0
NUEVOS ARTÍCULOS
Inicio Authors Públicado porDiario La Hora

Diario La Hora

1728 NOTICIAS 0 Comentarios
Somos un medio de comunicación veraz y responsable. Único vespertino de Guatemala, desde 1920.

0 393

Por Anamaría Tejada
[email protected]

A través del conocimiento, experiencia, conciencia y solidaridad que tiene el señor embajador Pablo García Sáenz, viceministro de Relaciones Exteriores, tuvimos el honor de su visita el día domingo 29 de octubre en los consulados de San Bernardino y Los Ángeles.

Se realizó una invitación para todos los líderes comunitarios de esta región. Su visita oficial fue de cordialidad y para escuchar los distintos problemas y propuestas de los migrantes. El querer abrir una ventana de contacto directo con líderes comunitarios migrantes, querer enterarse de las necesidades de los guatemaltecos, tanto los que nos encontramos con un estado legal como los que se encuentran sin documentación dentro de los Estados Unidos.

Por mi parte me alegre mucho que el Viceministro tomara esa iniciativa, de querer saber las necesidades urgentes que hay que atender y trabajar en forma conjunta, juntos unánimes. Lo bueno es que él lo sabe y lo entiende muy bien, como él mismo lo hizo saber, dijo conocer la problemática que existe y sobre todo lo que los migrante enfrentan al llegar a los Estados Unidos.

El embajador García Sáenz fue el Cónsul General de Los Ángeles California en años pasados, por lo tanto entiende de las necesidades de nuestros connacionales. Lo más importante es que está dispuesto a trabajar con nuestros líderes y sus comunidades en forma solidaria, unida, en pro de las personas que lo necesitan. Para nosotros los migrantes que vivimos en EE. UU. es una oportunidad, buscando soluciones en conjunto y sobre todo que se nos está tomando en cuenta en forma integral, es una idea excelente. Ya que hasta el día de hoy, los migrantes no hemos pasado de ser una ayuda económica únicamente para el beneficio y prosperidad del país, el músculo permanente y auténtico de la economía guatemalteca.

Creo que la unión hace la fuerza, sería una manera de avanzar, aparte estaríamos más involucrados en ayudar a promover la educación, la salud y la asistencia social, la generación de nuevas fuentes de empleo, el fortalecimiento de las fuentes de empleo actuales y de esa forma, mejorar la calidad de vida de nuestra bella y querida Guatemala, también sería una manera de tener un mejor control de las necesidades dentro del territorio nacional, al igual que a las necesidades en el exterior.

Si lo vemos bien todos saldríamos beneficiados, porque al estar en contacto directo sabríamos las necesidades de nuestras comunas en los municipios, aldeas y caseríos. Aparte creo que podríamos avanzar en promover más el turismo en sus diferentes modalidades, la producción, la manufactura, los talentos de recurso humano que se tiene; sabiendo que nuestras comunidades están en buen estado. Involucrarnos nos hace también ser parte de nuestra de nuestra gran nación.

0 359

POR ELMER A. SANDOVAL
[email protected]

Como pasa el tiempo, como se han desvanecido las décadas y nosotros dejando toda nuestra juventud yéndose en el transcurrir del tiempo como cometa, sin olvidar que un día tristemente dejamos el pueblo que nos vio nacer, crecer y marchar hacia un norte desconocido, pero cargando la mochila llena de sueños, muchos de ellos inalcanzables para nosotros, pero Dios en su infinita misericordia ya tenía trazado el sendero por donde teníamos que caminar hasta llegar a la meta.

