0
NUEVOS ARTÍCULOS
Inicio Etiquetas Noticias con etiquetas "migrar con visa"

migrar con visa

0 170

Por D. Gamez y G. Ortíz
[email protected]  y [email protected]

Viajar o establecer su residencia en Estados Unidos con una visa es posible desde Guatemala y otros países, al realizar los procedimientos que requiere la Embajada de ese país a quienes solicitan este documento.

La Hora Voz del Migrante le brinda en este reportaje la información que usted necesita saber para efectuar los procedimientos necesarios para dicho trámite.

Los migrantes Sucely, Luis, José, Antonio, Nelsy y Samuel relatan experiencias vividas por cada uno, que le pueden servir como una guía y consejos útiles, sobre todo si usted busca migrar o viajar a Estados Unidos.

Posiblemente en alguna ocasión se haya preguntado qué significa el término “visa”, que según información oficial de EE. UU., es el proceso que todo ciudadano de un país extranjero que busca ingresar a ese territorio debe realizar, documento que se coloca en el interior del pasaporte que le sea extendido en su lugar de origen.

Por otro lado, existen ciertos viajeros internacionales que pueden ser elegibles para viajar a Estados Unidos sin una visa si cumplen con los requisitos necesarios, no obstante, para Guatemala, El Salvador y Honduras, sí es requerida.

Estados Unidos ofrece diferentes opciones para que ciudadanos de diversos países puedan viajar hacia ese país, ya sea por turismo o con la intención de establecer residencia.

El sitio oficial de la Embajada Norteamericana en Guatemala (gt.usembassy.gov) ofrece a sus visitantes la información relacionada a las visas y del directorio de categorías que le permitirá determinar cuál es la categoría apropiada para el propósito de su viaje.

En Guatemala son varias las personas que buscan cumplir con los procesos, que inician primero con el cumplimiento de requisitos, el formulario y la solicitud de cita en la Embajada, todo efectuado en línea, sin que exista la intervención de terceros.

QUIERE HACER LAS COSAS BIEN Y VIAJAR EN UN FUTURO A EE. UU.

Sucely es una connacional que por cuatro años vivió en EE. UU., sin documentación, pero que al buscar asesoría en su proceso migratorio, comprendió que lo mejor era retornar a su país y luego viajar de manera regular al país norteamericano.

Desde el asiento de un avión tipo comercial en el Aeropuerto Internacional de Newark en Nueva York, que tenía como destino la ciudad de Guatemala, Sucely*, de 24 años, relató a La Hora Voz del Migrante que volvió a Guatemala con la intención de estudiar y buscar en el futuro que se le otorgue una visa que le permita viajar con motivos de turismo.

Durante el trayecto la guatemalteca explica que vivió en EE. UU. sin documentación, pero la responsabilidad que siente de hacer lo correcto hace que ahora retorne a su país.

Su deseo, afirma con convicción, es volver a estudiar una carrera como enfermera que hace cuatro años dejó inconclusa, ahora es consciente de que el trámite se puede hacer desde Guatemala, por lo que retornó para continuar con su vida junto a su familia.

“Llamé a mis papás y les dije que decidí volver junto a ellos, desde que les marqué se emocionaron, ya quieren verme, nuestra familia vive en San Marcos y ellos hasta salieron antes que el avión para llegar al aeropuerto”, dijo antes de arribar a suelo guatemalteco.

Ahora, Sucely destaca  que está interesada en el proceso de solicitud de visas y sabe que debe seguir ciertos requisitos para que su solicitud sea aceptada desde la Embajada de ese país en Guatemala.

Su meta es superarse en su tierra natal y demostrar que salir adelante en su municipio es posible, “yo sé que es difícil el trámite porque conozco a gente a la que se lo han negado pero también sé que voy a superarme y regresaré en avión a Estados Unidos, como debe ser y lejos de los peligros del desierto”.

La guatemalteca explicó que recibió orientación de parte de una abogada de inmigración de Estados Unidos, quien le recomendó retornar a Guatemala y por eso tomó esa decisión.

Ahora su meta es continuar sus estudios, seguir la universidad y apoyar a su familia en lo que pueda, pero siempre desde su país. Al descender del avión indicó que esperaría más información del proceso de solicitud de visas en Guatemala.

