Inicio Authors Públicado porDiario La Hora

Diario La Hora

804 NOTICIAS 0 Comentarios
Somos un medio de comunicación veraz y responsable. Único vespertino de Guatemala, desde 1920.

0 293

Por Grecia Ortíz
gortiz@lahora.com.gt

Migrantes guatemaltecos residentes en diferentes estados expresaron a “La Voz del Migrante” sus ideas sobre lo que consideran que Guatemala necesita cambiar, además de destacar que el papel de los connacionales es importante teniendo en cuenta que las remesas que envían han contribuido en la economía del país.

A las preguntas: “¿Qué cree que debe cambiar Guatemala?” y “¿Qué papel tienen los migrantes dentro de ese cambio” los connacionales indicaron que es indispensable que el país logre crear empleos a fin de garantizar un mejor futuro y destacaron que la ciudadanía forma parte indispensable de ese cambio que se busca en el país, en el que la justicia juega un rol indispensable.

0 339

Nevada

Guatemala necesita una reestructuración de su Estado, que es la principal forma en que se organiza una sociedad, en donde un liderazgo renovado tome la política como una ciencia, en donde haya toma de decisiones coherentes que lleven a la consecución de objetivos y metas de una sociedad.

Dentro de ello obviamente involucro a un cambio de 180 grados de los tres poderes del Estado con el objetivo único del desarrollo de un pueblo en su conjunto, con una participación activa de la sociedad civil y el acompañamiento vital del cuarto poder del Estado: la prensa, libre e independiente en su expresión.

A la diáspora guatemalteca la denomino como el quinto poder de este nuevo Estado, por su importancia económica al contribuir al sostenimiento y equilibrio de la economía en donde su papel debe ser activo en el diseño de nuevas estrategias de desarrollo nacional, en parte a través de las remesas familiares y su impacto en el equilibrio de la balanza de pagos del país; por su importancia política a través del empoderamiento real en puestos de toma de decisiones que debe iniciar con un voto en el extranjero íntegro, tal como lo manda la Constitución de la república, no solamente para elegir a presidente y vicepresidente, así como a diputados distritales; al mismo tiempo tener la posibilidad de ser electos en un nuevo distrito electoral, el distrito 23; importancia social porque el migrante interactúa dentro de la sociedad a la que le unen sus raíces y en donde su influencia al cambio y desarrollo son bien escuchadas y aceptadas.

Importancia diplomática: el migrante constituye el cuerpo diplomático de lujo que posee un país, ya que muchos han adquirido la ciudadanía del país a donde han migrado y con ello influir entre congresistas y senadores con el poder del voto, pudiendo atraer programas de desarrollo a los países de origen.

En síntesis, bajo mi perspectiva como migrante, el cambio para Guatemala también debe ser tejido por su diáspora, vigilante y demandante de un país con cero o al menos bajos índices de corrupción e impunidad, que son flagelos de un hermoso país, que sus gobernantes de décadas tienen de rodillas y sumidos en extrema pobreza a una población desigual, en donde unos pocos tienen demasiado y muchísimos se debaten entre la pobreza y la pobreza extrema.

0 293

Houston Texas

Mientras nuestras autoridades –Gobierno– no reconozcan la obligación moral y legal que tienen para sus ciudadanos no habrá cambio, recordemos que por ellos existe y para ellos debe trabajar. Nuestras autoridades no deben olvidar que por los guatemaltecos que los eligieron están allí, y su obligación es dar protección y soporte, deben crear leyes que protejan, no que violen y lesionen sus derechos, velar porque Guatemala crezca en conjunto, no solo unos cuantos… evitar que continúe creciendo la violencia, terminar con la delincuencia que no permite a los guatemaltecos, ni por muy pequeño que sea su negocio, salir adelante, pues deben pagar la extorsión o a cambio perder la vida.

Necesitamos un Congreso que legisle en beneficio del país, un gobierno que proteja y haga crecer a los guatemaltecos, que nos permita salir adelante individualmente, terminar con la delincuencia… de lo contrario Guatemala cada día se hunde más.

Aquí, en la soledad y el cansancio, los migrantes se encuentran con falta de apoyo de nuestras autoridades, sin una asesoría que les permita gestionar sus documentos, mal trato en algunos casos para quienes no pueden leer ni escribir, olvidando que si no fuera por esas personas los consulados no tendrían razón de ser, y aparte de la poca o nula ayuda se encuentran hasta el colmo de no poder obtener una identificación –pasaporte– en plena crisis migratoria aquí en Estados Unidos. ¡Qué difícil!