Y es que al fin nos encontramos en un país que aunque bello y lleno de oportunidades nunca deja de ser nuestro, aunque nos hemos acomodado, participamos de las actividades, adoramos a Dios en la Iglesia, reímos, jugamos, lloramos, invertimos, a pesar de todo lo anterior somos un gran número de chapines orgullosamente y con nostalgia podemos decir “soy migrante” por haber dejado de ser partícipe del avance de nuestro país y al mismo tiempo por un lapso de tiempo tampoco pudimos participar del lugar donde vivimos porque nuestra meta es trabajar y ayudar a nuestros padres a sobrevivir de una situación donde lo único que tenían era la agricultura donde estaban esclavos los extranjeros que llegaron con su ayuda de proveer trabajo, pero que al final se traían las cosechas dejando una mínima ganancia con lo cual no era suficiente subsistir.

Total ahora somos parte de una generación que a pesar de las adversidades somos bendecidos de parte de Dios y podemos decir “EBENEZER” (hasta aquí El Señor nos ha ayudado), pues nos ha dado la dicha de ver nacer, crecer a una generación Chapina-americana que al igual que nosotros se encuentra atrapada en dos culturas diferentes, criados a lo chapín en casa con frijoles y tortillas, pero en la escuela y en el barrio se enfrentan a su realidad hablando el idioma de ellos (inglés) que no podemos negárselos al contrario aquí está mi punto.

Debemos ASIMILAR y DISFRUTAR el verlos desarrollarse en su mundo tan lleno de oportunidades, las cuales ellos tienen que continuar, ya que nosotros las tuvimos y no las aprovechamos, por lo antes mencionado, pero Dios las ha guardado para que nosotros las veamos realizar ahora en nuestros hijos y así llegar a la conclusión que nosotros solo hemos venido a fundar el cimiento para que nuestros hijos puedan saltar y dar ese gran paso del éxito, estudiando, graduándose, casarse, y darnos nietos de los cuales nos sentiremos orgullosos de haber cruzado todo lo que pasamos, no podemos culpar a nadie por lo que vimos en nuestro país y causó el haber dejado nuestro pueblo.

Dios permitió que al igual que su pueblo Israel llegara a Egipto como esclavo se convirtiera en una gran nación hasta el día de hoy, nosotros somos una gran nación de migrantes guatemaltecos que hemos alcanzado algunos beneficios como lo es el estatus migratorio (no todos todavía).

Sí usted estimado lector está en esta categoría le recomiendo si ya es residente, oriéntese y busque la ciudadanía y se registra para ejercer el voto y así contribuir de forma equitativa para que los locales vean que no somos carga sino al contrario somos parte del país que nos adoptó cuando más lo necesitábamos, cuando nos sentíamos sin valor.

Ahora debemos involucrarnos en los comités de padres de familia de las escuelas, programas que ayudan al crecimiento y desarrollo de nuestros hijos, para así comprenderlos y apoyarles en todo lo necesario, aprendiendo el inglés como segundo idioma, no se margine usted solo por su estatus migratorio al contrario siga adelante trabajando sin perder de vista el crecimiento de sus hijos, sin dejar de asimilar y participar.

La nostalgia de nuestro país nunca se quitará especialmente en los días festivos cuando recordamos como fue nuestra niñez y juventud en nuestro pueblo, pero debemos mantener esos bellos recuerdos en nuestra propia cajita de seguridad, para que nada ni nadie nos quite lo bello que somos de haber nacido en un País de la Eterna Primavera, Guatelinda.

El conocimiento de la “verdad” es la mejor herencia que podemos delegar a nuestros hijos para que todo les salga bien.

0 348

Juan Carlos Pocasangre – New York
y Hugo W. Merida – Los Ángeles

Sigamos el ejemplo de Washington DC y el Consulado de Silver Spring Maryland.

La situación de los servicios consulares de Guatemala en los Estados Unidos ha sido un problema que por años no le ha prestado la atención debida el Ministerio de Relaciones Exteriores (Minex) de Guatemala. Los Consulados tristemente se han convertido en lugares de trámites de documentos y recepción de recursos para el gobierno de Guatemala, abandonando su principal misión de apoyo a los guatemaltecos en el exterior.

