DE LOS MÁS DE 2.7 MILLONES EN EE. UU. SOLO 63 MIL 695 ESTÁN EN EL PADRÓN ELECTORAL

98% de abstencionismo en votaciones en EE. UU., ¿qué pasó? 

MIGRANTES SEÑALAN FRACASO EN PRIMERA VUELTA

Por Grecia Ortíz
[email protected]

Gloria Leiva vive en Los Ángeles y aunque poco sabía de los requisitos para votar en el extranjero tenía la esperanza de emitir su voto por primera vez desde EE. UU., pero no lo logró. En una situación similar quedaron decenas de connacionales más que o no cumplían con los requisitos o simplemente no sabían que podían emitir su sufragio, entre otras dificultades que les impidieron acudir a las urnas.

Luego del conteo de votos se puede concluir que ganó el abstencionismo, porque más de un 98 por ciento de guatemaltecos empadronados en el extranjero para el Voto Migrante no acudieron a la primera vuelta electoral del 16 de junio pasado en las ciudades de Silver Spring Maryland, Houston Texas, Nueva York y Los Ángeles California de Estados Unidos.

Los migrantes, a diferencia de quienes se encuentran en Guatemala, solo podían votar por candidatos a Presidente y Vicepresidente y no podían elegir diputados o alcaldes.

En el padrón electoral el Tribunal Supremo Electoral (TSE) contabilizó a 63 mil 695 migrantes aptos para votar, cifra que representa a los más de 185 mil guatemaltecos con DPI en el extranjero.

En la primera vuelta electoral, solo votó un 0.027 por ciento de la población migrante, reflejado en los 734 votos emitidos. Además, se estima que en EE. UU. hay más de 2.7 millones de guatemaltecos, aunque no todos están empadronados.

El resultado, según analistas y migrantes, no impresiona, puesto que era algo que se esperaba debido a varios factores aunque la mayoría enfatiza que una mejor campaña informativa habría mejorado el nivel de participación en este primer ejercicio electoral. En contraparte un estudio destaca la baja participación de migrantes en ejercicios electorales de otros países.

El pasado 16 de junio, las mesas de votación vacías fueron la constante. Migrantes que atendieron al llamado de conformar las Juntas Receptoras de Votos, desde que inició el proceso, manifestaron su desconcierto por lo que ocurría al final del día ya que apenas si llegaban votantes y algunos ni siquiera estaban registrados en el padrón electoral.

Desde 2017, el TSE tenía asignado Q25 millones de quetzales para el Voto en el Extranjero. La Hora Voz del Migrante le consultó al Presidente de dicho organismo Julio Solórzano, por el costo de las elecciones, sin embargo se limitó a responder que “aún falta la segunda vuelta”.

“En este momento aún no lo hemos determinado”, dijo Solórzano, al ser consultado por el gasto de la primera vuelta electoral.

¿CUÁNTOS VOTARON?

El sitio electrónico del TSE contabiliza que 734 migrantes, (un 1.15 por ciento de participación en el primer ejercicio electoral),  de los 63 mil 595 empadronados en EE. UU, emitieron su voto.

En cuanto a los resultados, con 235 votos, la candidata Thelma Cabrera del MLP lideró la elección, seguida de Alejandro Giammattei de VAMOS con 109 sufragios. El partido Humanista de Edmond Mulet fue otro de los punteros con 84 sufragios, así como Manuel Villacorta de Winaq con 49 votos.

A diferencia de la tendencia que se mostró en Guatemala, Sandra Torres y la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), no figuraron entre los primeros cinco lugares, pues a nivel general obtuvo 33 votos, inclusive abajo de los candidatos de ViVa y PAN-Podemos.

MESAS VACÍAS Y POCOS VOTANTES EN NUEVA YORK Y DEMÁS CIUDADES

El guatemalteco Juan Carlos Pocasangre asistió a un centro de votación en Nueva York y dio la pauta de lo que se vivió tras el cierre del voto migrante con un video que mostraba el centro de voto vacío, lo que calificó como “un fracaso”.

