EN FORO SOBRE MIGRACIÓN

Banguat analiza escenarios por posibles impuestos a las remesas

Sergio Recinos, presidente del Banguat, refirió que de concretarse la posibilidad de poner impuestos a las remesas familiares habría una disminución de la confianza en agentes económicos y contención temporal del envío de remesas. FOTO LA HORA/MARGARITA GIRÓN

Por Margarita Girón
[email protected]

Durante el Panel Foro de análisis prospectivo: La situación migratoria para el período 2020-2024, organizado por la Asociación de Estudios Sociales (Asies), Sergio Recinos, presidente del Banco de Guatemala (Banguat), presentó un análisis prospectivo sobre el comportamiento de las remesas para los próximos cuatro años y refirió tres posibles escenarios ante la posibilidad de un cambio en los aranceles a las remesas familiares por parte del Gobierno de Estados Unidos.

Según el Presidente del Banguat, si se materializa la amenaza del presidente Trump de imponer aranceles a las remesas que envían miles de guatemaltecos desde EE. UU., que actualmente equivalen al 12 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), podrían presentarse tres escenarios para el país.

“Trajimos este esquema cualitativo hablando prospectivamente luego que se ha anunciado la posibilidad de imponer un impuesto a las remesas derivado de los temas en el tema migratorio y es algo que nos pidió la Junta Monetaria para tener una visión sobre lo que podría pasar”, manifestó Recinos.

En el primer escenario, Recinos refiere que podría darse un aumento en las remesas por motivos precautorios, junto a un incremento en las importaciones, aumento en el ingreso disponible, pero una disminución en las exportaciones, acompañado de un efecto ambiguo en el PIB.

De acuerdo con Recinos, en el segundo escenario podría ocurrir que los migrantes compensen los costos arancelarios con más remesas, lo que daría como resultado un efecto neutral.

Recinos agregó que el tercer escenario es una disminución de las remesas ante el costo del envío teniendo como efecto una depreciación del tipo de cambio, disminución en las importaciones, disminución en el ingreso de disponible aunque un incremento en las exportaciones.

También señaló que habría una disminución de la confianza en agentes económicos, percepción de riesgo sobre la economía y contención temporal del envío de remesas.

PROYECTAN DESACELERACIÓN

Sobre la proyección en el comportamiento de las remesas, Recinos dijo que para el 2024 podrían estar ingresando al país casi 15 mil millones de dólares producto de las mismas.

“Las remesas estarían creciendo dinámicamente pero a tasas menores en un 8.1 para 2021, 8.5 para 2022. En el caso de 2023 y 2014 somos muy conservadores en la estimación, pero para 2024 las remesas familiares podrían estar alcanzando los US$15 mil millones de dólares. No vemos nosotros una parada brusca de las remesas, aunque si un escenario de desaceleración”, dijo Recinos.

De acuerdo con el Presidente del Banguat, se estima que durante el 2019, el total de ingresos al país en concepto de divisas por remesas familiares se sitúe en US$10 mil 309 millones de dólares, superando los US$9 mil 287 millones de dólares percibidos por ese concepto durante el 2018.