Comunidades Espejo en CODESARROLLO

Rodulfo Santizo

[email protected]

Guatemalteco, migrante, facilitador de procesos para fortalecer el tejido social, visor y monitor del bienestar social, multifacético, persistente, soñador por una Guatemala diferente, gestor en desarrollo.

post author

Los migrantes estamos en capacidad de buscar nuestras formas para desarrollar a nuestros municipios de origen en Guatemala, validando un modelo de progreso que pueda replicarse en el resto de municipios con la participación organizada de la diáspora en el extranjero, aprovechando ese potencial que se tiene en las remesas y la disposición de sus familiares en cada municipio; es tiempo ya de que los guatemaltecos en el extranjero empiecen a buscar voluntades y disposición en los diferentes sectores, incluyendo al gobierno para plantearles el plan piloto para hacer realidad los sueños de ver una Guatemala diferente a la dejaron.

Las remesas han tenido un crecimiento exponencial todos los años y creo sin duda que en los últimos diez años se han inyectado a Guatemala cerca de CIEN MIL MILLONES DE DÓLARES, mismos que no se han sabido aprovechar y valorar para el desarrollo socio económico productivo, porque no hay políticas públicas que estimulen y orienten la inversión de los migrantes y sus familiares en Guatemala. No podemos seguir perdiendo el tiempo en diálogos, estudios, reuniones, acuerdos, llamaditas, entre otras tantas cosas, es tiempo de que nosotros los migrantes tomemos la iniciativa y estemos en la vanguardia para empezar con proyectos verdaderos que cambien la situación de esa Guatemala profunda que dará oportunidades en empleos para generar mejor educación, salud, alimentación, vivienda, seguridad social, confianza para ir eliminando los flagelos eternos que nos tienen en la incertidumbre.

En la lejanía leemos, oímos y vemos la dura situación de Guatemala, nos da rabia, tristeza y dolor por esos grandes escándalos de corrupción e impunidad que no quieren ceder ante el clamor de tanta gente que piden a gritos mejores funcionarios públicos para manejar las arcas nacionales, privilegiando empelados con un valor público de alta calidad y con deseos de una mejora continua para buscar la entera satisfacción de sus ciudadanos, siempre a través de políticas de buen gobierno con transparencia, ejercicios de rendición de cuentas, oportuno y eficiente servicio al ciudadano, porque es bien sabido que el servidor público se convierte en un facilitador de procesos y ente de cambio en el espacio y tiempo en su relación con la ciudadanía, teniendo presente los valores, códigos de ética y moral en un compromiso verdadero a la sociedad de donde él proviene.

El conocimiento y sufrimiento de nuestra verdadera realidad debe ser el estímulo para marcar la diferencia y que cada migrante en su espacio procure incidir para iniciar esa propuesta que ayude a sus municipios a buscar un modelo de desarrollo, aprovechando el poder adquisitivo al residir principalmente en los Estados Unidos para que de manera organizada se empiecen a dar los primeros pasos y demostrarnos a nosotros mismos que somos capaces de hacer grandes proyectos.

El peso específico que tienen los cerca cuatro millones trecientos mil guatemaltecos que viven en los Estados Unidos al estrechar esfuerzos de manera organizada con estructuras sociales formales de apoyo al desarrollo socio económico es una verdadera mina de oro que no se han valorado en su justa dimensión todos los gobiernos hasta la fecha, algunos sectores y mucho menos nosotros como diáspora; verdaderamente hemos perdido tiempo porque a estas alturas los migrantes tuviéramos a Guatemala en una posición de privilegio, generando oportunidades para toda la población.

De manera especial invito a todos los migrantes que tengan interés en desarrollar sus municipios de origen a que nos unamos, pidamos el apoyo y voluntad del gobierno de Guatemala y aquellos sectores que tengan intensiones de ser parte de estos esfuerzos, invitémoslos a que se suban a nuestro tren de desarrollo, con nuestro enfoque de COMUNIDADES ESPEJO en el contexto de CODESARROLLO, utilizando todos los conceptos del desarrollo territorial, dentro de un verdadero Desarrollo Regional, participando todos los sectores que ínter actúan en el municipio, haciendo alianzas estratégicas con todos los interesados.

Hagamos una vez más nuestro esfuerzo y sepamos vender nuestro modelo de proyecto a las entidades de los diferentes niveles de gobierno y sectores de interés, sí logramos convencerlos, será una victoria para coparticipar en las acciones para el desarrollo integral de Guatemala, caso contrario, los migrantes podemos hacerlo solos, ¡porque tenemos un enorme potencial, el cual no hemos sabido valorar y darle su justa dimensión!

¡ Repito es tiempo de actuar !, no le demos más larga al asunto, dejemos que todo aquel que quiera seguir masticando y rumiando el tema migrante, que lo siga haciendo, al final de cuentas eso sólo es una retórica sin mayor fundamento con intereses muy evidentes y particulares; nosotros somos la verdadera autoridad en este tema y estamos facultados para hablar y proponer nuestras propias formas de cómo queremos desarrollarnos e incidir en el extranjero y Guatemala, porque tenemos muchas fortalezas y oportunidades que debemos potencializar para superas las debilidades y amenazas.

No nos demos el lujo de perder diez años más y que no pase nada, entre los migrantes hay muchas personas con enormes capacidades, habilidades, destrezas, conocimientos y experiencias para iniciar procesos de planificación y definición en programas y proyectos de desarrollo, así como en el ciclo de proyectos y aspectos de enfoque comunitario; recordemos que al migrante no solamente se le deben dar servicios de documentación, el tema migrante es mucho más “AMPLIO” y debemos abordarlo con más seriedad, responsabilidad y conocimiento.