MIGRANTES SUFREN EN HACINAMIENTO

Congresistas demócratas retratan condiciones “horribles” en centros de detención

Por Margarita Girón
[email protected]

El 1 de julio, congresistas demócratas miembros del Hispanic Caucus, realizaron una visita a 3 centros de detención para migrantes en Texas, en donde los funcionarios pudieron constatar las condiciones en las que los migrantes se encuentran.

Durante su estancia en los centros, la Oficina de Aduanas y Seguridad Fronteriza (CBP), no permitió el uso de celulares a los congresistas, pero esto no fue obstáculo para que pudiesen evidenciar lo que observaron.

Como crueles, inhumanas, desgarradoras, indignantes y otros calificativos describieron los funcionarios estadounidenses las escenas que presenciaron durante la visita a un centro de detención ubicado en Clint, Texas, en donde según datos de la Cancillería se encuentran 54 niños guatemaltecos.

Durante la semana, las publicaciones en redes sociales, entrevistas a cadenas internacionales de noticias y pronunciamientos en torno a la visita no han cesado. La indignación por las condiciones en las que se encuentran los migrantes ha generado molestia tanto en Estados Unidos como a nivel internacional.

CAMPOS DE CONCENTRACIÓN

Alexandria Ocasio-Cortez, congresista de origen latino, publicó varios mensajes en redes sociales en donde señala que la crueldad con la que son tratados los migrantes es una forma de disuadir la intención de los ciudadanos de distintos países de migrar hacia el país norteamericano.

“Disuasión, una postura política de que si nuestro país ocasiona suficiente dolor a los refugiados, lo pensarán dos veces antes de creer que Estados Unidos vale sus sueños y aspiraciones. Solo el cambio de política puede poner fin a la crueldad”, expresó Ocasio Cortez.

Durante su vista a los centros de detención, la congresista comparó las instalaciones de la CBP con campos de concentración. “Según los expertos de los campos de concentración, las personas comienzan a morir debido al hacinamiento, la negligencia y la escasez de recursos”, señaló la funcionaria.

Ocasio también destacó que muchos de los niños detenidos hablan lenguas indígenas. “Algunos que conocí hablan Kiché, español y aprenden inglés”, dijo.

“Estoy acostumbrada al comportamiento de la Derecha hacia mí, pero nunca me acostumbraré a su crueldad sin corazón hacia otros seres humanos que escapan de la violencia y la desesperación”, expresó Ocasio en otra sus publicaciones.

TORRES DESCRIBE A DETALLE LA SITUACIÓN

Por su parte, la congresista de origen guatemalteco, Norma Torres describió con detalle lo que observó durante su visita a los centros de detención junto a otros funcionarios. Torres expresó que le resulta desgarrador que la nación más grande del mundo siga tolerando a la CBP la violación de los derechos humanos más básicos de los migrantes solicitantes de asilo.

Torres también dijo a los medios internacionales que lo que pudo observar son condiciones similares a las vistas hace 8 meses cuando visitó los centros de detención. “Las condiciones no se han mejorado para los niños, ellos siguen sufriendo y durmiendo en el suelo con nada más que una cobija de aluminio para abrigarse”, señaló la congresista.

De acuerdo con Torres, uno de los objetivos de la visita de los congresistas a los centros de detención es investigar cómo se está gastando el dinero de los impuestos.

“Que ellos nos impidan entrar a estos lugares y hablar con las familias y específicamente con los niños es una vergüenza para ese Departamento”, puntualizó la congresista.

PIDEN RESPONSABILIZAR A FUNCIONARIOS

Mark Veasey, otro de los funcionarios estadounidenses que participó en la visita a los centros de detención, a través de sus redes sociales resaltó que el Congreso debe seguir ejerciendo la supervisión sobre la Patrulla Fronteriza y responsabilizar a los funcionarios de estas condiciones inaceptables.

Veasey también se refirió a los mensajes que miembros de la Patrulla Fronteriza emitieron en contra de las congresistas de origen latino que visitaron los centros de detención y señaló que si así tratan a los miembros del Congreso, cómo están tratando a los migrantes vulnerables cuando el país no está mirando.

La congresista Lori Traham expresó que viajó a Texas junto a los funcionarios para ver las condiciones en los centros de detención de migrantes. “Me horrorizó lo que vi en El Paso y en Clint y las nuevas imágenes publicadas por el DHS desde otros centros al otro lado de la frontera. ‘El Congreso debe actuar ahora’”, dijo Traham.

Nanette E. Barragán, funcionaria estadounidense expresó que todo el mundo debería estar indignado por los abusos contra los derechos humanos que ocurren la nuestra frontera sur de Estados Unidos.

