Corte Suprema de EE. UU. avala reglas que complican a solicitantes de asilo

Foto La Hora AP Vista panorámica de la Corte Suprema de Estados Unidos en Washington, D.C.

Por Grecia Ortíz
[email protected]

La Suprema Corte de Estados Unidos voto hoy 5 a 4, avalando que la administración del presidente Donald Trump puede comenzar a aplicar nuevas reglas de “carga pública”, una medida que complicará la situación a migrantes que requieran de beneficios públicos y que intenten obtener una tarjeta de residencia.

Según explicaron varios medios estadounidenses, el fallo de la corte le permitirá a la administración implementar sus reglas para migrantes que utilicen cupones de alimentos, ayudas de asistencia, Medicaid y otros.

Con la acción de este día, la Suprema Corte levantó una orden judicial que había sido determinada por un juez en Nueva York contra la medida, es decir, que ahora se empezará a aplicar la carga pública.

¿PERO CÓMO FUNCIONA?

Esta regla, lo que hace es establecer nuevos criterios que determinar quienes pueden ser considerados como personas independientes al gobierno de EE. UU., y por lo tanto aquellos que no lo sean no podrían obtener una Residencia Permanente o acceder a otro tipo de documentación.

Así que ahora, será el Departamento de DHS y USCIS, quienes evaluarán a migrantes que sí han utilizado algún apoyo durante doce meses en un período de tres años, y eso puede implicar que reciban una evaluación negativa a su petición de residencia.

El Diario NY, también cita que otro de los factores negativos es si una persona está desempleada, dejó la escuela secundaria o no habla inglés con fluidez. Así que bajo esa perspectiva se estima que serán 380 mil migrantes lo que serán evaluados bajo la regla de carga pública, según ese medio.

FISCAL: REGLA DAÑA COMUNIDADES

Al respecto de la decisión de la Suprema Corte, el fiscal general de California, Xavier Becerra, expresó que la regla de carga pública perjudica a los niños, a la vez que daña familias y a sus comunidades.

“Siempre seremos una nación de inmigrantes y continuaremos inclinándonos hacia delante de los ataques despiadados de Donald Trump a las familias trabajadoras”, dijo el fiscal.

A la vez, activistas también han explicado su preocupación en redes sociales sobre la regla que afectaría a miles de migrantes en EE.UU. Esta sería una nueva victoria para la administración Trump, que desde hace meses continúa atacando al sistema de asilos y a la comunidad migrante.