Deje de jugar yo-yo con su cuerpo

Eso de perder peso, recuperarlo y luego volver a hacer dieta para perderlo y así sucesivamente, provoca lo que se conoce como “el ciclo del peso” un patrón de perder peso que también se conoce como el efecto del yo-yo.

Alfonso Mata
[email protected]

Un proceso que hace que el peso suba y baje como un yoyo por el efecto de dietas mal hechas. Esto le sucede comúnmente al 10-20% de los hombres y al 30-50% de las mujeres que se someten a varios ciclos de dieta.

Perder peso si tiene sobrepeso mejora la salud de su corazón, reduce el riesgo de diabetes y mejora el estado físico. Perder peso también puede revertir el hígado graso, mejorar el sueño, reducir el riesgo de cáncer, mejorar el estado de ánimo y extiende la duración y calidad de su vida. Por el contrario, el aumento de peso, conduce a lo contrario de todos estos beneficios.

El fenómeno del yo-yo está en algún punto intermedio. No es tan dañino como subir de peso, pero definitivamente es peor que perder peso y mantenerlo.

La mayoría de las dietas prescriben un conjunto de reglas alimentarias y nutricionales a seguir durante un período de tiempo determinado, por lo general para cumplir con el objetivo de pérdida de peso u otro objetivo de salud. Una vez que termina la dieta, es fácil regresar a los hábitos que causaron el aumento de peso para comenzar de nuevo a ganarlo. Para romper el ciclo de cambios temporales que producen un éxito temporal, deje de pensar en términos de una dieta y comience a pensar en términos de un estilo de vida.

El fenómeno a dietas yo-yo es un ciclo de cambios a corto plazo en la alimentación y la actividad. Por esas razones, solo conduce a beneficios a corto plazo. Lo que sucede es que después de perder peso, aumenta el apetito y su cuerpo se adhiere al consumo de grasa. Esto lleva al aumento de peso, y muchas personas que hacen dieta, terminan de nuevo donde comenzaron o empeoran.

El ciclo yo-yo, puede aumentar su porcentaje de grasa corporal a expensas de la masa muscular y la fuerza, y puede causar hígado graso, presión arterial alta, diabetes y enfermedades del corazón.

Es controvertido si comportarse con las dietas en un sube y baja es peor para usted que mantener un peso constante, y no todos los estudios coinciden. No está claro, a partir de la investigación disponible, si es mejor mantener el sobrepeso a jugar subir y bajar. Lo que está claro es que hacer cambios permanentes en el estilo de vida, es la mejor opción.

El fenómeno yo-yo es un ciclo de cambios temporales que produce resultados temporales, con consecuencias reales para la salud; entre otras cosas:

• Mayor riesgo de disfunción de insulina en el páncreas con diabetes, especialmente en personas con antecedentes de diabetes en la familia.
• Efecto en el riesgo de fractura. Se ha observado que en personas mayores que han tenido ciclos yo-yo entre las edades de 25 y 50 años, tienen más fracturas, especialmente en el antebrazo.
• Un estudio científico realizado a principios de 2017 muestra que en las personas que ya están enfermas del corazón y que tienen fluctuaciones de peso, incluso en el rango de 1.5 a 2 kg, el riesgo en estas personas frágiles aumenta con el tiempo. Repiten un problema cardíaco, incluido un infarto de miocardio. Esto se explica por los trastornos hormonales y la acumulación de grasa visceral.

Al final, el sube y baja del peso, causa un exceso de peso, que puede llevar a una recuperación de más del 20% de su peso original y, en algunos casos, llevar a la persona a convertirse en obeso. Si te estancas, no fuerces las cosas, porque al forzar las cosas, desencadenas los problemas hormonales, lo que provoca riesgos de compulsión y deseos de comer todo el tiempo –aconsejan los expertos.

