SE CONVIRTIÓ EN EMPRENDEDORA EN QUETZALTENANGO Y CALIFORNIA

Alida Mazariegos; ni el bullying y las burlas le impidieron a su familia triunfar

Motivada por ayudar a su mamá a nivel económico, Alida Mazariegos migró hacia Estados Unidos en 1996. Ese viaje le significó dejar a sus hijas, de corta edad, en Guatemala, sin embargo, como resultado de su trabajo y esfuerzo sacó adelante a su familia y se convirtió en una emprendedora en California y su natal Quetzaltenango.

Por Andrea Jumique
[email protected]

Con el tiempo, Alida llevó a sus hijas al país norteamericano para que pudieran tener mejores oportunidades. La guatemalteca ha tenido una “vida llena de bendición” porque de sus cuatro hijas, una es administradora de empresas y otra tiene una maestría. “Gracias a Dios pude darles lo que ellas querían”, indicó.

“Me siento muy afortunada de estar en este país y luego poder dar a mis hijas mejores oportunidades”, relató Mazariegos.

Al llegar a Estados Unidos, Alida comenzó trabajando en dos lugares. En el día laboraba en una lavandería de ropa y en la noche en un restaurante de comida rápida. Indicó que como aún no tenía a sus hijas viviendo con ella, le era posible trabajar todo el día.

Debido a algunos problemas, Alida tuvo que dejar el trabajo en la lavandería, lo cual considera que fue uno de los momentos más difíciles debido a que se sentía insegura al no tener trabajo. Además, tuvo que superar la problemática de no saber el idioma inglés y aprender “la cultura básica de ese país”.

La guatemalteca señaló que entre las dificultades que enfrentaron sus hijas cuando llegaron al país norteamericano, fue el bullying en el colegio, relata que las compañeras se burlaban que no conversaran en inglés y tuvieran otra cultura. “Ellas sufrieron mucho, era desesperante porque una de ms hijas ya no quería ir a la escuela y apenas tenía 9 años”.

Con la ayuda de las maestras y la actitud de su hija, salieron adelante. Poco a poco los docentes se dieron cuenta que su hija era “una niña decente y quien tenía un futuro comprometedor y lleno de éxitos”, por lo que la ayudaron a enfrentar ese problema.

SE CARACTERIZA POR SER EMPRENDEDORA

Luego de tener a su cuarta hija, Alida comentó que emprendió su propio negocio, el cual consiste en limpiar casas. “Con este negocio yo pude sacarlas –a sus hijas- adelante”, dijo.

Sin embargo, su emprendimiento aumentó y después decidió colocar una boutique en Quetzaltenango, Guatemala, con la ayuda de sus hermanas. Después de ver el éxito de su negocio en su país natal, decidió abrir otra tienda en San Rafael, California.

La idea del negocio en Guatemala inició debido a que la casa que tiene en este país estaba siendo maltratada por los inquilinos, por lo que, para conservar el lugar en buenas condiciones y, de cierto modo, asegurar poco a poco un ingreso económico, decidió abrir la tienda de ropa.

Actualmente, entre los sueños de Alida está el abrir una nueva tienda en el centro de Quetzaltenango y ofrecer productos únicos en ese departamento.

EXTRAÑA GUATEMALA

A pesar de que ya son varios años los que ha estado lejos de Guatemala, Alida comentó que lo que más extraña de su país natal es a su familia, las personas con las que convivía y la comida.

La entrevistada comentó que, aunque desea regresar a su país natal, lo considera complicado porque las cosas “están muy difíciles allá. Las mismas dificultades y problemas persisten”. Por lo tanto, cree que es mejor seguir luchando por obtener mejores oportunidades en San Rafael, California.