“Como pueden ver en la entrada, no ha venido absolutamente nadie, hasta ahorita solo han votado 63 personas y no creo que vengan más, si llegamos a los 150 creo que sería mucho, de repente, porque los paisanos no saben dónde eran las votaciones, qué se tenía que hacer, si estaban registrados o porque el TSE nunca hizo nada”, afirmó en el video que envió a La Hora Voz del Migrante.

El sentimiento del guatemalteco fue compartido por otros connacionales en los otros tres centros de votación. Una de las voluntarias afirmó que en la mesa que se encontraba apenas había recibido algunos votantes, mientras otras mesas incluso no recibieron un solo sufragio.

En varios reportajes publicados por La Hora Voz del Migrante, migrantes ya habían manifestado su malestar porque la elección se realizaría solo en cuatro ciudades de EE. UU. y señalaron una nula comunicación con el TSE.

GLORIA: QUERÍAN QUE VOTARA EN GUATEMALA

La guatemalteca Gloria Leiva tiene varios años viviendo en Los Ángeles, California. Siempre había votado en Guatemala pues aunque le costaba trataba de ahorrar y hacer el tiempo necesario para viajar, pero este año pensó que si lo hacía en EE. UU., podría ser parte de un día histórico, sin embargo no pudo emitir su sufragio.

“Decidí que quería que mi hija votara también y entonces en abril pregunté en el Consulado qué necesitaba para votar y me dijeron que solo mi DPI, según nosotros todo estaba bien, no escuchamos información de nada”, refirió.

El día de las elecciones, del que tampoco sabía nada, observó muchas mesas en las que se esperaban a votantes, la mayoría vacías.

“Al llegar ahí me dijeron que yo podría votar solo en Pamplona en Guatemala donde siempre lo hacía. Yo dije que quería votar aquí, le dije que quería y me dijo: la única forma de que usted pueda votar es que se vaya a Guatemala”, comentó.

Mientras discutía, Gloria relató que vio a más personas en la misma situación que ella, “la mayoría de personas que llegaron se fueron rechazadas, había gente bien enojada”.

La entrevistada cree que muchos se quedaron sin emitir su voto por la falta de información, “nos dejaron sin expresar nuestra voz. Esto fue desastroso”, puntualizó.

RAFAEL: FRUSTRADO POR NO VOTAR

En el mismo estado, Rafael Deras, otro guatemalteco que intentó votar relató su frustración por el proceso que calificó como fallido, porque al igual que Gloria tampoco pudo emitir su voto en Los Ángeles, California.

Rafael explicó que los guatemaltecos no sabían casi nada del voto en el extranjero y lo único que vio en su caso fueron dos afiches en el Consulado de Guatemala en Los Ángeles, pero nada más.

“Fui el domingo al Consulado, yo estoy empadronado en Guatemala y en la última elección yo voté en Guatemala, entonces cuando entré al Consulado les expliqué que había votado y me dijeron que no podía votar, pero no fui el único… hay gente que se empadronó por la aplicación pero no aparecían en el padrón electoral”, comentó.

Además, señaló que hay ciudades que están muy lejanas por lo que miles se quedaron sin opciones de emitir su voto.

“El TSE debería decir en qué se invirtió todo ese dinero, porque aquí fue un total fracaso todo y sale el TSE diciendo que no nos fijemos en el número de votos sino en que por primera vez se hizo esto en el extranjero… pero se invirtió tanto dinero para solo 734 votos y para la cantidad que estamos acá”, agregó.

DANI VELÁSQUEZ: DECEPCIONADO CON LOS RESULTADOS

Para el migrante Dani Velásquez, quien vive en Nueva York, el primer ejercicio de voto en el extranjero le resultó decepcionante y considera que es un reflejo de las Elecciones Generales en Guatemala, además, cuestionó la transparencia del proceso.

