Inicio Authors Públicado porDiario La Hora

Diario La Hora

1053 NOTICIAS 0 Comentarios
Somos un medio de comunicación veraz y responsable. Único vespertino de Guatemala, desde 1920.

0 76

POR MARIELA CASTAÑÓN
mcastanon@lahora.com.gt

El Refugio de la Niñez reveló que las niñas, niños y adolescentes (NNA) guatemaltecos que migran a Estados Unidos regularmente abandonan antes sus comunidades de origen para movilizarse a la capital guatemalteca, por lo que enfrentan un doble proceso de migración.

_5Leonel Dubón, director de El Refugio de la Niñez, explicó que la información que han conocido refleja que muchos de los NNA que migran a Norteamérica no nacen en la capital sino que en el interior del país, por lo que con base en ello se determina un doble proceso de migración.

“Nosotros sacamos el dato de los doble procesos de migración, tomando en cuenta que en una segunda información, la mayor cantidad de casos que detectó la Patrulla Fronteriza en 2014, estaban en procesos de doble migración. No habían nacido en la ciudad capital, sino en el interior del país y se habían movilizado solos o con sus familias a la capital, después hicieron otro movimiento”, refiere Dubón.

La explicación de El Refugio coincide con la Encuesta de Hogares de Movilidad Humana sobre Vivienda de Niñez y Adolescencia Migrante no acompañada retornada, la cual fue implementada por el Organismo de Naciones Unidas para la Migración (OIM) en noviembre de 2015 y marzo de 2016, en El Salvador, Guatemala y Honduras.

Los datos destacan que la mayoría, de estas familias –de migrantes-, 76.8 vive en el área rural de Guatemala y tiene un promedio de 6.2 personas dentro del hogar.

Por otro lado, Dubón dice que las causas de una doble migración son la búsqueda de oportunidades, porque las familias y los niños no encuentran oportunidades en sus lugares de origen, debido a la pobreza y la ausencia de producción de las tierras; también por la unificación familiar y la violencia.

PRECARIEDAD EN LAS ZONAS RURALES

De acuerdo con la OIM, que hace referencia a información del Banco Mundial, los pisos de tierra son indicadores de pobreza y al habitar viviendas hechas con estos materiales, la niñez y adolescencia es vulnerable a enfermedades parasitarias o enfermedades como Chagas.

“Por otro lado, solo el 19.7 por ciento de las familias que viven en las zonas rurales tienen acceso a un inodoro conectado o alcantarillado. El 73.4 por ciento restante utiliza letrinas, inodoros o fosa séptica y otros. Esto plantea una situación de vulnerabilidad ligada al acceso de servicios que reciben las NNA migrantes, dado que este tipo de situaciones pueden contribuir a la transmisión de bacterias, virus y parásitos presentes en las excretas humanas a través de la contaminación de los recursos hídricos, el suelo y los alimentos. Este tipo de contaminación es una importante causa de enfermedades diarreicas”, dice.

La información detalla que la ausencia de letrinas puede representar problemas de seguridad especialmente para las niñas, adolescentes y mujeres que corren riesgo de sufrir acoso o abusos sexuales durante la noche en lugares apartados de su vivienda.

En tanto, en las zonas rurales, esta situación alcanza el 62.9 por ciento del total de las familias de la niñez y adolescencia migrante no acompañada retornada.

“Según la investigación, el 83.7 por ciento de las familias de la niñez migrante no acompañada retornada de Guatemala dice ser propietaria de su vivienda. Sin embargo, el porcentaje de tenencia o propiedad es menor cuando la jefa de hogar es una mujer”, explica.

LLAMADO

La OIM hizo un llamado a las familias, a la sociedad y al Estado guatemalteco para que garanticen los derechos de todas las niñas, niños y adolescentes a gozar del más alto nivel de salud posible y de crecer en un entorno digno en el que se priorice su protección y se brinde lo necesario para que alcancen lo máximo de su potencial.

Por otro lado, Leonel Dubón, dice que se deben resolver los problemas estructurales del país, como la ausencia del Estado, que no tiene instituciones que brinden cobertura a nivel nacional a las familias.

“Los programas sociales, a través del Ministerio de Desarrollo Social, para los más vulnerables no están llegando. Los chicos no están teniendo oportunidades y creen que la ciudad capital es como un lugar de oportunidades, pero terminan en las calles en actividades ambulatorias, de vendedores, malabaristas, a la economía informal”, lamentó Dubón.

0 160

Rudulfo Santizo
minchitoss1@yahoo.com

Oportunidad de oro pudiera decirse, la que pueden tener los guatemaltecos que están en el extranjero y que han sido seleccionados a participar en el Encuentro con el Migrante, la cual puede ser una opción para aquellos innovadores en aprovechar las ventajas que tienen en convertirse en verdaderos promotores del desarrollo socioeconómico de Guatemala. Va pues nuestros mejores deseos para esos migrantes que sí van a aprovechar esta ventana de oportunidad y no solo utilizarán estos viajes para pasear y tomarse fotos con personajes de Guatemala.

Por experiencias de otros años hemos visto dinero mal invertido en migrantes que van solo al paseo y no dan un paso para ver que opciones de negocios pueden desarrollar; es aquí donde el costo beneficio de este encuentro, no se traduce en su verdadero objetivo.

El doble conocimiento del origen y destino de los productos sujetos de comercialización, puede aprovecharse, a sabiendas de que los incentivos de Gobierno son mínimos y a veces no los hay; aún así, hay guatemaltecos que arriesgan su capital y emprenden una aventura comercial en competencias desfavorables.

