Inicio Héroe Migrante Con su talento para tejer, Angélica López se acerca a sus sueños
MIGRÓ PARA MEJORAR SU CALIDAD DE VIDA

Con su talento para tejer, Angélica López se acerca a sus sueños

por -
0 86
Con su talento para tejer, Angélica López se acerca a sus sueños

Por Redacción La Hora
lahora@lahora.com.gt

Para nadie es un secreto que muchos migrantes, por no decir la mayoría, se ven obligados a dejar su tierra por falta de dinero y oportunidades. Eso fue lo que motivó que en 1997 Angélica López dejara su natal Quetzaltenango para aventurarse a Estados Unidos.

Como mujer joven no tenía mayor preparación académica y por la falta de recursos económicos su padre solamente le pudo costear los estudios hasta sexto primaria. Ella era una de un total de siete hermanos.

“Mi papá no tenía mucho dinero para ir a la escuela, yo entonces solo saqué sexto grado” dijo López, quien recuerda que a veces solo iba dos veces por semana a estudiar porque “tenía que ir con mi papá al campo”.

A diferencia de muchos niños que lloraban camino a la escuela, Angélica lo hacía pero porque no podía seguir estudiando.

“Yo estaba enojada con él (mi papá) porque no tenía dinero para la escuela, entonces dije yo me voy a Estados Unidos para ganar dinero, después cuando tenga dinero regreso acá para yo seguir estudiando. Yo lloraba porque no podía seguir”.

Pero la vida tenía otros planes para ella y lo que aprendió desde muy niña sería vital para su sustento y el de su futura familia: tejer.

Desde que llegó a los Estados Unidos empezó a trabajar como empleada doméstica, algo en lo que continúa trabajando a la fecha, pero una conversación con una mujer le llevó a descubrir el talento que poseía; la elaboración de prendas típicas.

“Yo ya tenía diez años de haber llegado” recuerda, “una señorita me preguntó ‘¿qué talento tiene?’ y le dije, ‘yo no tengo talento’ pero cuando ella le preguntó de qué país era y respondió que de Guatemala, le preguntaron “¿En Guatemala no saben tejer?”

López afortunadamente aprendió a tejer cuando apenas era una niña y por suerte no había olvidado como hacerlo. Eso le permitió formar parte de la cooperativa “Tejiendo Para El Futuro” que impulsa su trabajo para que pueda tener un ingreso extra de dinero y así pueda seguir cumpliendo sus sueños y los de sus hijos.

Los productos que elabora principalmente son tapetes y todo tipo de adornos para comedores, tomando como base lo coloridas de las prendas de Guatemala.

“Yo me siento feliz haciendo esto porque me ayuda bastante y la gente está interesada de mi talento” señala. Desafortunadamente cree que si estuviera en Guatemala no cree tener la calidad de vida y paz que tiene en los Estados Unidos.

“El problema es con la violencia y que no hay trabajo en mi país. Si yo estuviera en Guatemala no tengo qué darles a mis hijos y tendrían que trabajar igual que yo. Yo acá me esfuerzo para que ellos puedan seguir estudiando y que tengan una vida mejor que la mía” señaló.

TALENTO QUE PASA A GENERACIONES

Angélica se fue a Estados Unidos pero ya no regresó a Guatemala como lo tenía planeado. El destino la llevó a formar una familia y ahora es la feliz madre de un niño de cuatro años y un adolescente de 14, por quien se ha esforzado para que pueda seguir estudiando. Él se llama Alex López.

Al igual que su mamá, Alex ama la educación y sueña con poder estudiar música y también ingeniería. Angélica se esfuerza para que pueda cumplir sus sueños y Alex hace lo que puede para que su madre no tenga que esforzarse demasiado.

“Mi mamá me enseñó a hacer pulseras” nos dijo, “lo hice porque quiero ahorrar mucho dinero para la escuela”.

Alex se encuentra en la etapa de “high school” y se siente muy orgullo de ser guatemalteco.

“Guatemala es muy alegre. Más gente amable, más gente que yo conozco. Yo no tengo pena de decir que yo soy de Guatemala. Soy orgulloso de serlo”. Según dijo, su principal sueño es “ayudar a mis papás porque ellos me han dado mucho”.

Alex aprovechó este espacio para aconsejar a los jóvenes de su país, pidiéndoles respetar a su familia y perseguir sus sueños, “mi mensaje para ellos es siempre luchar y siempre escuchar a sus papas. Aunque ellos te regañen siempre los escuchas”.

Si usted tiene la oportunidad de adquirir algún producto típico de Guatemala, como manteles o pulseras, recuerde que más que ser bonitos y decorativos, son fuente de sustento de una familia como la de esta historia que busca cumplir con el sudor de su frente cada uno de sus sueños.

Comentarios