“Pienso que es una iniciativa muy grande y buena, pero sería mejor si desde la casa (Guatemala) se hiciera todo transparente, pero aquí todo mundo está decepcionado con los resultados hasta gente de otros países hablan de nosotros, pero de lo malo que está el país”, expresó.

Sobre la baja asistencia de los connacionales a las urnas instaladas en cuatro ciudades de Estados Unidos, Dani lamentó que la salida de algunos de los candidatos más fuertes influyó, ya que se mencionaba que los resultados estaban arreglados.

“La gente no asistió a votar porque decían que ya todo está arreglado… y se preguntan por qué sacaron a Thelma Aldana, -a- Zury Ríos, que no llevan una larga lista de corrupción como Sandra Torres hasta con pruebas, audios y videos, dejaron que Sandra Torres siguiera con su carrera política, nosotros los guatemaltecos en Estados Unidos nos damos cuenta de todo lo que pasa en el país, y por eso todo mundo tenía la misma opinión”, lamentó.

En esa línea, Dani reiteró que el TSE no debió permitir la participación de candidatos con señalamientos: “Hay que decirle a TSE que tenga transparencia para no dejar participar candidatos con tanto historial corrupto, es imposible creer que ellos no están involucrados, con tanta prueba que uno ve en las redes sociales y ellos cierran la boca y no hacen nada por mejorar a Guatemala”.

“Es imposible no creer que la corrupción en mi linda Guatemala ha llegado tan lejos hasta en los poderes del Estado, nosotros los jóvenes ya no nos chupamos el dedo”, agregó.

El entrevistado resaltó la iniciativa, pero considerando los resultados le pareció un gasto innecesario. “Muy buena idea, pero es un gasto innecesario, porque todo está arreglado en Guatemala”, reiteró.

VOTO MIGRANTE FUE SINCERO

Para Carlos Ramírez, quien también vive en Nueva York, el voto en Estados Unidos fue histórico y se puede considerar como el más sincero, porque es difícil que los políticos traten de comprar a la comunidad guatemalteca en el extranjero, quienes tampoco buscan puestos en el Gobierno.

“Lamentablemente fue muy poca gente la que asistió y eso fue debido a la poca información y a la desinformación. La poca información fue que apenas se avisó que iban a mandar un e-mail, que por cierto nunca me lo mandaron, pero estuve siempre pendiente e investigando, pero somos muy pocos los que investigamos”, manifestó.

En cuanto a la desinformación, mencionó que hubo confusión acerca del empadronamiento y quiénes sí podían votar. “Nosotros intentamos ya en las mesas llamar a mucha gente que conocíamos para que votaran si habían sacado el DPI en Estados Unidos…que podían votar sin actualizar sus datos, pero lamentablemente la gente ya estaba en sus trabajos, vivían muy lejos y por eso fue que hubo muy poca presencia”, argumentó.

Ramírez destacó que tras los resultados de la primera vuelta, el Tribunal debe trabajar más e informar a los migrantes, quienes pueden apoyar a difundir la información en los consulados con anticipación.

“Qué decir del gasto, de 20 millones de dólares, yo estuve en el hotel donde se hicieron en Nueva York, no fui representante de mesa porque tengo otras responsabilidades, pero sí estuve mucho tiempo ahí con muchos paisanos que conozco y estuvimos platicando del gasto, tanto dinero, por qué se hizo en un hotel de lujo…tampoco significa los 20 millones, eso es demasiado dinero para tan poco que hicieron”, lamentó.

“El Tribunal podría fiscalizar los gastos. Hay escuelas, iglesias, salones de iglesias donde se pueden hacer las votaciones y donde saldría incluso más barato, incluso podría ser hasta de gratis y la información en los consulados y alguna página de internet, ahora es tarde, a esperar la segunda vuela…me gustó que en Estados Unidos ganó la dignidad, ganó el pueblo”, puntualizó.

SENSIBILIZAR ES UN PROCESO DE MESES

Desde que se enteró del voto en el extranjero, Alicia explicó que sintió emoción por participar nuevamente como voluntaria en una Junta Receptora de Votos, pero el resultado no fue el esperado.

