Una aventura en el turismo verde y ecológico de Honduras

Por Redacción La Hora
[email protected]

Honduras ofrece a sus visitantes un turismo verde y ecológico con destinos para todos, donde hay actividades al aire libre para el disfrute del turista; recorridos por senderos, canopy y otros atractivos le darán un sentido único a su visita al país.

Honduras es conocido por ser un destino turístico que atrae a visitantes por su abundante y variada belleza natural que incluye playas de arena blanca y oscura, arrecifes de coral, diversidad de flora y fauna, así como bellezas arqueológicas, además de su cultura expresada en sus costumbres y gastronomía.

EL SENDERO DE GUARUMA

Si lo que busca es una experiencia comunitaria y de conservación ambiental desde sus orígenes, este camino, trazado por los jóvenes voluntarios de la Organización Guaruma, empieza en Las Mangas, una de las 72 comunidades en la zona de amortiguamiento del Parque Nacional Pico Bonito, explica el portal electrónico de Honduras Travel.

El sitio se divide entre el Sendero de las Flores y el de los Árboles, donde jóvenes nativos de la cuenca del Río Cangrejal guían a los visitantes por 2 kilómetros de aventura natural, un paseo apto para todas las edades, en el que se pueden encontrar orquídeas, plantas medicinales, árboles frutales y maderables, así como varias especies de pájaros, como colibríes, patos de agua, garzas blancas y garcitas morenas, entre otras.

Asimismo, se encuentra la opción para explorar el Parque Nacional Pico Bonito, además permite tener contacto directo con la comunidad de Las Mangas, también para observar la naturaleza de las Flores y los Árboles, a través de un puente de hamaca con vistas impresionantes, hasta la cristalina quebrada “La Muralla” en la que puede disfrutar de un baño, destaca el sitio electrónico.

EL CANOPY DE LA CAMPA

Otro de los destinos imperdibles se encuentra en la ciudad colonial de Gracias, ubicada en las faldas del Parque Nacional Celaque, que es considerada como una de las ciudades más antiguas de Honduras.

Más importante aún es el inestimable valor del espíritu lenca que se mantiene en la ciudad y sus montañas cercanas. Gracias es una ventana a los descendientes del pueblo indígena más importante que encontraron los españoles al momento de su llegada.

Para los amantes de la naturaleza y las emociones fuertes, no puede dejar de probar el canopy en La Campa, con 600 metros de longitud y 200 metros de alto, considerado el más largo y alto de Centroamérica.

ECO FINCA SAN SILVESTRE

Conocida como una antigua finca de frutales se convirtió en 2007 en la Eco Finca San Silvestre, que a través del fomento y la implementación del turismo responsable y sostenible busca proteger y preservar la flora y fauna local.

En la finca se recorre un bosque tropical que envuelve y contagia el bienestar de la riqueza natural y como en otros sitios, como parte del recorrido también se puede dar una refrescante zambullida en las frescas y cristalinas aguas del Río San Silvestre.

SENDERO RÍO ZACATE

Otra de las rutas es el Parque Nacional Pico Bonito, en la que el agua es protagonista de inicio a fin y se podrá encontrar con varias especies de aves tropicales, como tucanes y golondrinas.

A través del sendero se sigue el curso del Río Zacate y sus cristalinas aguas, a veces de cerca, a veces lo suficientemente lejos como para apreciar los paisajes del río, hasta llegar a una hermosa cascada de unos 40 metros de altura.

CATARATAS DE PULHAPANZAK, LAGO DE YOJOA

Con suficiente caudal en Pulhapanzak, el lugar genera un “rugido” que lleva la brisa fina que se siente a cierta distancia de las cataratas.

El balneario ofrece una hacienda donde compartir en el ordeño de vacas y la fabricación de queso, que le incluye hospedaje en cabañas, algo menos conocido es que en el sitio hay importantes rastros precolombinos.

Mientras el Río Lindo, según el sitio electrónico de Honduras Travel, sigue su curso con algunos tramos rápidos en los que se puede bajar sobre un flotador gigante.

Si busca más aventura, puede zigzaguear hasta la catarata en una de las 12 líneas de canopy que también llevan al bosque cercano.