Centro de detención para los corruptos no para niñas ni niños

Por Eduardo Castillo
[email protected]

La siguiente columna pretende poner en la mesa los documentos formales para debates públicos que tratan temas de migración 2014-2018. Para los efectos, se hará referencia al marco jurídico en Estados Unidos, como sigue:

– 18 U.S.C. §§ 1961-1968. Año 1970. Ley de Organizaciones Corruptas e Influenciadas (RICO Act, Racketeer Influenced and Corrupt Organizations Act). Ley promulgada en sección 901 (a) de la Ley de Control del Crimen Organizado.

– H.R. 4405. Año 2012. Ley de Responsabilidad del Estado de Derecho, Sergei Magnitsky. (Magnitsky Act)

– H.R. 1625. Año 2018. La ley que puede ser citada como la “Ley de Apropiaciones Consolidadas, 2018” (Consolidated Appropriations Act, 2018.) Sec. 7045. (a) CENTROAMÉRICA.

– H.R. 5501. Año 2018. Iniciativa de ley que requiere que se reporte sobre corrupción y narcotráfico de Centro América. (End Corruption in the Northern Triangle Act).

Si integramos las tres leyes existentes y la iniciativa de ley H.R. 5501, tenemos el rompecabezas perfecto para combatir la corrupción e impunidad desde espacios de migrantes centroamericanos en los Estados Unidos y ayudar a recuperar el Triángulo Norte (Guatemala, El Salvador, Honduras).

Es indispensable y necesario luchar contra la corrupción, impunidad, como también contra los Cuerpos Ilegales y Aparatos Clandestinos de Seguridad -CIACS y Redes político-económicas ilícitas financian a los partidos políticos.

Estados Unidos ha incrementado la detención interna en un 40% y tiene una política migratoria durísima, sin embargo, la migración de Centroamérica hacia Estados Unidos no se detendrá, y más bien se incrementara el doble porque las condiciones del crimen organizado y corrupción no cambian. No es ningún secreto que los políticos de Centroamérica se burlan en la cara de los políticos norteamericanos al enviarles migrantes de áreas rurales, indígenas, niños y niñas para que Estados Unidos cuide a los habitantes del Triángulo Norte, mientras los corruptos roban descaradamente los recursos del Estado y más bien fomentan la migración como un recurso transable y desechable.

Es prudente que Estados Unidos use las leyes existentes para “extraditar corruptos y narcotraficantes centroamericanos” en forma contundente y llene los centros de detención al ejecutar acciones fuertes de acuerdo a Magnitsky Act y RICO Act. Los corruptos fomentan la migración y afectan la seguridad interna de las naciones. No encerremos niñas y niños, mejor encerremos a los corruptos en los Centros de Detención.

La verdad no es bonita, ni elegante, pero esa es la realidad que debe resolverse.