LUCHAR POR UNA RESIDENCIA DURANTE 10 AÑOS

José Santos, quien en otras oportunidades ha colaborado para distintas publicaciones de La Hora Voz del Migrante, recordó parte del tiempo y trámites que debió realizar para vivir en Estados Unidos como residente. Por diferentes situaciones y requerimientos, a “Chepe”, como es conocido por sus amigos, le tomó 10 años completar su proceso para reunirse con su familia en California.

“Sí, mi papá me pidió, por qué el lleva como 30 años aproximadamente de vivir acá –Estados Unidos– comenzó el papeleo y se dio. La verdad es que yo nunca imaginé viajar, pensé que ya era trámite inconcluso”, relató.

“En realidad el trámite burocrático en mi persona duró como 10 años, aproximadamente gasté como 5 mil quetzales en exámenes médicos, en papeleo en general. Cuando llegó la fecha de presentarme a la entrevista y llevar la papelería respectiva para demostrar que era una persona apta para que te dejen entrar, sin mencionar los gastos en los que incurrieron mis hermanos al igual que mi papá, para que el trámite siguiera su curso”, recordó.

Chepe mencionó que su padre debió presentar estados de cuentas para su proceso, además, les fue solicitado un “fiador”, es decir una persona que ya ha regularizado su situación migratoria, con récords financieros de cierto nivel y que se responsabilice en caso el residente cometa algún delito o en gastos que deba sufragar ante entidades gubernamentales.

ES UN PAÍS QUE DA VENTAJAS
José hace énfasis en que a pesar del tiempo y dinero que debió invertir, es relativamente más barato que viajar de forma indocumentada, además, evitó peligros y riesgos que pudo enfrentar en la ruta migratoria.

“La realidad es otra, es un país –Estados Unidos– que te da muchas ventajas y te respeta mucho tus derechos, seas legal o no, pero –también es– difícil porque cualquiera te manda solo por el hecho de tener más tiempo desarrollando el trabajo y está bien, porque hay igualdad”, destacó.

El entrevistado mencionó otras ventajas de haber viajado legalmente, aunque reconoce las dificultades económicas que enfrenta en California, porque debe sufragar sus gastos en Estados Unidos, los cuales son costosos en comparación a Guatemala, a la vez, de asegurar la ayuda económica para su familia que se quedó.

A pesar de eso, las oportunidades son más amplias que en el país.

LUIS MONAM: INTENTÉ POR LAS BUENAS (CON VISA) PERO NO SE PUDO…

Luis Monam es un hondureño que ya suma casi seis años de trabajar en Estados Unidos. Monam dijo que su motivación para migrar fue la de encontrar mejores oportunidades para solventar las necesidades de su familia en Honduras y también alejarse de un país aquejado por la inseguridad y la corrupción. En entrevista con La Hora Voz del Migrante relata cómo fue su viaje para llegar a ese país con la ayuda de un coyote.

Monam recuerda que intentó migrar a Estados Unidos “por las buenas” pero su solicitud de visa fue rechazada, así que se aventuró a ingresar por vía terrestre y sin papeles a ese país. Aunque hace énfasis que su experiencia no fue traumática o corrió peligros como otros migrantes, sí observó a otras personas a punto de morir.

El hondureño ya había migrado una vez porque “mucha gente que venía aquí –Estados Unidos– te decía que era bonito… se me dio la oportunidad de venirme y lo hice de manera ilegal con un coyote”, recordó.

El entrevistado manejaba un taxi en Honduras, lo vendió y con ese dinero pagó su viaje. En ese entonces era padre de una niña que dependía de él, así que hizo su “par de pesos” y regresó a Honduras tras siete años de trabajo en Estados Unidos.

El hondureño viajó nuevamente a Estados Unidos, considera que no afrontó tanto “percance” como otras personas. “Se puede decir que se tienen ventajas –viajar con coyotes–, trae un poquito más de suerte porque se viene pagado, la trayectoria es muy diferente a los que se vienen sin dinero en los trenes, eso puedo decir que no lo viví” asegura.

