Crisis en EE. UU. Impacta a migrantes y por tanto, piden usar bien las remesas

Personas que van al Departamento del Trabajo son regresados en la puerta por empleados debido al cierre por el coronavirus, el miércoles 18 de marzo de 2020 en Nueva York. (AP Foto/John Minchillo)

Por M. Girón, G. Ortíz y D. Gámez
[email protected]/[email protected]/[email protected]

Las medidas implementadas y las consecuencias por la pandemia del coronavirus COVID-19, principalmente las económicas, también se han hecho sentir para la comunidad migrante guatemalteca en Estados Unidos, algunos temen perder sus empleos y no solo por su situación en ese país, sino porque de ellos dependen sus familias en Guatemala, que ahora más que nunca necesitarán de esos ingresos.

Así que, en ese sentido, connacionales en el extranjero, hacen un llamado a que las familias busquen economizar aún más los recursos que reciben, preparándose para momentos complicados y que recurran al ahorro

En febrero, las remesas habían alcanzado números récord, que superaban lo registrado en 2019, pero ahora con la perspectiva actual, el catedrático de la Escuela de Gobierno, Mario Arturo García, dijo que la situación podría cambiar y que marzo podría mostrar una reducción comparado con lo recibido el año pasado.

Incluso la exfiscal general, Thelma Aldana, quien ahora se encuentra en Estados Unidos con asilo y ha expresado sentirse parte de la comunidad recomendó: “Los migrantes en Estados Unidos necesitan que sus familiares en Guatemala comprendan que ellos no tendrán trabajo por dos o más semanas, les piden privilegiar la compra de alimentos. Hoy los migrantes te necesitan”.

LUI DONIS: HAY QUE PRIORIZAR

El cantautor guatemalteco, Lui Donis, quien vive actualmente en Los Ángeles California, indicó que son momentos para aprovecharlos y mantener la unidad familiar, así como cuidar de su entorno, destacando que la crisis sanitaria mundial tiene muchas aristas, una de ellas la económica.

En ese sentido, mencionó que tanto las personas que permanecen en Guatemala como los migrantes deben colaborar con las medidas de las autoridades de aislamiento social e higiene, esto para evitar más contagios y a la vez prevenir un colapso de los sistemas de salud.

“La gente ya piensa que va a tener menos remesas para mandar, entonces prioricen los gastos verdaderamente importantes como la comida y la vivienda, porque puede ser en un largo tiempo menos remesas de las que se esperaban. Hay que ponerse las pilas”, explicó.

Por último, destacó que la situación en EE. UU., para los migrantes es de incertidumbre porque no se sabe si las empresas continuarán contratando personal y si será suficiente el dinero que proporcionará el Gobierno para que el flujo de trabajos y dinero continúe con normalidad.

Fotografía del martes 17 de marzo de 2020 de un carrito de supermercado en un estacionamiento vacío junto a un centro comercial cerrado por coronavirus en Pottsville, Pensilvania. (Jacqueline Dormer/Republican-Herald vía AP)

NISSI LÓPEZ: GUARDEN UN POCO DE LAS REMESAS

Nissi López, desde Brooklyn, Nueva York, una de las ciudades más afectadas por la expansión del COVID-19, en EE. UU. relató que la situación que se vive en esa área es “abrumadora” y que es difícil el reto que están enfrentando.

“Sí quiero hacer conciencia, yo sé que el virus se está expandiendo por todos lados, pero una de las cosas más importantes es la prevención”, manifestó.

En ese sentido, añadió que los guatemaltecos deben ser cuidadosos y escuchar consejos, “necesitamos poner atención…en Guatemala no tenemos recursos muy altos, debemos prevenir, cuidar lo que tenemos, priorizar comida y seguir las indicaciones del Gobierno, sé qué es difícil”, añadió.

“Guarden por favor un poco de las remesas, va a impactar en la economía lo que está pasando aquí, hagan un su guardadito, economicen”, fue el consejo que dio a los guatemaltecos, tomando en cuenta que desconoce cuál será el efecto de la pandemia en la economía e incluso destacó que en Nueva York no todas las oficinas para envío de remesas están funcionando o atienden pocas horas.

Por último, enfatizo en seguir las recomendaciones gubernamentales de permanecer en casa y comprar únicamente lo prioritario.

