EN LLAMADA TELEFÓNICA

AMLO habla con Trump de invertir en la región para enfrentar migración

POR AGENCIA/AP
CIUDAD DE MÉXICO

El presidente estadounidense Donald Trump y el presidente electo mexicano Andrés Manuel López Obrador, incluyeron a Centroamérica en una conversación telefónica sobre los desafíos del nuevo tratado comercial entre Estados Unidos, México y Canadá. El próximo mandatario de México hizo mención de que el tratado comercial permitirá realizar inversiones conjuntas como una opción no coercitiva al fenómeno migratorio.

En una publicación de su página de Facebook, López Obrador confirmó la conversación para hablar del nuevo tratado comercial (USMCA por sus siglas en inglés) que según el político implica inversiones, estabilidad económica y financiera. “Ahora vamos por la cooperación para el desarrollo, es decir, trabajo y bienestar para los pueblos de Centroamérica y de nuestro país, como opción no coercitiva al fenómeno migratorio”, resaltó.

El presidente electo dijo también que hablaron sobre un siguiente paso, luego del acuerdo, para “inversiones conjuntas entre México, Canadá, Estados Unidos y se pueda invertir para el desarrollo de los pueblos de Centroamérica, de México para enfrentar de esa manera con desarrollo y empleo el fenómeno migratorio”.

Frente a periodistas en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, antes de partir hacia Guerrero, aseguró que se va a elaborar un plan general que incluye muchos proyectos de desarrollo “de sur a norte, desde Centroamérica, la frontera sur de México, Chiapas, el caribe, incluye siembra de árboles frutales, el tren maya, la construcción de la nueva refinería y rehabilitación de refinerías, el desarrollo del istmo”, entre otros. Según explicó, habría unos 30.000 millones de dólares de inversión conjunta para “empleo y bienestar”.

En su cuenta oficial de Twitter, Trump dijo que había hablado con López Obrador y agregó que había sido una “¡Gran llamada, trabajaremos bien juntos!”

No es la primera vez que López Obrador habla de la región centroamericana: en mayo pasado, durante el segundo debate presidencial, dijo que de obtener el poder, instalaría el Instituto Nacional de Migración en la frontera norte, en Tijuana. Abogó por una “alianza por el progreso” que incluya a toda América del Norte y a Centroamérica para incrementar el desarrollo y el progreso en estos países, un planteamiento que evoca el programa lanzado por el presidente John F. Kennedy en 1961. En julio el presidente electo dijo: “Pensamos que la mejor manera de enfrentar el fenómeno migratorio y los problemas de seguridad… pasa por impulsar el desarrollo en México”.

“Lo que queremos es que desde Panamá hasta la frontera norte de México y Estados Unidos, hasta río Bravo, la gente tenga oportunidades de trabajo”, enfatizó.

En sus propuestas, López Obrador ha sugerido que ambas naciones redacten un plan de desarrollo respaldado por fondos públicos e inviten a los países centroamericanos a unirse con el objetivo de que sea “económicamente innecesario” que los centroamericanos emigren.