A PESAR DE BLOQUEO A CAMBIOS EN LA REGLA DE CARGA PÚBLICA

Algunos migrantes evitan utilizar servicios públicos en Arizona

Por Kyley Warren y Allie Barton
Cronkite Noticias

Los cambios a la llamada regla de carga pública por la administración del Presidente Donald Trump estaban programados para entrar en efecto mañana, pero una orden de un juez federal en respuesta a una demanda bloqueó su implementación en todo el país.

Según la nueva política, el uso de beneficios públicos como las estampillas (o cupones) de comida, asistencia para la vivienda y Medicaid serán considerados para determinar si un inmigrante es elegible para ser admitido a los Estados Unidos o para obtener una tarjeta de residencia o green card como se le conoce en inglés.

Aunque la regla aún no ha sido implementada, y queda por verse el curso legal de las demandas en su contra, algunas organizaciones en Arizona reportan que algunos inmigrantes han prescindido de beneficios para los que sí califican por miedo a que eso resulte en que pierdan su oportunidad de acceder a su green card o ajustar su estatus en el futuro.

Antes de la implementación de la regla, Julia Gelatt, una analista de políticas para Migration Policy Institute en Washington, D.C. una organización no partidista que se especializa en migración habló con Cronkite Noticias para explicar los cambios y quién pudiera verse afectado.

Cronkite Noticias: ¿Cuáles son algunos de los cambios más profundos que causará la nueva regla sobre la forma en la cual El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS por sus siglas en inglés) considera a los solicitantes para un green card?

Julia Gelatt: Básicamente, la nueva regla de carga pública expandirá la definición de quién es considerado como una carga pública, lo que significa quien es considerado para ser principalmente dependiente del gobierno para vivir. En el pasado, la definición incluía solamente unos tipos de beneficios públicos. Pero esta nueva regla los expandirá…para incluir cosas como estampillas de comida, asistencia para las viviendas, las viviendas públicas, cosas así. Y Medicaid también, excepto para los niños. Entonces, es una definición más amplia de beneficios públicos que puede categorizar a alguien como una carga pública.

CN: ¿Por qué hacer estos cambios ahora?

JG: Inicialmente, en los 90, había una definición limitada que se aplicaba a la regla de carga pública. La administración escogió definirla solamente si una persona recibía asistencia en efectivo o cuidado prolongado al cargo del gobierno- es decir alguien que sería super, super dependiente del gobierno para vivir. La nueva serie de beneficios incluye cosas de las que dependen las familias trabajadoras con bajos ingresos, ciudadanos de los EE. UU e inmigrantes durante tiempos duros.

CN: ¿Quién será afectado por esta regla?

JG: La nueva regla de carga pública se aplica a las personas que no son ciudadanas que están solicitando un green card, o que quieren aplicar para una tarjeta verde en el futuro. Solamente se consideran los beneficios que fueron usados por el solicitante de la tarjeta verde…entonces, los beneficios recibidos para los niños ciudadanos, esos no son considerados para determinar que alguien es una carga pública. Otro grupo que no es afectado es la gente que ya tiene su green card para residencia permanente legal en los Estados Unidos…La carga pública solamente se toma en cuenta a la hora de solicitar un green card. Entonces, las personas que ya tienen sus green cards no necesitan preocuparse sobre su uso de beneficios públicos por esta razón.

CN: ¿Se aplican los cambios retroactivamente?

JG: La regla entrará en efecto…en octubre, y solamente considera los beneficios que sean recibidos después de que sea implementada. Entonces si alguien ha recibido beneficios públicos en el pasado, eso no será incluido en la consideración de si son o no una carga pública. Pero cualquiera de los beneficios recibidos en el futuro- esos beneficios que son específicamente nombrados en la regla serán considerados.

CN: ¿Puede explicar quién es elegible para los beneficios públicos en esta regla?

JG: La lista real de las personas que son elegibles para beneficios públicos en este país, y tienen alguna posibilidad de aplicar para un green card en el futuro, es realmente muy pequeña. Esta regla de carga pública excluye a los migrantes por razones humanitarias, los refugiados y los solicitantes de asilo o los asilados; ellos son elegibles para beneficios públicos, pero sus beneficios públicos no son considerados en esta determinación de carga pública. Entonces hay un grupo muy pequeño de personas que son realmente elegibles para beneficios públicos hoy, y tienen la posibilidad de aplicar para un green card…Pero la mayoría de las personas que son elegibles para beneficios públicos en los EE. UU. hoy ya tiene su green card o tienen ciudadanía de los EE. UU., y la regla de carga pública no se aplica a ellos.

CN: ¿Antes del cambio a la regla, varios medios y reportajes han indicado que ya está teniendo un impacto expandido en las comunidades inmigrantes? ¿Ha visto ejemplos de esto?

JG: Había un estudio muy bueno del Urban Institute, que descubrió que…1 en 7 personas viviendo en una vivienda con personas que son inmigrantes dijeron que no estaban usando beneficios públicos, o realmente habían dejado de pedir beneficios públicos, porque tenían miedo de las consecuencias para su inmigración. Entonces, eso es una forma de medir lo que está pasando.

CN: ¿Por qué están temerosas tantas personas de estos cambios a la regla?

JG: Durante mucho tiempo, ha habido temor sobre (el acceso a) beneficios públicos en los EE. UU. Aun antes del presidente (Donald) Trump, aun antes del expresidente (Barack) Obama, los proveedores de servicios trabajaban duro para convencer a las familias inmigrantes que es seguro usar los beneficios públicos cuando los necesitan. Han circulado rumores en los EE. UU. por décadas que usar los beneficios públicos va a tener consecuencias para su habilidad para obtener un green card o para naturalizarse, o incluso que los niños tienen que servir en el ejército para pagar esos beneficios. Hay esos rumores prolongados que ha sido difíciles de manejar para los proveedores de servicios…También algunos cambios de políticas en los 90 le dieron más fuerza a esos rumores, y esta regla de carga pública está haciendo lo mismo. Entonces, es una área difícil en que las personas se sienten temerosas…cualquier cosa relacionada con eso exacerba (el miedo).