CBP formaliza plan de atención médica de migrantes detenidos

Miles de personas intentan ingresar a EE. UU. pero son detenidos por la CBP. Foto La Hora/CBP

WASHINGTON/AP

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza formalizó un plan médico creado a raíz de la llegada masiva de familias migrantes a la frontera entre México y Estados Unidos, y tras una serie de decesos de personas que estaban bajo custodia de las autoridades de inmigración.

El objetivo es aumentar la atención médica y la eficiencia. De acuerdo con la directriz, el plan incluye una propuesta sostenible para jerarquizar emergencias, hacer más exámenes del sistema respiratorio, instrucciones para aislar a los migrantes enfermos para prevenir la propagación de enfermedades, vacunas para el personal y un suministro de mascarillas y desinfectante para manos. Más de 500 profesionales médicos tienen contrato para ayudar a administrar la atención.

La indignación entre la opinión pública por la atención médica comenzó cuando dos niños murieron bajo la custodia de la Patrulla Fronteriza en diciembre de 2018, seguidos de la muerte de otros este año. Un año después, el órgano de control interno del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) no encontró que se cometiera falta alguna en la muerte de los dos menores guatemaltecos: una niña de 7 años y un niño de 8.

En el punto álgido de la crisis, decenas de miles de familias migrantes entraron en Estados Unidos y fueron retenidas en condiciones de hacinamiento. Un brote de influenza en mayo enfermó a más de 30 migrantes. Un joven de 16 años, originario de Guatemala y conocido como “Goyito” murió a causa de la enfermedad, y un video que obtuvo ProPublica mostró que el adolescente estuvo tirado en el piso durante horas, sin atención, antes de morir. El video puso en duda la versión de la Patrulla Fronteriza sobre la muerte del adolescente. Una investigación está en curso.

Durante el año fiscal que terminó el 30 de septiembre, hubo 859 mil 510 detenciones por parte de la Patrulla Fronteriza, más 110 mil encuentros adicionales de personas que intentaron ingresar legalmente, pero fueron consideradas inadmisibles.

Los funcionarios de inmigración participaron en más de 20 mil visitas al hospital este año.

El DHS trabajó con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en la creación e implementación de recomendaciones. El departamento estableció la meta de formalizar las políticas para fin de año.

“Continuamos buscando nuevas formas de mejorar la atención para aquellos bajo nuestra custodia temporal”, dijo un portavoz de la CBP.

La llegada de familias migrantes ha disminuido abruptamente desde que alcanzó un pico en mayo, debido en parte a una política que ha obligado a más de 50 mil solicitantes de asilo a esperar sus procesos en México, donde docenas han enfermado y han sido víctimas de violencia en algunas partes. Y los acuerdos con las naciones centroamericanas están llevando a que los migrantes sean enviados de regreso a Guatemala y eventualmente a Honduras y El Salvador.