En múltiples ocasiones se ha expuesto esta problemática, mas solo “oídos sordos” de cónsules y principalmente de la cúpula del Minex, han sido la única respuesta ante los vejámenes constantes de las sedes consulares. Estas sedes deberían de representar un espacio guatemalteco local en el extranjero y brindar recursos necesarios para que los migrantes tengan menos problemas y se superen en este país, para todos aquellos que llegan en búsqueda de solución a sus problemas.

Los cónsules hasta ahora solo están preparados para tramitar pasaportes, tarjetas consulares y documentos guatemaltecos, pero no tienen la experiencia, vocación, información, para proveer los recursos necesarios para que el migrante guatemalteco, siga estudiando, abra sus negocios, tramite rentar un apartamento, solicite los servicios de utilidades, pague sus impuestos, tramite certificados que se requieren en varios trabajos, realice tramites financieros, y muchos más temas. Necesitamos que los Consulados tengan esta información y puedan brindar esos recursos. Eso evitaría deportaciones y mejoraría las vidas de los guatemaltecos en USA.

En el pasado, la comunidad organizada guatemalteca ha presentado múltiples peticiones para llevar acabo un diálogo abierto entre los migrantes de cada Jurisdicción Consular con el gobierno de Guatemala para analizar las necesidades locales, desarrollar planes de apoyo y recomendar perfiles de empleados idóneos, con capacidad y dinámica de atención al público para dar mejores servicios.

Con las deficiencias en el personal diplomático, se debe aprovechar que en Maryland, New York y Los Ángeles California, actualmente no tienen cónsules. Es oportuno que las personas que lleguen a ocupar esos cargos tengan claro el servicio comunitario local que tendrá que llevar acabo, y no como ocurre hasta el momento, que envían personal diplomático dedicado a relaciones publicas con gobiernos locales y consulados de otros países.

En las redes sociales existen documentos sobre los requisitos, términos exigidos y propuestos por la comunidad para el puesto de cónsul general, los cuales parecen buenos argumentos para evaluar a empleados públicos propuestos a prestar servicios de mucha demanda y exigencia para así apoyar a la comunidad migrante guatemalteca..

Es imperativo que el Minex analice a profundidad el perfil de todo candidato y salirse de lo común y tradicional. Deberá escoger entre tantos profesionales guatemaltecos, a aquellos con experiencia en temas de desarrollo socio económico, organización social y trabajo comunitario para apoyar, orientar y conducir a los migrantes de cada región consular a verdaderas propuestas que pongan a los connacionales a la vanguardia en el contexto de un desarrollo integral local con lo que ocurre en Guatemala, aprovechando que se tiene el contacto y la plataforma para hacerlo.

Hasta hoy los consulados solo hacen la función de tramitadores de documentación, sin embargo, la baja calidad, las extremas demoras en la entrega de los mismos, aunque estén sujetos a otras agencias del gobierno guatemalteco como RENAP y migración, repercute en muchas otras tareas del personal consular como “buen facilitador y agente de cambio” que debe llevar a cabo dentro de la comunidad migrantes que representa.

Lo anterior requiere, no diplomáticos sino administradores, con alta calidad y dinamismo para aprovechar, innovar y aportar al desarrollo de los migrantes en el extranjero y a sus comunidades en Guatemala.

0 644

Por Redacción La Hora
[email protected]

La Casa de la Cultura Guatemalteca realizará el próximo 18 de noviembre la investidura de la Princesa Maya, con la presencia de la Rabín Ajaw Leslie López, en una noche para que la familia pueda compartir y disfrutar de danzas folclóricas.

Este próximo sábado 18 de noviembre, migrantes guatemaltecos residentes en el área de Washington D. C. Maryland y Virginia, podrán vivir una noche de cultura con la investidura de la Princesa Maya.