La connacional compartió fotografías de negocios que han cerrado para cumplir con las restricciones implementadas en Nueva York. Foto La Hora/Nissi López

NUEVA JERSEY: NO PODEMOS GENERAR INGRESOS SI NO ESTAMOS PRESENTES EN EL TRABAJO

Mientras las calles de Ciudades como Boston, Nueva York y Connecticut lucen vacías y varios comercios han cerrado sus puertas ante la emergencia, Joel Calán, un guatemalteco residente en North Bergen, Nueva Jersey, comentó que desde hace unos días, permanecen cerrados todos los servicios públicos y privados, actividades donde haya más de 50 personas, como iglesias, escuelas centros comerciales, restaurantes y bares en donde según comentó, permanecen abiertos solo los comercios de comida con servicio para llevar y entrega a domicilio.

“Muchas compañías de construcción han cerrado. Tengo amigos con quienes compartimos apartamento y no fueron a trabajar desde ayer”.

Joel Calán, MIGRANTE

En el caso de Joel, la economía también se verá afectada, pues ante el cierre de las empresas constructoras, las horas de trabajo a las que están acostumbrados sufrirán una merma durante los días que permanezca activa la alerta y como consecuencia, lo poco que logre ganar, no será destinado para el envío de remesas.

“Nosotros, que nuestro trabajo es presencial no podemos generar ingreso si no estamos presentes y eso implica tener que usar nuestros ahorros para cubrir las necesidades dentro de la casa”, comentó Calán.

DEBEN SOLIDARIZARSE PORQUE MUCHOS ESTARÁN SIN TRABAJAR

Desde Arizona, Osvaldo Barrera, dijo que siempre es necesario que las personas hagan conciencia en que, a EE.UU., no se llega a “pepenar” el dinero.

“No es tan fácil ganárselo y apartar para mandarle a la familia. Mientras menos gana un migrante, mucho más difícil poder administrarse para mandarle a sus seres queridos”, aseguró.

En el contexto actual afirmó que se tendrían que solidarizar con los migrantes porque muchos estarán sin trabajar y sin ganar por las cuarentenas de distintos niveles alrededor del país.

LEA: Migrantes enfrentan dos temores: COVID-19 y ICE

 

SIN TRABAJO NO PODRÁN ENVIAR DINERO A SUS FAMILIAS

Mientras que el migrante Ben Monterroso, quien es reconocido como activista, explicó que el brote no solo está afectando a un lugar en EE. UU., sino a varios estados.

“Hay un gran problema porque hay un buen número de gente que están siendo ignorados y estamos trabajando en ese aspecto en tres temas, uno es el de la salud, además del tema económico porque en sus trabajos pueden ser considerados no esenciales”, dijo.

Las consecuencias no solo serán para Guatemala a decir del entrevistado, sino también en Estados Unidos.

“También va a tener un impacto tremendo en las remesas, porque si no tienen trabajo, no tienes dinero y entonces no se puede enviar a sus familias. Ahora la gente si se va a dar cuenta que las remesas tienen consecuencias humanas, no solamente dólares. Siempre he sostenido que las remesas son un programa del pobre ayudando al pobre y el Gobierno viendo como beneficiarse”, puntualizó.

Un cliente sale de una pizzería en el barrio de North End, en Boston, el lunes 16 de marzo de 2020. Se prevé que la pandemia afecte el comercio en EE. UU. Foto La Hora/Steven Senne/AP

REMESAS SIRVEN PARA CRÉDITOS, MEDICINAS Y CONSUMO DE FAMILIAS

El catedrático de la Escuela de Gobierno, Mario Arturo García y también Gerente de Guatemaltecos en el exterior del Banco Agromercantil, expresó que los estados más afectados en EE. UU., son también de los que más envían remesas a Guatemala, es decir Nueva York, New Jersey, Maryland, California y Florida.

“Los días que dure cerrado esos estados se pueden perder alrededor de Q75 millones por día en remesas, eso que pudiera significar de primas a primeras, que marzo va ser el primer mes que va a la baja y no va tener crecimiento, particularmente yo pronostico que va ser una merma de cinco o diez por ciento respecto a lo que ingreso el año pasado”, afirmó.

Así que en ese orden, añadió que viendo cómo cayó la bolsa de valores en los últimos días y comparado con 2009, que no crecieron las remesas, su perspectiva es que año las remesas no crezcan.

“Los escenarios más duros yo me iría porque perderíamos Q10 o Q15 mil millones de quetzales anuales de ingreso de remesas, eso significaría que fácil 70 mil familias tuvieran una merma… hay muchos de flujos de remesas que apalancan créditos, pagos de tarjeta de crédito y que apalancan pago de medicinas, creo que, si tuviéramos una baja en el consumo y fácil caería mucha gente en una situación de riesgo económico”, afirmó.

Nissi López pidió a los guatemaltecos seguir los consejos de las autoridades y a sus familias el uso adecuado de las remesas. Foto La Hora/Nissi López