Por su parte, Pete Aguilar, otro de los congresistas que visitaron los centros de detención, destacó en redes sociales que las condiciones que observaron en las instalaciones de CBP en Texas fueron desgarradoras y aborrecibles.

“Desde las celdas que están demasiado abarrotadas para acostarse, hasta las mujeres a quienes los agentes de la Patrulla Fronteriza les dicen que beban agua del inodoro, la situación en la frontera es inaceptable”, se lee en uno de los tuits de Aguilar.
El representante Gil Cisneros, también se sumó a las publicaciones de rechazo pues destacó que las condiciones en estos centros de detención son horribles y son nada menos que una crisis humanitaria. “Negar duchas, medicinas y agua potable a los migrantes en estas instalaciones es inaceptable. Debemos actuar ahora, hay miles de vidas en juego”, señaló Cisneros.

Joaquín Castro, uno de los 14 funcionarios que viajó a la frontera sur destacó que hay mujeres bajo custodia de la CBP que comparten celdas estrechas, “algunas retenidas durante 50 días, para que se les nieguen las duchas hasta por 2 semanas y medicamentos”, puntualizó.

El funcionario también indicó que para algunos migrantes, estar detenidos también significa estar separados de sus hijos.

GUATEMALA SIN PRONUNCIARSE OFICIALMENTE

En la cuenta oficial del Consulado en Del Río, se publicó que tras una visita a dicho centro el 24 de junio verificaron el estado emocional, de salud y condiciones en las que se encontraban los niños y niñas no acompañados (NNA) migrantes en la Estación de Patrulla Fronteriza de Clint, sin más observaciones.

La Hora Voz del Migrante consultó vía WhatsApp al cónsul en Del Río Texas, Tekandi Paniagua si durante la visita última visita al centro de detención para migrantes en Clint, las autoridades consulares observaron alguna de las condiciones señaladas por los funcionarios estadounidenses que visitaron el lunes las instalaciones del referido centro a lo que Paniagua respondió que durante su última visita se observó que en dicho centro permanecen 125 niños de los cuales 54 menores son guatemaltecos y van desde los 10 meses hasta los 17 años de edad.

Paniagua explicó que durante las entrevistas se registraron quejas por la comida, frecuencia para usar el baño y permanencia. “Pudimos hablar con ellos en privado, para poder establecer su estado de ánimo, su estado emocional, su salud y afortunadamente no tienen quebrantos de salud complicados”, dijo el Cónsul.

Además, añadió que un factor transversal que tiene que ver con la situación de los migrantes en la frontera es la capacidad, pues los números se han multiplicado y eso causa un reto logístico para las agencias y un reto sanitario y de salud y eso es lo que ha marcado el ritmo del tema migratorio actualmente.

“Nosotros hemos detectado en esta visita que ha habido varios traslados de niños a otros centros y anexos a los que no hemos podido acceder y haremos las consultas sobre los criterios que utilizan las autoridades para realizar estos traslados”, dijo Paniagua.

Paniagua añadió que durante la última visita también observaron que muchos de los niños detenidos aún no se habían comunicado con sus familias y pidieron dar prioridad al tema para poder contactar a los familiares.

Sobre las declaraciones de la Canciller Sandra Jovel en donde observó que los migrantes recibían un buen trato, el cónsul aclaró que la ministra habló sobre su visita a un albergue de Caridades Católicas en McAllen y no sobre los centros de detención, “los albergues y las estaciones de Patrulla Fronteriza son dos cosas distintas”, destacó Paniagua.

PDH PIDIÓ A MORALES ACTUAR

En una carta dirigida al mandatario Jimmy Morales, el procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, pidió a Morales tomar acciones ante la crisis humanitaria que viven los migrantes detenidos en Estados Unidos. Rodas señala que el Presidente está en la obligación de enviar mensajes directos de rechazo a la criminalización de migrantes así como instruir a funcionarios para proteger y defender los derechos de los connacionales que han migrado.

EN CIFRAS

En 8 meses Guatemala ha superado las cifras de detenciones en frontera reportadas por la CBP, en el caso de las unidades familiares los números casi se han triplicado, pues de acuerdo con los registros del año fiscal 2018, 50 mil 401 unidades familiares fueron detenidas por las autoridades fronterizas, mientras que en lo que va del año fiscal 2019, ya se reportan 149 mil 81 detenciones.

En el caso de los menores de edad no acompañados, de octubre a mayo se detuvo a 24 mil 638 menores, mientras que en los 12 meses anteriores se reportaron 22 mil 327.

TRUMP NO SE INMUTA ANTE CONDICIÓN DE MIGRANTES

El presidente Donald Trump publicó un mensaje en su cuenta en Twitter en el que señala que si los migrantes irregulares no están satisfechos con las condiciones en los centros de detención, solo es necesario decirles que no migren y “todos los problemas resueltos”, destacó.