Durante el evento, también se espera la presentación de danzas folclóricas realizadas por el Grupo Awal, y el Grupo Despertar Maya Mam, además, por primera vez estará presente la Marimba Awal, así como la presentación del Convite Chiquirichapense que le añadirá un toque especial a la velada.

El folclor también estará presente por medio del rock chapín con la participación de Dinastía FugaZ y el Grupo Miramar que interpretará canciones del recuerdo. Se espera la participación como invitada especial desde Guatemala de Lesly López, Rabin Ajaw.

Los asistentes podrán degustar antojitos chapines, ponche de frutas y se tendrán a la venta artesanías, por lo que hacen la cordial invitación para que asistan.

El evento se realizará en el Salón de Boys & Girls en Langley Park 1515 Merrimac Dr. Hyattsville MD 20783, a partir de las 7 de la noche.

0 239

El martes 7 de este mes, en un bus urbano que su familia había abordado para regresarlo a su casa desde un hospital, murió Ludvin Bernal Tiul Chacach, de 4 años, por el bloqueo de la carretera dispuesto por el Comité de Desarrollo Campesino que impidió la movilización de personas en importantes carreteras del país. Entendemos que a falta de respuesta a sus peticiones, muchos grupos se ven obligados a tomar medidas de hecho para hacerse oír, pero cuando como resultado de esas medidas ocurren dramas como este, que el menor agonizaba en el bus porque la ambulancia que habían llamado no pudo llegar hasta que terminó el bloqueo, es importante revisar esas estrategias.

Guatemala es un país en el que por dificultades de movilización muere mucha gente. No sólo por los bloqueos de carreteras, sino por los grandes atascos que se generan por la deficiente gestión edilicia que en treinta años no ha atinado a entender que no es con pasos a desnivel como se resuelve el problema vial, porque con esas millonarias obras lo que hacen es trasladar el embotellamiento a pocas cuadras de distancia, pero sin liberar realmente las vías. Muchísimos pacientes trasladados en ambulancias han muerto porque las unidades no pueden avanzar dado el absoluto bloqueo de las rutas en el área urbana y ni siquiera usando la sirena de emergencia hay posibilidad de que el tráfico congestionado les pueda dejar paso libre.

Pero en este caso debemos reiterar que es sagrado el derecho a la manifestación pacífica de los ciudadanos para demandar respuesta a su derecho de petición. Sin embargo, todo derecho implica también responsabilidades, y en ese sentido no puede pasarse por alto que las manifestaciones deben respetar el derecho ajeno. Luego vimos, nuevamente, la movilización de los grupos campesinos bloqueando el paso por distintos puntos del país, complicando la situación a cientos de miles de personas que por las más variadas razones necesitan desplazarse de un sitio a otro.

Es preciso que las organizaciones sociales, ciertamente desesperadas por la falta de atención de las autoridades y forzadas a las medidas de hecho, encuentren acciones más creativas que, inclusive, puedan ser más efectivas para lograr resultados efectivos sin el desgaste que significa el enajenarse la simpatía de la población que sale afectada por ese tipo de acciones.

También se pudo ver la presencia de la fuerza pública desalojando a los manifestantes pasadas varias horas del inicio de la actividad, y ojalá no se haya presentado un trágico incidente que pueda traducirse en la pérdida de más vidas humanas.

0 438

Rodulfo Santizo
(Minchito)
[email protected]

Los migrantes guatemaltecos en el extranjero tenemos el compromiso de hacer comunidad y ciudadanía tan fuerte como lo somos como grupo y el valor de las remesas, porque solo de esta manera seremos capaces de cambiar el rumbo que Guatemala necesita, partiendo de la premisa que las comunidades se mantienen, conservan y prevalecen, porque lo demás es pasajero.

