Baja en remesas causará daño a las comunidades

Por Grecia Ortíz
[email protected]

La semana pasada, el Banco de Guatemala (Banguat) publicó el dato del ingreso de remesas correspondiente a abril, que fue menor a lo recibido en los meses anteriores, aunque la suma de este año aún es superior a los cuatro meses de 2019, esta disminución a decir del economista y migrante Marvin Otzoy, será más percibida por las comunidades que dependen del envío que realizan familiares desde Estados Unidos, quienes también se han visto afectados por la pandemia del coronavirus COVID-19.

De acuerdo con los datos de remesas familiares recibidas en el mes de abril, publicados por el Banguat estas sumaron US$690 millones 769 mil 100, una cifra que es inferior a la recibida en meses anteriores.

Respecto a los cuatro meses del año, las divisas enviadas por migrantes suman US$3 mil 080 millones 189 mil 600, el año pasado en cuatro meses se tenían US$3 mil 070 millones 446 mil 400, es decir aun con la situación en este año se tienen US$9 millones 743 mil 200 más en remesas.

Entre sus proyecciones, el Banco Mundial había señalado que se preveía la mayor caída de remesas en la historia reciente, es decir, cerca de un 20 por ciento en todo el mundo, situación que mencionaron sería la más abrupta de la historia reciente.

Lea: Severa baja en remesas durante marzo y abril; cifra total aún supera a 2019

Esa estimación, de acuerdo con el Banco Mundial, se debe en gran parte al desplome de los salarios y el empleo de los trabajadores migrantes, que suelen ser más vulnerables a la pérdida de puestos de trabajo y de salarios durante las crisis económicas de los países que los albergan.

Diversos estudios muestran que las remesas alivian la pobreza en los países de ingreso bajo y mediano, mejoran los resultados nutricionales, se asocian con un gasto más elevado en educación y reducen el trabajo infantil en los hogares desfavorecidos.

Así que esa organización señala que, una caída en las remesas afecta la capacidad de las familias de gastar en esas áreas, debido a que deben destinar una proporción mayor de sus fondos a resolver la escasez de alimentos y las necesidades de subsistencia inmediatas.

CAÍDA EN REMESAS CAUSARÁ IMPACTO EN GUATEMALA

Sobre este tema, Otzoy mencionó que al dejar de percibir ese dinero, las familias tendrán menos recursos para gastos escolares, salud, de alimentación o vestuario, además, que falta de estos ingresos afectará pequeños proyectos de inversión que se tenían planeados.

“Estas comunidades están más vulnerables a que la pobreza les pegue más fuerte, a que la escasez les pegue más fuerte… hace meses yo dije que se debió haber aprovechado el flujo de oro verde”, dijo.

En ese sentido, el entrevistado recuerda que la economía de Guatemala depende de las remesas que envían los migrantes, así que las condiciones de pobreza serán difíciles de superar paulatinamente.

Lea: Banco Mundial: Remesas de migrantes caerán 20% este año

“Guatemala si va a sufrir es un dato que está a la vista es estadístico, matemático… las remesas van a causar un impacto y se debe implementar desde ya un plan de contingencia para mitigar este impacto negativo en las comunidades y en toda la economía en general”, afirmó.

En EE. UU., explica que muchos sectores de la economía en donde migrantes se han desempeñado están cerrados, así que al no recibir ningún ingreso sus condiciones son muy difíciles.

Además, explicó el impacto de esto en comunidades empobrecidas del país. Foto La Hora/AP

Por otro lado, dice que de pensar en volver a Guatemala estas personas tienen un panorama complejo, porque el país tampoco tiene oportunidades de empleo, además, al regresar “se les está dando una bofetada al no recibirlos como se debiera”.

“Hay que crear las condiciones para que empecemos de cero de nuevo… hay que crear políticas que puedan servir de un incentivo… para que podamos apoyar a esas comunidades”, dijo Otzoy.