Cuenca Mirador permitirá conocer riquezas de estructuras Mayas

0

Los resultados de un nuevo estudio revelan la complejidad de los Mayas Preclásicos, una cultura llena de riquezas y majestuosas esculturas arqueológicas que podrán ser apreciadas a nivel mundial a partir de este lunes 16 de enero, con el estreno de los hallazgos en la Cuenca Mirador en Guatemala.

Por medio del estudio LiDar (acrónimo en inglés, Light Detection and Ranging) se realizó un análisis a gran escala, sobre un área contigua al centro y al sur de las Tierras Bajas Mayas, el cual reveló un número asombroso de grandes y antiguas ciudad mayas en el área conocida como la Cuenca Kárstica Mirador-Calakmul del norte de Guatemala y sur de Campeche, México.

Así mismo, se identificaron 189 sitios adicionales de la cima de las colinas kársticas que rodean la cuenca, siendo en total 964 antiguos asentamientos mayas en el área del último bosque tropical prístino que queda en Guatemala. Se determinó que la mayoría de los sitios datan de los períodos Preclásico Medio y Tardío desde alrededor del año 1000 a.C. hasta poco después de la época de Cristo.

Los socios afiliados al proyecto aumentarán los esfuerzos para incluir las comunidades locales e indígenas de Guatemala. Foto: La Hora / José Orozco

Este fue un intento de determinar la distribución de los asentamientos y la complejidad de las primeras ciudades que se sabía que existieron en el área.

“Esto cambia las reglas del juego” dijo el director del proyecto y autor principal, doctor Richard Hansen de la Universidad Estatal de Idaho y Presidente de la Fundación FARES, “porque demuestra la complejidad económica, política y social que estaba ocurriendo simultáneamente en toda el área de la Cuenca Mirador, en un periodo de tiempo muy temprano, siglos antes de la época de Cristo”, puntualizó.

El estudio, es apoyado por National Geographic Society en conjunto con la Fundación para la Investigación Antropológica (FARES), FARES– Guatemala, Pettit Foundation, Global Conservation, Wolf Creek Charitable Foundation, Mammel Foundation, Proyecto Cuenca Mirador y numerosos donantes privados.

 

Hansen y su gran equipo de académicos guatemaltecos han estado trabajando en el área de la Cuenca Mirador durante más de 40 años, realizando excavaciones, mapas y proyectos de exploración en 56 ciudades antiguas en toda la zona.

Por su parte, el doctor Carlos Morales investigador de la Universidad de Texas en Austin y uno de los expertos LiDar del equipo destacó, que decidieron invertir en la costosa tecnología LiDar de alta resolución con un sofisticado sistema láser, que les permitió avistar detalles extraordinarios del área remota.

“Fue accesible mediante una caminata de 2 a 3 días desde la carretera más cercana. La tecnología LiDar tiene un verdadero impacto al proveer un mapa detallado y preciso del suelo que revela aspectos que no serían visibles debido a la cobertura del bosque o restos arqueológicos”, indicó.

¿CÓMO FUNCIONA LA TECNOLOGÍA LiDar?

Por medio de un reconocimiento aéreo, se utilizó un láser que fue orientado al suelo y la luz reflejada fue utilizada para crear modelos diferentes del terreno.

Con ayuda de un avión, se montó esta tecnología y los expertos fueron capaces de generar diferentes modelos revelando que los Mayas Preclásicos, no sólo transformaron el terreno, sino también tuvieron la capacidad de construir complejos ceremoniales masivos con infraestructura sofisticada hidráulica y agrícola.

Millones de pulsos de láser infrarrojo fueron tirados cada segundo hacia el terreno para revelar las ciudades antiguas debajo de la densa vegetación tropical. Los datos revelan en detalle el paisaje, la presencia de arquitectura monumental que proporciona evidencia convincente de las primeras estrategias administrativas.

HALLAZGOS DE UN REINO-ESTADO

El área explorada demuestra la capacidad de los pueblos Mayas, organizados y adaptados para vivir en un ambiente de bosque tropical, indicando un alto nivel de organización y una estructura sofisticada socio-política y económica al crear un reino-estado durante el Preclásico (entre 500- 350 a.C.) y controlado por la enorme ciudad de El Mirador.

El estudio también reveló imágenes detalladas de diques, canales, terrazas, reservatorios, plataformas, canteras, pirámides, canchas de pelota y calzadas que nunca antes han sido identificadas.

 

Finalmente, el estudio provoca la necesidad de considerar la importancia de la conservación y protección del área por causa del patrimonio cultural y único de la región.

Los socios afiliados al proyecto aumentarán los esfuerzos para incluir las comunidades locales e indígenas de Guatemala junto con el gobierno en un plan integrado de conservación, protección y desarrollo económico que pretende fomentar un futuro positivo para el país y las generaciones futuras.