“Si en la misma Guatemala la gente se abstuvo a votar porque no le gusta, porque no forma parte de agrupación, porque no le gusta nadie, aquí eso se ve más. En la ciudad en la que vivo no tenía un solo anuncio”, afirmó.

Entre otros de los obstáculos, la guatemalteca señaló que el centro de votación les quedaba muy lejos, además considera que hizo falta la labor informativa del TSE y el Consulado para informar a tiempo a los connacionales.

En su caso explicó que pudo emitir su voto porque decidió buscar información en una radio latina local, sin embargo sí considera que para motivar a las personas a participar es necesario sensibilizarlas y que “es un proceso, no solo unos meses”.

TAX: VOTAMOS PORQUE QUERÍAMOS EL CAMBIO

Desde Houston Texas, Armando Tax cree que los resultados obtenidos se deben a varias situaciones, aunque destacó que era notable reiterar que se logró el objetivo de que migrantes lograran ejercer su derecho desde el extranjero.

“Hubo falta de información para empadronarse, la aplicación que estuvo al alcance de muchos no funcionó”, apuntó.

Además añadió que fueron miles de guatemaltecos los que se encontraban desinformados, situación que le atribuye a que los encargados del proceso no estaban capacitados.

“Las personas, por lo menos los que votaron en el extranjero creo que sí querían el cambio”, aseveró.

NO HUBO FALTA DE INTERÉS DE LÍDERES MIGRANTES

Desde la ciudad de Rhode Island, Juan García, del Comité de Inmigrantes en Acción, comentó que en su caso no pudo votar porque el lugar en donde vive no fue incluido dentro de los cuatro centros de votación.

“Estamos hablando de cuatro estados, se imagina los gastos que hicieron, pudieron decirnos si tal vez teníamos conocidos, poner en mesas, pero había más opciones”, destacó.

García dice que lo ocurrido no fue por falta de interés de la comunidad migrante, puesto que ellos intentaron acercarse al TSE y en tres oportunidades ofrecieron ayuda para divulgar información.

El día de las elecciones, Boris Ochoa, un guatemalteco residente en Nueva Jersey quien participó como voluntario señala que el responsable de lo ocurrido con la poca afluencia de votantes es el TSE, por la poca comunicación que se dio.

“Pensamos que este era el plan que ellos tenían, no hacer bulla aquí en Estados Unidos, controlar todo y a mucha gente se le rechazó porque no se pudieron empadronar.
Fue un desastre total y la culpa la tiene el TSE porque para eso están ellos ahí”, comentó.

ELECTORES NO REPRESENTAN A COMUNIDAD DE MIGRANTES

Para el columnista de La Hora, Emilio Matta, la cantidad de votos que se reportó por parte de los migrantes fue escasa.

“Da pena que les permitan participar tan poco, con una serie de efectos en el permitir que ellos pudieran accionar su voto en el extranjero… los electores no representan a la cantidad de migrantes en el extranjero porque según tengo entendido hay estimaciones de 2 a 3 millones de guatemaltecos”, afirmó.

Colocar solo cuatro centros de votación, según Matta, fue algo errado, sobre todo considerando la gran cantidad de personas que hay viviendo en el extranjero y precisamente en EE. UU.

Sobre los resultados, el politólogo Jorge Wong, opinó que esta era la primera vez que se votaba fuera de Guatemala, algo que no estaba en las manos de los magistrados, aseguró.

Wong también cree que existía una apatía de migrantes al voto, “si es de ver los números bajos en los cuatro consulados, faltó una mayor comunicación entre el TSE y la comunidad y eso sí habría que mejorarlo”.

A diferencia de Wong, el analista político Renzo Rosal, cree que la aplicación del voto en el exterior resulto siendo muy pobre, más por su aplicación y porque se debió trabajar con mayor voluntad política y seriedad tanto del TSE y el Renap.

