LETTY, VIVIAN Y BEATRIZ NOS RELATAN SU DÍA A DÍA

Dedicación, amor y celebración, así es el Día de las Madres en EE. UU.

Por G. Ortíz y D. Gámez
[email protected]/ [email protected]

Las madres se caracterizan por su dedicación, cariño, amor, enseñanza y muchos calificativos más que cada segundo domingo de mayo es celebrado y recordado en Estados Unidos, aunque en países como Guatemala y El Salvador es el 10 de mayo.

Y así como se celebra en su comunidad, también lo hacen migrantes guatemaltecas desde Estados Unidos, quienes por supuesto no olvidan en mencionar que la festividad es distinta a como se realiza en Guatemala.

En el país, las escuelas, colegios y otros establecimientos realizan diversidad de actividades, bailes, desayunos, juegos y los tradicionales regalos elaborados por los niños, se convierten en la característica de cada 10 de mayo.

Pero más allá de ello, las madres le dedican gran parte de su vida a sus hijos y no hay día en que no se preocupen por ellos, en ese sentido La Hora Voz del Migrante conversó con algunas mamás migrantes quienes explicaron el trabajo que realizan a diario.

LETTY BARAN, UNA MADRE MIL USOS

Letty Baran una migrante guatemalteca reconocida por su labor con la comunidad en Estados Unidos, conversó con La Hora Voz del Migrante luego de un día atareado en el que además de trabajar debía ir por sus hijas a la escuela, tarea que hace siempre con mucha dedicación.

En alusión a la celebración, la guatemalteca aseguró que las madres siempre dejan de lado todo por un hijo y aunque las tareas resultan más complicadas, recuerda que ser madre y llevar una vida laboral es posible.

“Es más difícil encontrar un tiempo para los amigos, familia e incluso para uno mismo. Solo es cuestión de proponérselo. Ya que para una madre nada es difícil, pero se las arregla como sea”, comentó.

En su caso, relató que es la encargada de coordinar todo en su casa, entre ordenar las citas al médico, actividades de la escuela e ir por sus hijas todos los días, además de cocinar y encargarse de llevarlas a actividades extracurriculares.

SIEMPRE HAY TIEMPO PARA COMPARTIR

Con mucha alegría, Baran se describe a sí misma como una “una madre mil usos”, pues asegura que no importa la situación siempre trata de salir adelante con mucho esfuerzo.

“Hay que tener mucha paciencia y llevar el rol de madre con mucho amor y eso lo hace bien fácil. Me consta porque tengo unos hijos maravillosos que me apoyan en todo. Nos da tiempo hasta sentarnos a tomar un cafecito y ver películas juntos. Nada es difícil cuando se hacen las cosas con amor”, anotó.

Y aunque siempre encuentra satisfacción en lo que hace, Baran sin dudarlo explicó que una de las situaciones más complejas de su vida sin duda es ver enfermos a sus hijos, sin embargo, aseguró que ver como sobresalen la hace sentir satisfecha.

De Guatemala, Baran asegura que las madres afrontan muchos retos, entre falta de oportunidades, discriminación, acoso sexual y demás por lo que apoya el empoderamiento de la mujer.

ASÍ LO CELEBRAN

En su caso, la familia celebra con anticipación el Día de la Madre, sus hijos la llevan a comer y elegir su platillo favorito, sin duda una fecha especial para los guatemaltecos.

Baran, además de apoyar en tiempo completo a su familia es también la nueva representante de Asociación Primaveral, así que esa es otra de las tareas que agrega a su multifacética vida.

“Que Dios bendiga a todas las madres, las felicitó porque por una u otra razón han asumido el papel de madre. Para mí no ha habido mejor regalo que los abrazos y besos de mis hijos. El cariño inmenso que me demuestran todos los días”, afirmó.