El migrante es un ciudadano más fuera de su tierra de la que salió, no por su propia voluntad sino obligado por razones extremas, pero con los mismos derechos. No es alguien ajeno a quien debe dejársele a su suerte lejos de casa.

El migrante contribuye grandemente a la economía del país, por lo tanto, lo menos que merece es protección, asesoría y apoyo de sus autoridades… no el abandono.

Debe crearse una legislación para el migrante, en caso de que deba regresar al país se perderá en gran parte el ingreso de divisas que ayudan grandemente en la economía del país, el migrante es un ciudadano guatemalteco que representa un potencial en el cambio tanto económico como político del país, ahora que podrían elegir sus gobernantes desde el exterior. Definitivamente es un papel importante para los intereses de Guatemala.

0 187

Los Ángeles

Hay diferentes formas de lograr el desarrollo, ahora la pregunta es cómo el migrante puede lograr el cambio, porque hay que reconocer que sin su apoyo a la economía de Guatemala, el país ya hubiera colapsado hace más de una década.

Creo que en las próximas elecciones el guatemalteco en el exterior, si es que estos políticos nos permiten desarrollar nuestro mandato constitucional, tendremos nuestro derecho de votar, y de ser electos. Creemos que en el exterior vive una gran población que buscó el exilio, con mucha capacidad de liderar, de gobernar y mucha capacidad que se ha perfeccionado aprendiendo de las culturas y del sistema de gobierno de los países en donde viven.

En Guatemala, me refiero al gobierno, al Estado, tiene que permitirle al hijo ausente ser partícipe de este movimiento de poder de cambiar el rumbo del país. No se puede vivir más de esta forma artesanal como lo ha venido haciendo. El Estado tiene que enfocarse con leyes serias en contra del lavado de dinero, de nuestros recursos que salen del país y esta gente va y lo invierte en el extranjero. Eso no es correcto, deben beneficiar a toda la población y no solo a un sector y ahí es donde se va lograr el desarrollo de un país, así es como Guatemala podría detener la migración hacia el norte.

Se debe empezar a capacitar a los jóvenes en carreras cortas técnicas, que permitan la elaboración de productos que se puedan exportar, solo así creo que Guatemala va a lograr un desarrollo y detener una migración que no se ha detenido ya por cinco décadas.

Creo que el flujo y la pérdida de talento es bastante responsable de por qué Guatemala se estancó y permitió que la cuna de lobos, prácticamente devorara a nuestro país, ahora creo que vamos a tener un poco más de participación.

0 350

California

Definitivamente Guatemala necesita un cambio en el sistema educativo. Para empezar, se tiene que reestructurar el pénsum de estudios. Debe de haber una evaluación de necesidades en relación a estudios socioeconómicos de la población y reestructurar completamente cómo se imparten clases, y basados en exámenes obligatorios, evaluar en qué nivel se encuentra la población y legislar obligatorio que los jóvenes menores de 18 años asistan a clases y monitorearlos a manera de exigirles por ley, a los maestros, resultados según el pénsum estipulado.

Es imperativo dejar la cultura de entregar espejos por oro. Tenemos que entender, que una población culta es una población de paz y desarrollo. Esto permitirá que la población con un grado de educación básica, entienda la importancia del rol de los legisladores, quienes tienen a su cargo aprobar o no, leyes en beneficio de todos los espacios imperativos para que los derechos humanos básicos de la población sean respetados y desarrollados a manera que estén estipulados como una obligación de parte del gobierno de Guatemala hacia la ciudadanía guatemalteca.

El problema más grande de Guatemala es que se tiene sumido en la ignorancia a un porcentaje altísimo de la población, y esto impide que se logre que Guatemala trascienda de un país tercermundista a un país desarrollado. En Guatemala, el cambio que se necesita es a través de una reestructuración que logre combatir a la corrupción en el Organismo Ejecutivo y Legislativo y es donde inicia el proceso más importante para culminar con un país legislado democráticamente.

Se logra que un país sea democrático poniéndole un alto al fascismo a través de la libertad de expresión, donde las noticias no sean noticias si no la opinión del reportero que se expresa a través de los sucesos de la población, transcribiendo con equidad los sucesos y el sentir de la ciudadanía.

Por ejemplo, tomemos el sistema de salud. El cuidado de nuestra salud por el gobierno de Guatemala es nuestro derecho civil, nuestros gobernantes están “politiqueando” con nuestro derecho básico a la salud.

0 212

Kentucky

Inspirados en la esencia humana y de los migrantes, que hemos aprendido de las leyes del primer mundo, es imprescindible que los pueblos nos unamos en una agenda común: “Lucha contra la corrupción y apoyo a la justicia”.