Debemos buscar los mecanismos y formas prácticas para unificar criterios e ideas que nos puedan unir para buscar los grandes acuerdos y consensos en los temas que nos interesan, aunque debemos estar conscientes que tenemos grandes diferencias, por ser multilingües, multiculturales y multiétnicos; características peculiares que para ciertos temas son ventajas, pero cuando se trata de diálogos para buscar alianzas comunes, para buscar velar por los intereses, beneficios y derechos de nosotros mismos, en la mayoría de veces, nos hacen estar distantes de llegar a tener verdaderos pactos y compromisos.

Debemos ser ingeniosos para buscar nuestras formas de diálogo propositivo y desarrollar nuestro propio modelo de desarrollo, aprovechando que se tienen conocimientos y experiencias positivas de convivir con otras sociedades que tienen sistemas aplicados y comprobados para fortalecer el tejido social, donde se analizan y priorizan las necesidades de la comunidad, buscando con mucha madurez y responsabilidad las soluciones inmediatas, con indicadores y mecanismos de medición efectivos.

Si no tomamos iniciativas urgentes para hacer nuestros propios modelos para buscar el desarrollo, no vamos a pasar de ser un sector que seremos importantes solo para los foros, seminarios y reuniones de gobernantes que utilizan a los migrantes como un tema interesante más que todo en tiempos de campaña política.

Creo conveniente que todos los migrantes tenemos un sin fin de experiencias valederas que si las ponemos en práctica, seremos capaces de cambiar el mundo, pues está comprobado que cuando tenemos las intenciones, buena voluntad y si a esto, se le agrega nuestro aporte económico, aprovechando el valor adquisitivo con una moneda de mayor valor.

Decía un amigo migrante guatemalteco en una reunión, la gran mayoría de migrantes guatemaltecos han logrado ya ese sueño americano, triunfo del cual todos nos sentimos orgullosos y valoramos en su justa dimensión, ahora, es responsabilidad de todos, sin dejar a nadie afuera de este pacto y compromiso, a que luchemos por el sueño guatemalteco, pensando en desarrollar nuestras comunidades de origen por medio de las inversiones o proyectos que podamos realizar para preparar el retorno cuando se desee o evitar que nuestros familiares tomen la migración como la única opción y pongan en riesgo la vida, sus ahorros o patrimonios habidos.

Hay muchas ideas puestas en la mesa para que de manera conjunta los migrantes demostremos que somos ese motor y agentes de cambios para comprometer y exigir al gobierno de Guatemala mediante el reclamo, encaminado al diálogo propositivo y constructivo que deje ser actor y visor del abandono en que tiene a los guatemaltecos en el extranjero y tome su responsabilidad hacer compromisos serios y responsables dentro de un cronograma ejecutable en el tiempo y espacio para beneficio en primera instancia para los que residen en el extranjero y obviamente será para Guatemala en general; porque si los migrantes estamos bien organizados, seguiremos siendo esa fuerza que impulse el desarrollo de nuestra querida tierra de la Eterna Primavera, de las guapas mujeres y de la marimba.

Insisto, como chapines seamos receptivos y despertemos interés para la unificación de criterios en temas como Conamigua, Desarrollo Socio Económico, Fortalecimiento a servicios consulares (pasaportes, DPI, protección consular), voto en el extranjero, contenidos que ya los tenemos claro, solo falta darle legitimidad, representatividad y legalidad al unir fuerzas en un evento de concentración de los liderazgos de los migrantes.

0 327

PBRO. MAURO VERZELETTI, CS
Director de la Casa del Migrante Guatemala y El Salvador
[email protected]

La segregación política hacia los migrantes y refugiados, ocurre a través de la economía de mercado neoliberal perversa e injusta. De hecho, a lo largo de los siglos, todas las formas de exclusión, declaradas o silenciosas, contienen características diferenciadas en el tiempo y espacio. La xenofobia y el racismo tienen características distintas hacia los migrantes, ellas son visibles o invisibles. Podríamos decir que sería como una especie de termómetro oculto en la conciencia de los políticos. Esto lo evidenciamos, por ejemplo, en el subdesarrollo, la pobreza, la miseria y el desempleo en los países expulsores de personas.

