puede ordenar desde caldo de res, pepián, rellenitos, chuchitos, paches, entre otros.

Por supuesto, para las fiestas de fin de año también puede encargar tamales y chuchitos, “nos piden bastante los tamales, eso se pide con anticipación para que se trabaje”, recordó.

Si llega considere que el horario es de 11:00 a 22:30 horas y la entrevistada explica que el nombre del restaurante es porque la misión es preparar algún antojo guatemalteco para satisfacer a los compatriotas. El lugar se encuentra cerca del vecindario Bensonhurst de Brooklyn en la 86th St.

UN ORGULLO REPRESENTAR A GUATEMALA EN UNA DE LAS CIUDADES MÁS GRANDES DE EE. UU.

Representar al país en una de las ciudades más importantes de Estados Unidos, para Elizabeth es todo un orgullo, principalmente porque en ese lugar convergen diferentes culturas de varios países.

“Ya tenemos tiempo haciendo esto y nos encanta ver a nuestra gente venir y todavía ofrecer algo guatemalteco, como que se siente bonito”, puntualizó.