PARA QUE LAS PERSONAS NO TENGAN QUE MIGRAR

ADISA y 20 artesanos con discapacidad que buscan el desarrollo para su comunidad

Por Margarita Girón
[email protected]

En el occidente de Guatemala, en el municipio de Santiago Atitlán, Sololá, un grupo de artesanos trabajan diariamente para salir adelante y se han convertido en un ejemplo de lucha para la comunidad. La Asociación de Artesanos con Discapacidad de Santiago Atitlán (ADISA) está conformada por 20 artesanos originarios del municipio que comparten una característica particular.

En una entrevista para La Hora Voz del Migrante, José Sosof compartió que como asociación luchan por desarrollar las capacidades de las personas con discapacidad que viven en Santiago Atitlán.

Sosof relató que a los 16 años tuvo que abandonar el país luego de sufrir una lesión que le ocasionaron durante el Conflicto Armado Interno en 1990. Aunque le ofrecieron refugio por ser víctima del enfrentamiento armado, no aceptó y decidió regresar a Guatemala 6 meses después.

“Yo fui víctima de una masacre en Guatemala pero no acepté quedarme en Estados Unidos porque pensé en mi familia y regresé por ellos”, resaltó Sosof.

La lesión ocasionó que José viviera con discapacidad a partir de ese año, pero esto lo motivó a unirse con otras personas de la comunidad y formar ADISA, “tuvimos que descubrir las capacidades de cada persona para darles una oportunidad de trabajo, nosotros trabajamos bisutería y otros artículos con productos elaborados con productos reciclados”.

Sosof relató que desde hace diez años trabaja junto a las personas con discapacidad de la comunidad pero fue hasta 2014 que decidieron organizarse y formar ADISA. “Es difícil tener acceso a un trabajo cuando se tiene una discapacidad, por eso buscamos opciones para tener un trabajo y generar ingresos”.

MIGRACIÓN NO DEBERÍA AUMENTAR SI HAY TRABAJO

El connacional indicó que aunque tuvo la oportunidad de quedarse en Estados Unidos, considera que en Santiago Atitlán se puede salir adelante, pero hay que esforzarse, “nosotros trabajamos con la fuerza del corazón, es difícil pero se puede”.

“Considero que la idea de migrar no es buena porque no estás llevando desarrollo a tu pueblo. Nosotros (ADISA) queremos ser un ejemplo para las personas que no tienen una discapacidad, lograr un trabajo es difícil, pero eso no significa tener que abandonar tu país, yo quiero trabajar aquí para desarrollarme a nivel personal y estar cerca de mi familia”, acotó el entrevistado.

Sosof destacó que el impulso económico de Santiago Atitlán está en el turismo y es a través de este mercado que ADISA ha logrado comercializar los productos que elaboran las personas con discapacidad que integran la asociación.

UNA VISIÓN A FUTURO

El entrevistado destacó que una de las metas de la asociación es fortalecer el trabajo que realizan y poder exportar sus productos con el apoyo de algunas instituciones que se han involucrado con el proyecto de los artesanos de Santiago Atitlán.

“Nosotros queremos demostrarle a las personas que a pesar de nuestra discapacidad podemos hacer las cosas bien”, destacó Sosof.

Aunque actualmente ADISA está integrada por 20 artesanos, Sosof dijo que buscan crecer y ser una fuente de ingresos para más vecinos del municipio.

De acuerdo al entrevistado, los connacionales que han migrado no deberían olvidarse de sus comunidades de origen y de alguna manera involucrarse a la distancia en el desarrollo de las mismas.

“No puedo juzgar a quienes han decidido buscar oportunidades en otro país, pero yo decidí quedarme y buscar el desarrollo a través de mi trabajo”, finalizó.