BEATRIZ POCASANGRE: UN DÍA PARA COMPARTIR CON SUS HIJOS

Mientras doña Beatriz Pocasangre desde Nueva York, explicó que para ella la celebración del Día de las Madres, se traduce en un día para compartir con sus hijos, quienes la consienten y salen con ella a cenar.

Sin dudarlo, la guatemalteca que ya tiene más de 30 años de vivir en EE. UU. indicó que siempre siente mucha alegría de compartir tiempo de calidad con sus hijos.

“Me llevan a comer comida italiana muy sabrosa, es de mi favorita, ese día me llevan porque a mí me encanta cocinar en casa, pero ese día me contemplan llevándome a comer”, destacó.

De la celebración, agregó que resulta distinta a la que se vive en Guatemala, pues en ese país más que regalos, música o baile, las floristerías son las que acaparan la atención de las personas que adquieren arreglos y flores de todo tipo y color para las mamás.

En su caso, afirmó que las flores son su debilidad, pero principalmente las rosas.

En el contexto de la celebración doña Beatriz recordó que la mayor satisfacción que siente en el marco de esta celebración siempre es por el éxito que sus hijos han alcanzado.

“Mis muchachos son unos hombres trabajadores a Dios gracias sin vicios, se han dedicado a trabajar y estudiar, entonces me siento superorgullosa de lo que Dios me dio. El 10 de mayo es especial además porque cumple años mi primer hijo es el regalo más grande y especial que Dios me ha dado”, comentó.

Finalmente, la migrante guatemalteca le envió un mensaje de felicitación a todas las madres guatemaltecas en su día, “quienes tengan a sus mamás aprovechen a apapacharla no solo ese día sino siempre, porque siempre es el Día de la Madre”.

Además, agregó que espera que sus hermanas que aún viven en el país pasen un muy feliz día rodeadas de sus seres queridos.

VIVIAN ZAMORA: SER MADRE ES ENTENDER QUE NUESTROS SUEÑOS NO TIENEN FRONTERAS

Mientras que, para Vivian Zamora, una guatemalteca que vive junto a sus hijos en Kentucky destacó la importancia del papel de la madre en la sociedad sin importar el lugar donde se encuentren. “Como madre y cómo migrante, es ser ejemplo para mis hijos y otras mujeres que no importa en el lugar que nos encontremos, lo único que no tendrá fronteras serán nuestros sueños”, apuntó.

A la vez, recordó que para ella como mujer y madre su interés ha sido buscar nuevas oportunidades, lo que considera “una de las mejores maneras de abrirse un espacio y aprender, conocer algunos campos comerciales y laborales”.

Vivian se describe así misma como: Soy Vivian Zamora, guatemalteca, tengo un trabajo de medio tiempo y otro por semana. Estudio en las mañanas y en las tardes entreno Karate. Soy mamá de dos hijos y estoy en espacios políticos y en espera de una situación migratoria”.

En ese sentido, instó a otras madres a alcanzar sus sueños y reiteró que mediante su dedicación y trabajo puede influir colectivamente en otros asuntos que afectan a la comunidad

“Les aporto a muchas mujeres que luchen incansablemente por sus sueños, no es una tarea fácil pero tampoco imposible, querer es poder y no existen fronteras para nuestros sueños. El cambio de una mejor Guatemala está en cada una de nosotras, somos una pequeña porción de ejemplo y aporte para nuestras familias y nuestro país. Todo es posible si existe la voluntad de hacer las cosas bien donde se tiene que hacer”, añadió.

En cuanto a la celebración, Zamora recordó que durante los dos años que ha estado en ese país, las flores han sido un detalle importante para la celebración de la madre en su día, “Bueno el primer año me regalaron flores, mi hijo y el segundo año me sorprendieron mi hijo y una mi hija americana que me quiere como su madre regalándome unas flores y tarjetas”, comentó.

El Día de las Madres es un espacio para compartir, honrar, celebrar y reconocer el esfuerzo y cariño de nuestras mamás ¿Y cómo celebrará este Día de las Madres?