Monam recuerda que viajó en autobuses y pernoctó en hoteles, pero “una vez lo dejan a uno en la cruzada del Río –Bravo– de aquí para allá, ahí la historia cambia, porque es peligrosísimo. El clima es horrible, a uno lo tiran por el desierto y ahí sí ve uno gente morir, es catastrófico, ahí es feo… nosotros nos encontramos con grupos de personas que unos ya están mal, para expirar –morir– otros pidiendo ayuda, auxiliamos en lo que se pudo”, relató.

El entrevistado emprendió su segundo viaje en agosto de 2012 y llegó a Estados Unidos en septiembre de ese año, un mes y varios días después. “Ese jale de los coyotes no es muy fácil que se diga, pero cuando uno no tiene opción pues ni modo, eso pasa con la mayoría de los hondureños. Honduras no tiene opción de vida… increíble cómo está el país de mal”, lamentó.

Luis había intentado migrar legalmente, solicitó su visa en la Embajada de Estados Unidos, “me la negaron, uno toma una opción pues, sino pude por las buenas, vamos a buscar otros métodos para ver que se hace”, resaltó y a la vez enfatizó que su migración también se ve influenciada por la situación de Honduras, país que describe como “arruinado”.

UN HOMBRE CON SUERTE, SU EMPRESA LE TRAMITÓ LA VISA

En tanto el guatemalteco Antonio Zacarías, quien vive entre Guatemala y Estados Unidos, trabaja en este último país gracias a la empresa en que labora, puesto que en la misma le tramitaron una visa que le permite desempeñarse en el extranjero.

En su país natal viven su esposa y sus hijos, pero en Norteamérica está su trabajo, lo que le permite darle una vida mejor a su familia y en ese sentido que se considera un hombre con suerte, pues desde hace tres años trabaja en una compañía de mantenimiento de árboles que le dio la oportunidad de desempeñarse en ese país.

“Me ha ayudado mucho, porque si nos vamos a la mera realidad de Guatemala, usted sabe cómo estamos, esta es una gran ayuda. Vea, en Guatemala Q100 son Q100, en cambio, US$100 es una gran diferencia”, expresó.

MIGRÓ CON EL TPS, PROGRAMA QUE CONCLUYÓ DONALD TRUMP

Nelsy Umanzor es conocido en la comunidad salvadoreña por su defensa en favor de los derechos migrantes, en su caso, tuvo que dejar su país por la necesidad de buscar un mejor futuro y la forma en que lo hizo fue con el Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés).

Tiene más de 15 años viviendo en Estados Unidos, junto a él también sus padres, hermanos y demás familia, algunos con su situación migratoria resuelta y otros que todavía son beneficiarios del mismo. El TPS se amplió por 18 meses más, pero esta sería la última ampliación otorgada.

Tras migrar, Umanzor destacó que solo ha viajado dos veces a El Salvador y lo ha hecho con un permiso que le otorgó migración, visitas que aprovechó para compartir con su familia.

Tras la conclusión del programa de parte del presidente Trump, alrededor de 200 mil beneficiarios deberán buscar otras opciones si desean establecerse en EE. UU., otros retornarán a su país.

CAMINO MIGRANTE ES COMPLICADO
Finalmente Samuel Contreras, un guatemalteco residente en Maryland, relató a La Hora Voz del Migrante, que hace varios años decidió migrar con la ilusión de encontrar un mejor lugar para desenvolverse.

El camino lo emprendió por tierra y sin una visa, de su trayecto recuerda muchos de los peligros a los que se enfrentó. Señala que otro de los retos se asume al radicar en EE. UU. puesto que allá deben buscar trabajo y un lugar en donde vivir.

Por ello, el entrevistado incentiva, con mucha conciencia, a que las personas busquen triunfar en su propio país, puesto que con los años los peligros han aumentado.

VISAS DE NO MIGRANTE

De acuerdo con información oficial, una visa de no migrante es usada por turistas, empresarios, estudiantes, o trabajadores especializados que desean permanecer en los Estados Unidos por un período determinado de tiempo para cumplir propósitos específicos.

Según las leyes y regulaciones de los Estados Unidos, la mayoría de los solicitantes de visa de no inmigrante deben demostrar al oficial consular que tienen lazos fuertes en su país de residencia y deben comprobar que tienen la intención de salir de los Estados Unidos después de su estadía temporal.

