Inicio Deportes El Real Madrid, la eterna asignatura pendiente de Simeone 
ATLÉTICO CONTRA LA PARED DE NUEVO

El Real Madrid, la eterna asignatura pendiente de Simeone 

por -
0 83
El Real Madrid, la eterna asignatura pendiente de Simeone 

POR ALBERTO BRAVO/DPA
Madrid, España

Pasan los años y Diego Simeone, capaz de encontrar soluciones para casi todo, sigue sin poder descifrar al Real Madrid, el único equipo que consigue frustrar los sueños de grandeza del técnico del Atlético.

El conjunto rojiblanco se situó recientemente frente al abismo al recibir un 3-0 doloroso que lo aleja de una nueva posibilidad de jugar una final de la Liga de Campeones y ganarla por primera vez en su historia.

Simeone aparece nuevamente señalado por sus decisiones durante el partido. Si el encuentro se planteaba como una batalla táctica entre el argentino y Zinedine Zidane, se puede decir sin lugar a dudas que el francés salió victorioso.

Fue el cuarto año consecutivo en el que el Real Madrid se cruzó en el camino de Simeone en la Liga de Campeones. Y nunca antes recibió tan sonora paliza. En 2014 le ganó en una prórroga que los blancos forzaron gracias al famoso gol de Sergio Ramos en el descuento. Luego, el Atlético cayó en cuartos con un tanto de Javier “Chicharito” Hernández a tres minutos de la conclusión. Y en la final del pasado año el Real Madrid ganó en la tanda de penales.

En esas tres citas, el Atlético llevó al límite al Real Madrid, pero no ocurrió nada de eso en el encuentro reciente, en el que los blancos superaron a su vecino en todas las facetas del juego. También en el aspecto táctico.

Simeone quedó señalado, como reflejó hoy la prensa española. “El Atlético de Madrid fue una sombra de sí mismo. El plan del Cholo no funcionó y el equipo fue superado constantemente por el Real Madrid”, explicó “Marca”.

“El Atlético ni siquiera compareció en el Bernabéu, porque no solo fue inferior sino que sobre todo se sintió inferior. El conjunto de Simeone salió rendido”, añadió “Sport”.

Nadie como el Real Madrid consigue romper el “karma” de Simeone, un entrenador habitualmente firme que sólo ante los blancos ofrece síntomas evidentes de flaqueza. Por ejemplo, la derrota en la final de Milán del pasado año le obligó a decir que necesitaba “tiempo para pensar” en su futuro, aunque al final decidió seguir en su actual puesto.

Quienes le conocen aseguran que aquella final perdida provocó una seria grieta en el entrenador argentino. Lo acusaron de ser conservador cuando tenía al Real Madrid contra las cuerdas y parece que aquello se le quedó en la mente, a juzgar por lo ocurrido el martes pasado.

Con 1-0, y la eliminatoria todavía muy abierta, Simeone obró “contra natura” y puso en el campo a jugadores como Fernando Torres, Nico Gaitán y Ángel Correa. Fueron cambios muy ofensivos que no tuvieron el efecto deseado. Al contrario, su equipo se partió y lo que era una eliminatoria abierta se convirtió en algo próximo a la sentencia con dos goles más del Real Madrid que llegaron al contraataque, con los rojiblancos descompuestos en defensa.

Una vez finalizado el choque, Simeone ofreció una rueda de prensa de apenas tres minutos. Se le notaba golpeado. Y sorprendió con su análisis del encuentro. “El primer tiempo fue parejo”, dijo, cuando su equipo casi no realizó ningún disparo a portería y el Real Madrid tuvo no menos de cinco ocasiones claras, además de imponer su estilo.

Todavía más inesperada fue la frase con la que abrió su breve conferencia: “Estoy muy tranquilo, más que nunca”.

Lo que sí se pudo asociar al Simeone más reconocible fue su arenga en busca del milagro: “Para muchos, un 3-0 será imposible. Yo no creo que sea imposible. Tenemos el partido de vuelta y tenemos nuestras opciones”.

El Real Madrid nunca perdió una eliminatoria con un 3-0 en la ida. Y dos goles a favor y nueve en contra es el balance del Atlético de Simeone en los cinco encuentros jugados ante los blancos en Liga de Campeones durante los cuatro últimos años.

Comentarios