RECOMENDACIONES PARA EVITAR EL EFECTO YO-YO

Un gran estudio con más de 120 mil adultos en los Estados Unidos encontró que varios hábitos podrían ayudar a disminuir gradualmente y mantener el peso durante varios años:

• Comer alimentos saludables como: yogurt, frutas, vegetales y nueces de árbol (no cacahuates).
• Evitar la comida chatarra: como las papas fritas y las bebidas azucaradas.
• Limitar los alimentos con almidón: Usar alimentos con almidón como las papas, con moderación.
• Hacer ejercicio: encuentre algo activo que le guste hacer.
• Dormir bien: duerma 6-8 horas cada noche.
• Limitar la visualización de televisión: limite el tiempo ante su televisor a un par de horas o haga ejercicio mientras mira televisión.

Al hacer cambios permanentes en el estilo de vida que promueven un peso saludable, puede tener un éxito permanente y romper el ciclo de yo-yo. Es importante destacar que varios estudios en mujeres con sobrepeso, han mostrado que una intervención en el estilo de vida diseñada para promover una pérdida de peso gradual y constante a lo largo del tiempo, es igualmente efectiva en mujeres con o sin historial de dietas.

Es por eso que para romper el ciclo frustrante pérdida-ganancia, realice cambios de estilo de vida permanentes. Este tipo de cambios prolongará y mejorará su vida, incluso si su pérdida de peso es lenta o pequeña. Por lo tanto:

1. No participe en regímenes restrictivos, sea el que sea.
2. Si está tratando de perder peso, tiene que perder peso muy, muy, muy, muy gradualmente.
3. Una dieta exitosa debe mantener las libras perdidas. Después del final de la dieta, es esencial no reanudar los viejos hábitos en el origen de tomar los kilos. Los malos hábitos pueden regresar rápidamente acompañados por la recuperación del peso.
4. Si ha experimentado el efecto yo-yo, lo mejor que puede hacer es practicar actividad física, siempre que se haga en cantidad suficiente y bien hecho. Esto puede compensar los efectos del yo-yo porque:
• El deporte disminuye la grasa visceral, incluso si no pierde peso.
• El deporte reduce la pérdida de masa ósea.
• El deporte ayuda a mantener el músculo.

Durante las dietas de pérdida de peso, el cuerpo pierde masa muscular y grasa corporal. Debido a que la grasa se recupera más fácilmente que el músculo después de la pérdida de peso, esto puede conducir a una mayor pérdida de músculo con el tiempo. La pérdida muscular durante la dieta también conduce a una disminución de la fuerza física. Estos efectos se pueden reducir con el ejercicio, incluido el entrenamiento de la fuerza. Hacer ejercicio le indica al cuerpo que cultive los músculos, incluso cuando el resto del cuerpo se está adelgazando.

NO CLAUDIQUE

Se sabe que puede ser muy frustrante ver que el duro trabajo que se realiza para perder peso, desaparece durante el aumento de peso de rebote del fenómeno yo-yo. De hecho, los adultos con una historia de fenómeno yo-yo, dicen sentirse insatisfechos con sus vidas y su salud. También informan una baja autoeficacia con respecto a su cuerpo y su salud. En otras palabras, sienten una sensación de estar fuera de control.

Sin embargo, el fenómeno yo-yo no parece estar relacionada con la depresión, el autocontrol o los rasgos negativos de personalidad. Esta distinción es importante. Si ha tenido problemas con su dieta en el pasado, no se permita sentirse derrotado, sin esperanza o culpable. Es posible que haya probado algunas dietas que no le ayudaron a lograr los resultados a largo plazo que deseaba. Esto no es un fracaso personal, es simplemente una razón que necesita algo más que una dieta y que debe intentar cambiar su estilo de vida.

Un último consejo: Si continúa intentando hacer dieta, pero sin éxito, las razones pueden ser más simples de lo que cree. ¡Las soluciones pueden ser igual de buenas! Consulte con el que sabe y no se someta a dietas a locas a lo loco.