En este sentido, los prejuicios, la intolerancia provoca actitudes de indiferencia hacia los migrantes, que son complejos y dramáticos. Por ejemplo, Estados Unidos y México, desde el año 2001 a partir del evento de las Torres Gemelas, las políticas antinmigrante se han incrementado, a través de las redadas, detenciones y deportaciones.

Crecen los conflictos o actitudes de rechazo hacia los migrantes en los países desarrollados. Infelizmente, se responsabilizan a los migrantes y refugiados por la crisis económica en estos países, a través de falacias, para justificar políticas migratorias restrictivas. Negando así, el derecho a la ciudadanía plena y derogando medidas de beneficio a los trabajadores migratorios y sus familiares.

Los impactos de la crisis son: poco crecimiento económico en los sectores productivos, cierre de pequeñas y medianas empresas, desempleo creciente de la población joven, tensión y crisis estructural e ingobernabilidad. Miles de jóvenes, adolescentes, niñas y niños centroamericanos, migran en la búsqueda de un futuro mejor para salir de la violencia.  Siguen el camino de sus antepasados, cruzan fronteras, arriesgan la vida en el tren de los sueños, para no ingresar en el camino de la delincuencia y crimen organizado transnacional.

Con el incremento de las acciones racistas hacia los migrantes en los países de origen (los deportados son estigmatizados/discriminados por autoridades o sectores sociales, considerándolos fracasados), tránsito (violaciones a los derechos humanos, por grupos delincuenciales, secuestradores, narcotraficantes y tratantes de personas) y destino (indocumentados, por la falta de leyes justas y humanas).

En la actualidad, existe una sistemática oposición hacia los sueños en camino, con nuevas manifestaciones de discriminación hacia los migrantes; indiferencia, cierre de fronteras y militarización para la contención de los flujos migratorios. Ante estas violaciones de lesa humanidad, ¿qué podemos hacer como creyentes y seguidores del Jesús peregrino?

 

0 336

Evelyn Leiva
[email protected]

Emigrar conlleva muchísimo valor, no cualquiera se atreve a salir de su zona de confort para emprender rumbo hacia lo desconocido.

Los niveles de dolor que vive un emigrante son muy intensos, y superan muchas veces la capacidad humana de adaptación. Esto se debe a que el emigrar conlleva primeramente el arrancarse de la familia, los seres queridos, la comida, las costumbres, el círculo social, renunciar a ser parte del desarrollo de su comunidad, entre otras muchas cosas. Algunos dejan hipotecado lo poco que tienen para costear los gastos de viaje o el pago del Coyote. Los que viajan de manera irregular lo hacen exponiendo sus vidas, su integridad física y en el caso de las mujeres su integridad sexual, caminando por un lugar que no conocen, en un clima muchas veces muy diferente al que están acostumbrados, encontrándose en el camino sueños truncados de personas que la muerte les ganó la batalla, en búsqueda de una vida con más dignidad.

Entre lo más difícil de sobrellevar en el país de acogida está la soledad, por la separación forzada de la familia, y muchas veces del ser amado, el cual es un gran sufrimiento que se vive especialmente al llegar la noche, cuando afloran los recuerdos y la necesidad afectiva, los miedos, ya que la mayor parte de latinos provienen de familias con fuertes lazos afectivos, y de relaciones más estrechas, con fuertes lazos de solidaridad.

Por otro lado está el miedo al fracaso del proyecto migratorio, es el sentimiento de desesperanza y fracaso que surge cuando el inmigrante no logra las más mínimas oportunidades para salir adelante, al tener cero oportunidades de alcanzar un estatus legal migratorio, teniendo que laborar en casi cualquier tipo de trabajo en condiciones de explotación. Para estas personas que han hecho un esfuerzo gigante, a nivel económico, de riesgo, físico y esfuerzo, es muy difícil ver que no se logra salir adelante es muy vergonzoso, aunado al sentimiento de soledad, es aún mayor.