Existen diferentes categorías entre las que se puede mencionar a la de turismo o negocios, pero recuerde que todo depende del tipo de viaje que realice.

VISAS DE INMIGRANTE

Por otro lado, siempre se debe considerar que toda persona que tiene la intención de viajar a los EE. UU. y busca establecer su residencia permanente tiene que obtener una visa de inmigrante antes de ingresar a ese territorio.

Además debe considerar que el inicio de la mayoría de solicitudes empieza cuando un familiar, quien es ciudadano estadounidense o residente permanente, somete una petición Formulario I-130 ante el Departamento de Seguridad Interna de los Estados Unidos.

Existen diferentes tipos y categorías de visas de inmigrantes, entre las que se encuentran por parentesco, prometido, empleo, lotería de visas de diversidad, entre otras.

Un oficial de la Embajada de EE. UU. en Guatemala indicó que en el caso de las visas que corresponden a familiares inmediatos, las personas pueden hacer la petición desde ese país para un esposo, hijo (antes de los 18), padre e hijastros, y en el caso de hermanos solo aplica la petición para quienes son ciudadanos estadounidenses.


¿QUÉ NECESITA PARA REALIZAR EL TRÁMITE?
Llenar el formulario de solicitud, de acuerdo al tipo de visa.

Pasaporte vigente.

Fotografías para visa, dos impresas y versión digital.

El costo de la solicitud (depende del tipo de visa) puede ser desde US$160  a US$265.

Documentos que le puedan ser solicitados (de estudio, trabajo, estados de cuenta bancarios, entre otros).

Todas las entrevistas se realizan en la Embajada de los Estados Unidos del país que corresponda.

Todos los casos de visa de inmigrante requieren exámenes médicos que son certificados por un panel de médicos autorizados en Guatemala por el Departamento de Estado de los Estados Unidos.


LAS VISAS DE DIVERSIDAD, EVITE FRAUDES

Al respecto de las visas de diversidad, la fuente apunta a que se necesita comprobar estudios del nivel secundario o dos años de trabajo laboral. El trámite es gratuito y se debe aplicar cada vez que la Embajada lanza la convocatoria.

En redes sociales e incluso en sitios de internet, existen personas que ofrecen realizar este trámite pagando cierta cantidad de dinero, recuerde que la solicitud para este tipo de visa es gratis, evite ser víctima de una estafa y manténgase informado en las cuentas oficiales.


ESTAFAS OCURREN CON FRECUENCIA

Según Leslie Pérez, abogada litigante independiente, las estafas en solicitudes de visas de trabajo son muy frecuentes en Guatemala, que al final terminan afectando a las familias porque las personas prestan dinero y por ello pierden sus propiedades.

Si a usted le solicitan cantidades onerosas de dinero, esa puede ser una señal de alerta, señala Pérez, porque quienes realizan este trámite desde Estados Unidos con frecuencia asumen todos los gastos en que incurra este tipo de visa, incluyendo el boleto de avión.

Por ello, la entrevistada recomienda a las personas tener precaución con este tipo de modalidad de estafas, puesto que es frecuente que ocurran en departamentos de Guatemala ubicados en la zona fronteriza con México.


ESTAS SON LAS CUENTAS OFICIALES DE LA EMBAJADA DE EE. UU. EN GUATEMALA

Si necesita información sobre el proceso de visas, consulte el sitio electrónico gt.usembassy.gov

En la red social de Facebook/ embajada.ee.uu.guatemala

También en Twitter/ usembassyguate

Para Instagram /usembassyguatemala

Youtube / usembassyguatemala

Flickr / usembassyguatemala


EMBAJADA DE EE. UU. EN EL SALVADOR

Para información de El Salvador, puede visitar el sitio electrónico sv.usembassy.gov

En Facebook los puede contactar a través de @embajadaamericanaelsalvador

Se ubica al final del Bulevar de Santa Elena, Antiguo Cuscatlán, La libertad.

EMBAJADA DE EE. UU. EN HONDURAS

En Honduras puede consultar hn.usembassy.gov
Para la red social de Facebook, los puede ubicar con el usuario de @usembassyhn

La dirección es en la Avenida La Paz, Tegucigalpa M.D.C. Honduras.