Santa Rosa de Copán: ciudad declarada como Monumento Histórico Nacional

Por Redacción La Hora
[email protected]

Conocida como “la Sultana de Occidente”, Santa Rosa de Copán es una de las ciudades más importantes en Honduras, cabecera del municipio homónimo y capital del departamento de Copán. Debido a su patrimonio e historia cultural, en 1991 fue declarado como Monumento Histórico Nacional.

En varias ocasiones la ciudad fue capital del Estado de Honduras y durante el año de 1852 durante la administración del presidente José Trinidad Cabañas, este procedió a movilizarse a Santa Rosa, al mando de sus tropas, para defender la factoría de Tabaco.

No obstante la ocasión más solemne fue en 1862 cuando la administración estaba dirigida por el presidente Victoriano Castellanos que era originario de ese poblado.

El 28 de mayo de 1869 fue la creación del Departamento de Copán por lo que la ciudad pasa a llamarse Santa Rosa de Copán, convirtiéndose en la cabecera y sede del gobierno departamental al mando de Francisco Fiallos, en el lugar se concentraron instituciones gubernamentales del departamento, que se convirtió en la ciudad más grande e importante del occidente de Honduras.

Santa Rosa de Copán está conectada por la carretera interamericana del occidente con la ciudad de San Pedro Sula al este y con las fronteras de El Poy de El Salvador y Agua Caliente al oeste de Guatemala. Eso lo convierte en un sitio geográfico importante.

La parte principal de la ciudad de Santa Rosa se encuentra en un altiplano rodeado por colinas y abundantes pinares con inclinación pronunciada en la parte sur, que baja paulatinamente hacia el norte de la ciudad, el municipio tiene 21 aldeas, siendo la ciudad de la cabecera.

CON IDENTIDAD CULTURAL

En 1991 se declaró a Santa Rosa de Copán como Monumento Histórico Nacional mediante un acuerdo ejecutivo con la intención de rescatar la identidad cultural y dar a conocer su historia.

En 1999 la Corporación Municipal creó la Comisión Municipal para la Preservación del Casco Histórico, que busca explotar el potencial turístico de la ciudad. En 2006 esta comisión obtuvo el Premio de Estudios Históricos Rey Juan Carlos I, que otorga el Centro Cultural de España de Tegucigalpa.

Entre los santarrocenses destacados se encuentran Argentina Díaz Lozano novelista y periodista nominada al Premio Nobel de Literatura, el profesor Mario Arnoldo Bueso Yescas, historiador nacional y Oscar Castañeda Batres ensayista, historiador y poeta, entre otros.

ÍCONOS DE SANTA ROSA DE COPÁN
El escudo de la ciudad, fue creado el 15 de octubre de 1975 por Delmer Oswaldo Mejía y pintado por el señor José Sixto Mejía.

En tanto otro de los aspectos representativos ocurren en la celebración de la Semana Santa en la ciudad, puesto que los visitantes pueden observar como elaboran con aserrín coloreado vistosas y grandes alfombras sobre las calles.

EDIFICIOS CONOCIDOS
Entre los edificios que guardan un gran valor histórico se hallan, la parte de la pared de la hacienda en el barrio El Centro, también se encuentra la Casa Nacional, antiguo edificio de la Real Factoría de Tabacos y de la Universidad Nacional de Occidente, también en el barrio El Centro.

El edificio de arquitectura victoriana que albergó a la tienda comercial Casa Bueso y Hermanos fue víctima de varios saqueos por parte de milicianos en las guerras civiles hondureñas de 1919 y 1924. Fue remodelado debido a un incendio y luego se instaló aquí el Cine Rex y después el Cine Hispano.

Otro de los lugares a visitar es la Casa Hernández en el barrio Santa Teresa, de arquitectura victoriana clásica, con detalles y columnas de alto relieve.

EL SABOR DE LA CIUDAD

La gastronomía es otro de los aspectos que destaca en el lugar, principalmente dentro de la zona occidental de la república de Honduras, que se caracteriza con recetas originales y propias, que la ciudad ha sabido colocar internacionalmente:
En las bebidas se encuentra el refresco Copan Dry, el café del cual su producto es cultivado en las zonas aledañas, el chilate, el timoshenko (licor de frutas), el atole chuco, el atole de piña y el atole de maíz, la poleada y el ponche infernal.

En las comidas, se distingue el dulce de plátano, las torrejas, el ayote en dulce, la coraza de maíz con leche agría y dulce de panela, el elote, los tamalitos, las montucas y los inconfundibles totopostes o pan duro.