La lucha por la sobrevivencia es extrema primeramente por la alimentación ya que estas personas, viven subalimentadas, nunca llegan a alimentarse de los alimentos básicos, a los que tenían costumbre a consumir, y por el tema del tiempo y el dinero comen generalmente comida rápida, saturada en grasas y sin proteínas, pues gran parte del dinero que logran ganar lo envían a su familia a sus países de origen.

La vivienda es otro gran obstáculo, muchos de ellos viven hacinados en pequeños apartamentos, por lo menos los que corren con suerte, y logran vivienda, estos, generalmente a precios abusivos, en apartamentos los cuales carecen de aire acondicionado y calefacción.

Otro factor muy doloroso que viven los migrantes es el factor miedo, el cual los hace víctimas de grupos muy organizados sin escrúpulos que los mantienen recluidos en apartamentos, amenazados, con documentación falsa, chantajeados por las mafias, quienes les roban la mayor parte de sus ingresos, por cobros exagerados por vivienda, alimentación y el trabajo en donde les han colocado.

Pero aquellos otros que logran llegar solos, viven solo para trabajar, para pagar las deudas que dejaron en sus países, enviar dinero a sus familiares, y sobrevivir como se pueda, con un creciente delirio de persecución, saliendo a las calles, solo lo necesario, para no ser víctima de detenciones solo por su color de piel, aumentando el calvario, de sentirse que viajan constantemente, anhelando regresar y descansar finalmente de este largo viaje, que muchas veces se extiende más de lo que alguna vez planificaron.

Otro muchos, al estar lejos de sus seres amados viviendo en esta profunda soledad, optan por vivir en compañía de otras parejas, procreando hijos a quienes les heredan ese delirio de persecución, miedo que está lejos de ser una fantasía, ya que cuando sus padres, se retrasan apenas unos minutos en llegar a casa ya piensan que quizás los han deportado y que se quedarán solos, situaciones auténticamente traumáticas.

Así transcurre la vida del inmigrante, día a día, con dolor, con llanto, impotencia, a escondidas y con la eterna culpa de haber dejado su tierra y sus raíces.

0 321

Por Marco Antonio Lorenzana
[email protected]

En los últimos veinte años, los avances en el desarrollo social en Guatemala han sido notables. Basta señalar que la pobreza extrema del país se redujo de 43% a 35%; que ha aumentado el número de jóvenes que culmina el 3er. grado básico; que un guatemalteco promedio vive 72 años.

Hoy, el guatemalteco promedio tiene casi cubiertas sus necesidades básicas en alimentación, vestido y vivienda, ha aumentado significativamente sus años de escolaridad, goza de una mejor salud y, aunque en un menor grado, ha aumentado su acceso a empleos de calidad.

Pero, a pesar del significativo y reciente avance en el desarrollo social, este no debe entenderse como plenamente satisfactorio, especialmente cuando se le compara con la evolución alcanzada por otros países de la región. Tampoco cuando se mira con atención la calidad de los servicios sociales prestados y la manera como a ellos acceden los grupos de población más desfavorecidos. Además, estos avances aún no están suficientemente consolidados y siguen expuestos a los vaivenes de nuestros gobiernos.

Aún falta mucho camino por recorrer. Después de todo, nuestra región sigue siendo la más desigual del mundo en términos de ingresos, consecuentemente nuestro país.

Pobreza y desigualdad, dicen mucho del bienestar de las personas. Pero, no lo dicen todo. Es por ello que, en futuras columnas trataremos estos dos temas y posteriormente lo que sucede en cada una de las áreas del desarrollo social, generalmente conocidas como sectores sociales. Estos sectores son los que, en buena cuenta, definen el bienestar individual. Es así, como siguiendo el ciclo de vida, analizaremos la atención temprana, la educación, la salud, la protección social y, por supuesto, el empleo. Así como la importancia de las complementariedades y relaciones que existen entre estos sectores.