HIZO FALTA UN ESTUDIO DE LA SITUACIÓN DE GUATEMALTECOS EN EE. UU.

Como en otras oportunidades, el exmagistrado Mario Guerra Roldán expresó que lo que hizo falta fue un estudio previo y por ello cree no se debería culpar al TSE, porque el proceso se dio en un modo poco experimentado.

“Debió hacerse un estudio completo de la situación de los migrantes en Estados Unidos y otros lugares, también la mayor parte de migrantes están indocumentados, muchos de ellos se esconden o no aparecen”, destacó.

El exmagistrado aseveró que, además, el interés de la mayoría de migrantes sobre Guatemala es relativamente bajo y que incluso la mayoría preferiría romper nexos con el país.

“A la mayor parte no le interesa el desarrollo de los acontecimientos políticos de Guatemala y quieren vivir su vida en Estados Unidos”, anotó.

Guerra puntualizó que el estudio hubiera permitido conocer los intereses de los guatemaltecos en participar en un evento como tal, en el que únicamente se gastaron recursos para obtener una poca participación.

 

ESTUDIO: DIÁSPORA NO PUEDE CONFORMAR UN ELECTORADO HOMOGÉNEO

El Estudio “Electorales en Perspectiva Internacional Comparada”, elaborado por el Instituto Nacional Electoral y el PNUD en 2016, enfatiza que de 1990 hasta 2014, el número de países latinoamericanos que cuenta con regulaciones y dispositivos de voto en el extranjero era de 18. Guatemala recién implementó el sistema este año.

“En sentido contrario, no puede dejar de llamar la atención que los dos países con los indicadores de cobertura más baja, El Salvador y México, sean precisamente aquellos que se distinguen por un patrón sistemático de fuerte emigración laboral, muy altamente concentrado en los Estados Unidos y con un segmento importante en condición indocumentada”, destaca el documento.

Entre las causas, el informe destaca que por más que haya rasgos o factores dominantes en su composición, “la diáspora no puede conformar un electorado homogéneo”.

A continuación, algunas de las experiencias del voto en el exterior desde países como El Salvador, Honduras y Costa Rica.

EL SALVADOR: MÁS DE 3 MIL 640 MIGRANTES VOTARON

Según la Prensa Gráfica, en uno de los artículos publicados este año, 5 mil 948 salvadoreños se empadronaron en el extranjero de los 350 mil residentes fuera de El Salvador, es decir un 1.69 por ciento se interesó en el proceso.

En tanto, el Tribunal Supremo Electoral de El Salvador, destaca que solo votaron un total de 3 mil 640 personas para elegir a Presidente y Vicepresidente.

EN 2017, 2 MIL 574 MIGRANTES HONDUREÑOS VOTARON DESDE EE. UU.

Según el Tribunal Supremo Electoral de Honduras, en las elecciones presidenciales de 2017, se contabilizaron un total de 2 mil 574 sufragios, es decir un 5 por ciento de participación, considerando que se tenía un total de 50 mil 617 electores en ese país.

El TSE de Honduras, tenía centros de votación en Houston, Los Ángeles, Miami, New Orleans, Nueva York, Washington y Atlanta.

4 MIL 409 COSTARRICENSES VOTARON EN EL EXTERIOR EN 2018

Desde Costa Rica, el TSE de ese país reportó un total de 4 mil 409 votos que emitieron desde diferentes países del mundo, incluyendo a EE. UU., México, Guatemala, Argentina Alemania y otros lugares.

Asimismo, los informes apuntan a que se obtuvo un 13.87 por ciento de participación y un 86.13 por ciento de abstencionismo.

EN CIFRAS

Se emitieron un total de 734 votos emitidos, de estos 705 fueron válidos, 27 nulos y 2 en blanco.

El TSE estima que se tuvo un 1.15% de participación y 98.85% de abstencionismo.

Se contabilizan 109 mesas.

El padrón electoral en EE.UU. es de 63,695 migrantes.