No importa si es arriba, abajo, derecha, izquierda, los de allá o los de atrás. Lo que importa es el padre y la madre que no saben si sus hijas e hijos regresarán con vida a la casa. Lo que importa es ser humildes y valientes para defender a nuestras familias. Lo que importa es no darse por vencido. Si 10 veces dicen “no”, hay que intentarlo 11 veces. Imaginemos magnánimos arquetipos y generaciones invirtiendo en nodos de cambios de fondo. ¡Expulsemos a los corruptos!

Citando a Edgar C. Barillas: “Nosotros los pueblos, unidos por un mundo mejor, somos las nuevas fronteras de oportunidades para las masas cansadas. Debemos articular, pueblo con pueblo, para ser libres, invertir inteligentemente, incentivar la unidad familiar y la filantropía comunitaria desde el celular”.

Es importante enlazar el tercer sector migrante al tercer sector local. Fomentar la exportación de industrias culturales, economía naranja, centros de desarrollo comunitarios, viviendas productivas, turismo académico y microfranquicias como solución para la prosperidad de las bases de la pirámide.

Las diásporas migrantes debemos trabajar junto a las autoridades de Guatemala, Estados Unidos y México para impulsar a las mujeres, jóvenes, indígenas, emprendedores y microempresarios en Centroamérica. Debemos ser luz, esperanza y conocimiento. Debemos “Saber para servir y servir para multiplicar”. GC.

0 216

Los Ángeles

La participación ciudadana tiene mucha prioridad para contribuir y participar. Para proponer reformas de ley, respetando nuestra cultura. Los cambios que se necesitan son cuestiones sociales: educación, salud, medio ambiente y derechos humanos para darle una estructura competitiva y emprendedora con gente organizándose para proveer un servicio de seguridad.

La seguridad en nuestro país es algo urgente y se necesita provocar un cambio, el ciudadano debe cuestionar a sus gobernantes, enfrentarlos y exigir respuestas a las preguntas, por eso es importante ser irreverente.

Aprender monopolios y adaptarse a las exigencias de un contexto más democrático para generar un entorno con más opciones y generar más empleos con mayores opciones para el pueblo. Un cambio es tan imprescindible como recoger la basura fuera de casa. Como cultivar los principios y valores y sentirnos orgullosos de nuestra cultura, folklore y así promover el turismo que es parte fundamental para la economía.

Empezar a educar desde el hogar; la educación es tan importante que debería empezar desde el hogar. Los principios y valores harán un cambio personal. Tener derecho a la educación académica, eso nos dará empleo y fuentes de desarrollo.

Si contamos con empleo podremos pagar y cubrir nuestras necesidades, comida, vivienda, etc. El cambio es responsabilidad de todos y mientras más armonía tengamos, menos personas resentidas existirán. El crecimiento propio es el cambio para nuestra supervivencia. Superaremos los hogares desintegrados o divorcios constantes, eso afecta a los niños y cuándo los adultos repetirán la misma historia en sus hogares, no a la violencia.

El Estado debe preocuparse por pagar bien a los maestros, construir escuelas y legislar que el estudio diversificado sea obligatorio. Porque cada vez más la educación académica es más demandante. Licenciaturas maestrías, así el país se desarrollará más. Hacer más parques recreativos y seguros, ya ni siquiera podemos salir a la puerta por la inseguridad del país.

Reducir la presión tributaria. El más pobre consume sueldo mínimo y es el más responsable en pagar sus impuestos. Mientras que alguien con una mejor posición y salario ni siquiera se preocupa de esto y aun peor los que producen riquezas ni siquiera presentan sus declaraciones. Se debe reducir subsidios y respetar al prójimo.

El respeto hacia los demás es tan vital, respetar las normas de tránsito, a las autoridades, respetar a los adultos, ancianos y niños es la prioridad en una sociedad, ser más unidos y ayudarnos unos con otros.

Hay que erradicar villas de emergencia es hacer un buen censo lo que ayudara al capital directivo y recurso humano del país. Respetar nuestros símbolos patrios, y algo muy directo: la transparencia para que el ciudadano tenga voz y voto sugiriendo y modificando ciertos puntos, todos somos un país y merecemos respeto estamos cansados de la corrupción y la inseguridad.

La creciente importancia son las remesas, sin ello el país hubiera decrecido. Debemos innovar bajo la inspiración que nos da Guatemala sintiéndonos siempre orgullosos y promoviendo nuestro país que mueva la economía y genere más empleos.