Se verá que los logros han sido en el acceso y en la cobertura de los servicios; pero es la calidad de los mismos, la que sigue siendo el desafío latente en nuestro país.

En la siguiente columna empezaremos hablando sobre “la pobreza y la desigualdad”, dos temas esenciales para analizar el nivel de desarrollo social de un país: qué tan satisfechas están las necesidades básicas de su población y qué tan homogénea es la sociedad en la que ella se desenvuelve. Los dos conceptos son multidimensionales. Es la mirada monetaria, tanto para la pobreza como para la desigualdad, la más reconocida, pero no la única.

0 241

Marvin S. Otzoy
[email protected]

El voto de un ciudadano guatemalteco está enmarcado en el Artículo 136 de la Constitución Política de la República de Guatemala, Derechos y Deberes Políticos, que textualmente indica que son derechos y deberes de los ciudadanos: a) Inscribirse en el Registro de Ciudadanos; b) Elegir y ser electo; c) Velar por la libertad y efectividad del sufragio y la pureza del proceso electoral; d) Optar a cargos públicos; e) Participar en actividades políticas y f) Defender el principio de alternabilidad y no reelección en el ejercicio de la Presidencia de la República.

Tomando lo anterior como estandarte en aras de que el migrante sea incluyente en este proceso, ante el Pleno de Magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE), se solicitó el voto íntegro tal y como lo indica la Carta Magna, para incidir también en la elección de las alcaldías y concejales, ya que del interior del país es donde las migraciones se originan y a donde también se debe influir con políticas públicas de desarrollo. Por tanto la creación de un distrito electoral migrante es urgente y por demás constitucional y necesario además de dada la importancia económica del migrante a través de sus millonarias remesas al país. Tristemente el TSE en conjunto con el Renap no han iniciado un programa coherente de empadronamiento de los más de 2 millones de connacionales viviendo en el exterior, aceptando alarmantemente que sólo 19 mil guatemaltecos en el extranjero están debidamente empadronados. Además, la imperante creación del distrito migrante responde constitucionalmente al derecho de elegir y ser electo, optar a cargos públicos que tengan incidencia directa de decisión y ejecución en las comunidades, a través de la participación.

No obstante lo anterior, velar por la libertad y pureza del sufragio, así como la transparencia del proceso, es uno de los retos enormes para el TSE, dada la facilidad que desde el exterior pudiera existir financiamiento electoral ilícito, lavado de dinero y anomalías alarmantes como el hecho de que los muertos en Guatemala resulten votando desde el extranjero, o viceversa, y que haya voto doble de una misma persona. “Apostarle a un TSE fuerte, independiente y apartidario es la única vía para seguir creyendo en una democracia que, con 33 años en las espaldas, aún sigue teniendo profundos retos” 1*.

Por lo tanto es de suma importancia que el TSE empiece a crear la figura del representante legal de un partido o comité cívico en el exterior, la capacitación idónea de los observadores internacionales y la diseminación de información responsable y cronológica de este proceso a la población.

El voto es la expresión máxima de la democracia de un país; es votando y participando en el proceso como se puede exigir a las autoridades su cumplimiento con la representación de la voluntad del pueblo. Si no se participa votando, después que no se venga a exigir renuncias, a hacer manifestaciones, o armar el alboroto cuando no se ha sido capaz de vencer la propia indiferencia, que es el terrible mal que envuelve a una nación conformista, dejando que los de siempre decidan por un futuro mejor para las nuevas generaciones. El voto es muy poderoso si se ejerce responsablemente y con transparencia, ya que brinda la posibilidad de exigir a las autoridades la correcta representación de la voluntad de las masas.

1*Revista de Análisis de la Realidad Nacional, Ipnusac, Ambiente Preelectoral, agosto 2017.