De nuevo gracias, gracias, gracias y mil gracias CICIG 

Rodulfo Santizo

[email protected]

Guatemalteco, migrante, facilitador de procesos para fortalecer el tejido social, visor y monitor del bienestar social, multifacético, persistente, soñador por una Guatemala diferente, gestor en desarrollo.

post author

Por Rodulfo Santizo
[email protected]

A ese sector que según las encuestas es del 72% de la población guatemalteca que está a favor de que la CICIG continúe en Guatemala, les quiero decir que ese porcentaje en la realidad es mucho más alto, pero dejémoslo allí, lo importante es que por fin apareció una instancia que vino a escarbar toda la podredumbre y la caca en la que por años la inmensa mayoría de guatemaltecos hemos estado oprimidos por esas élites de poder que por generaciones han estado haciendo uso de la corrupción e impunidad para robarse los impuestos que los buenos guatemaltecos tributan.

Y es que es para ponerse como la gran puta con todo lo que pasa con muchos funcionarios que en su calidad de mercenarios y sin tener conocimiento de la verdadera función pública, llegan a estos cargos a satisfacer intereses de los grupos de siempre y también aprovechan para hacerse millonarios en tan poco tiempo, haciendo uso de su poder e influencias dentro de los contactos y conectes que les da la función dentro del Estado.

Estos 12 años CICIG dejó mucha enseñanza, porque ahora tenemos una sociedad más informada  y comprometida para hacer presión en todo sentido a los nuevos gobiernos para poder hacer los cambios estructurales y reformas urgentes que el país necesita, porque estamos más que seguros que tenemos esa obligación todas y todos los guatemaltecos de buscar ese ansiado Estado de Derecho y la democracia verdadera que necesita este país cooptado por las mafias, élites y crimen organizado.

Que todo lo pasado sirva para estar vigilantes y con deseos de accionar con la presión de la sociedad civil, el valor e hidalguía que caracteriza a los guatemaltecos honestos y  honrados, que para información de toda esa partida de corruptos somos más y por eso vamos a empoderarnos  de ese esfuerzo y sacrificio de muchos países amigos que quieren ver una Guatemala libre de impunidad y corrupción para que haya desarrollo humano, con un desarrollo socioeconómico en el que las oportunidades sean para todos los guatemaltecos sin distinción, raza, religión, idioma, lugar de residencia, etc.

Es tiempo de que la población participe más en el  quehacer comunitario y no ser individualista, procuremos por heredar a nuestros descendientes un país lleno de muchas ventanas y ventajas para que no haya más pobreza, analfabetismo, desnutrición, insalubridad, migración y otros flagelos que nos han tenido como un país sumido en el fango, donde unos cuantos desgraciados aprovechados viven bien y la gran mayoría están estirando y rascando para sobrevivir y otros que están al borde de la desesperación porque apenas si tienen para comer, no tienen vivienda, no leen, no escriben y lo peor que son el caldo de cultivo para que la delincuencia los pueda aprovechar para sus fines y objetivos.

A la CICIG, empleados nacionales e internacionales, países amigos, organizaciones de apoyo, jueces, entre otros, queremos agradecerles ese tiempo que dedicaron para enderezar los destinos de esta Eterna Primavera, les decimos que no fue tiempo perdido, dejaron en la mente y conciencia de muchos guatemaltecos un mensaje de que todo es posible cuando hay ciudadanía, hoy aunque haya silencio hay una sociedad que estará evaluando, monitoreando y fiscalizando el quehacer de los funcionarios en todos los rincones de Guatemala.

La sociedad tiene el derecho y los funcionarios están obligados a rendir cuentas a quien les pida información y es más creo también hoy tendremos guatemaltecos conscientes de que se debe participar en los  espacios donde se toman las decisiones para que otros no decidan por nosotros.

Gracias, gracias, gracias y mil gracias CICIG, tu esfuerzo no fue tirado a la basura, hoy estamos más conscientes que antes. ¡Sigamos ADELANTE!