Guatemala nos inspira para luchar y trabajar duro para hacer envíos a nuestras familias estos niveles o tipos de remesas no son de hace un año o de dos década así que el cambio siempre ha existido y siempre tendremos un papel importante para el desarrollo del país. Dignificar y empoderar al migrante todos somos Guatemala.

0 203

Trenton, New Jersey

¿Corrupto el gobierno? ¡Corruptos nosotros! Tarde preciosa para volar barrilete, teníamos todo el cerro para nosotros, el viento estaba perfecto, luego hicimos nuestros propios barriletes, pasamos una tarde estupenda, con el tiempo llegué a pensar que en este lugar volaría barrilete con mis hijos…

Pero no, ahora en ese lugar gente que quiere que el gobierno les regale todo llegaron a invadir, se ve horrible, no tiene ni forma el pobre cerro, no hay servicios básicos, no hay calles, ah! pero si, hay casas con segundo nivel, vehículos de modelos recientes y gente que renta las casas.

¿Entonces el gobierno es el que nos tiene como estamos?

Por qué tenemos siempre la maña de culpar a alguien más por nuestros errores.

Todos somos corruptos, es una lección que nos enseñaron nuestros propios padres.

Si te quedas con un vuelto, no lo devuelvas. Tú eres pilas si logras convencer a un policía dándole mordida, somos nosotros mismos los que tenemos a Guatemala de rodillas, nosotros mismos que no les enseñamos a ser honrados a nuestros hijos. Y así queremos una Guatemala distinta… ¡No! Primero cambiemos nosotros.

0 343

Alhambra, California

Transparencia. El funcionario público debe hacer bien su trabajo, con honradez y buena voluntad. El ciudadano común debe velar porque así sea y denunciar cualquier acto de corrupción. Se deben aprobar reformas constitucionales y reducir el tiempo de servicio a los funcionarios electos a un máximo de dos períodos.

El gobierno debe buscar la forma de crear fuentes de trabajo, crear un ambiente político estable para atraer la inversión extranjera y estimular al mismo tiempo al comercio y la industria local. El pueblo debe sentirse seguro.

Se debe trabajar para que el aporte económico de los migrantes sirva para el desarrollo del país, no para crear, como es el caso actual, un desarrollo económico ficticio. Pareciera mentira, pero esto ha profundizado las desigualdades sociales y cierra oportunidades de desarrollo social, económico, político y cultural e incrementa la corrupción.

Debemos trabajar para que en Guatemala se nos deje de ver como los que sostenemos la economía, ya que eso hace que el gobierno se desatienda de sus deberes. Pareciera que en Guatemala se incentivara a que la población emigre, principalmente a Estados Unidos para generar mayor ingreso de divisas.

La desnutrición en Guatemala es consecuencia de la mala alimentación. Esta se debe más que todo a que el nivel de pobreza en el país ha crecido alarmantemente. La desnutrición infantil es más latente en el área rural, pues allí se carece de los elementales servicios de salud y escasea el trabajo.

El gobierno debería incrementar las fuentes de trabajo. Y debería haber un esfuerzo conjunto de los ministerios de Salud, Trabajo, Agricultura y Educación para fomentar programas de educación en esas cuatro áreas. Es triste observar que países como Japón, que no tienen la riqueza natural y mineral que tiene nuestro país, estén más desarrollados.

Con voluntad política de nuestros dirigentes se puede lograr el cambio. Debemos aprender a administrar mejor nuestros recursos y las ayudas internacionales.

0 235

Alhambra, California

Para lograr un cambio en un país se tiene que empezar por fortalecer la base, que en este caso son las familias, si todos los padres forjamos en nuestros hijos principios y valores construiríamos una sociedad limpia, honesta, trabajadora y productiva.

Además, es importante que cada ministerio realmente trabaje con amor y voluntad, lo que le corresponde para lograr ordenar y suplir al guatemalteco por lo menos de las necesidades básicas.

Y no debemos olvidar que como migrantes no seamos solo una estadística en cuanto a las divisas, sino que se nos tome en cuenta y formemos parte fundamental del desarrollo de nuestro país en sus diferentes áreas.

Unas de las razones por las que salimos de nuestro país obedece a la necesidad económica, por salvaguardar nuestra vida o por reunirnos con nuestra familia, en la mayoría de los casos lo hacemos sin terminar la preparación académica, es necesario el apoyo al migrante en cuanto a estudios superiores válidos a ejercer en el extranjero, cuánto ingeniero, arquitecto, abogado etc. están viviendo en EE. UU. sin poder ejercer su profesión.