Somos testigos del esfuerzo de muchos exportadores/importadores que sin tener ningún apoyo han iniciado esa lucha y han logrado importantes triunfos, traducidos en ganancias y posicionamiento dentro de un espacio que está limitado para muy pocos.

Estos ejemplos son dignos de admirar y hacer un llamado al sector gubernamental, principalmente a los ministerios encargados de la asistencia, seguimiento y todo lo relacionado a los procesos de la cadena de producción para que se fije la ruta para lograr que muchos emprendedores puedan tener mejores oportunidades con un apoyo real en cuanto a incentivos que les permitan ser competitivos con los productores de otros países que tienen políticas de apoyo para motivar las exportaciones e importaciones.

Ante esta situación, hacemos un llamado a todos los migrantes que van al Encuentro con el Migrante a que aprovechen esta oportunidad para identificar sus opciones de negocios o en su defecto muestren interés por apoyar, uniéndose a todos aquellos esfuerzos que coadyuven a promover y mejorar estas políticas comerciales que se están presentando, no se queden solamente en que fue una bonita experiencia para publicidad personal.

Hay esfuerzos para hacer planteamientos formales en la región para que estos programas tengan más y mayor impacto para mejorar la economía de los familiares de los migrantes y por consecuencia el poder adquisitivo de la diáspora en el país receptor.

Recuerden que uniendo esfuerzos en todos los sentidos podemos lograr que el capital de los migrantes sea considerado como un eslabón importante para desarrollar Guatemala.

0 174

En este número publicamos un reportaje sobre la experiencia que viven los nuestros en los consulados de Guatemala en los Estados Unidos y se reconocen cosas positivas y negativas del servicio, pero la queja constante es el atraso en la entrega de documentos, tales como el DPI y el pasaporte.

Hay que advertir que el problema en la emisión de tales documentos tiene su razón en Guatemala y que por ley los consulados no tienen a su cargo la emisión de los mismos, pero debe ser muy duro haber tenido que migrar por falta de oportunidades y encima toparse con que, el país que los forzó a salir ni siquiera les puede dar sus documentos a tiempo.

Ese calvario de la falta de documentos lo viven los chapines que residen en Guatemala y fuera de ella, puesto que hay mucha gente que viaja desde el Interior para ir a la agencia central del Registro Nacional de las Personas para recibir un “vuelva a preguntar en unas semanas” y eso simplemente es inhumano.

No digamos el hecho de estar en un país que no es el de uno, al que se llegó por mera sobrevivencia y saber que los únicos documentos que lo pueden identificar tienen moras altas de entrega porque son originarios de un país en el que todo el aparato estatal fue moldeado para ser un elefante que cuesta moverlo en todo menos para los negocios y la corrupción.

El Estado en general (sociedad incluida), desprecia a sus habitantes cuando no les puede garantizar derechos mínimos. En Guatemala alimentarse y tener salud es un privilegio y no un elemental Derecho Humano y si eso pasa con algo tan importante, qué se puede esperar de lo demás y por eso la ya prolongada crisis de falta de documentos de identificación para la gente se ve normal.

Hace unos días los cafetaleros pedían un subsidio y en La Hora se decía que en todo caso si a alguien se tenía que subsidiar era a la comunidad migrante, porque no solo mantienen la economía de Guatemala sino son la esperanza de familias y comunidades enteras y por eso, urge que el Estado resuelva los problemas en la emisión de documentos de identificación.

No queremos ni imaginar cómo será el proceso de voto en el 2019, porque sin DPI los nuestros no se podrán empadronar y sin eso no podrán votar. Querrán hacer todo a última hora, de urgencia nacional y todo será más caro y claro, habrán más negocios porque en eso es lo que se traduce la falta de acción y planificación.

A la comunidad migrante, sus familias y quienes en Guatemala viven un calvario por la falta de documentos, les pedimos que no se rindan, que nos unamos para poder incidir en los cambios de fondo que necesita nuestro sistema, para que derechos elementales como la educación, la salud y la identificación sean una realidad que nos permita cambiar el futuro.

0 203

POR GUILLERMO CASTILLO

Para las Personas Expuestas Políticamente (PEP) en Guatemala es prioritario entender:

1. La corrupción es la razón principal de la migración.
2. La agenda bipartidista de Estados Unidos (EE. UU.) no va a cambiar.
3. Las Diásporas guatemaltecas apoyaremos la “Estrategia de EE. UU. para Centroamérica” en apoyo al “Plan Alianza para la Prosperidad”.

Si no se combate la corrupción, no hay fortalecimiento institucional y esto provoca debilidad en la Policía, fiscales, jueces y cárceles. En resumen, la corrupción lava cualquier esfuerzo y renueva el narcotráfico, crimen organizado, trata de personas con fines de explotación sexual, lavado de dinero, cuello blanco, guante blanco y pandilleros que siguen expulsando migrantes masivamente.

La ruta está marcada, la seguridad ciudadana, seguridad económica, unidades de investigación criminal, seguridad interna y cumplimiento de la ley. Las Diásporas Guatemaltecas estamos comprometidos a poner nuestra propia casa (Guatemala) en orden para evitar que las personas se vean obligadas a migrar por la corrupción. Pedimos la ayuda del Presidente Trump para que nos permita ser parte de la agenda de la “Estrategia de EE. UU. para Centroamérica”. Nadie desea dejar su hogar, amigos, familias para venir a un país a vivir fuera de la ley.

El Ejecutivo de Guatemala ha dicho que se compromete a reducir la migración, sin embargo en el acuerdo gubernativo 98-2017 excluye al Ministerio de Gobernación, Organismo de Justicia, Ministerio Público, Procuraduría de Derechos Humanos, Ministerio de Cultura y Diásporas Guatemaltecas en el exterior. Está claro que se desea mantener el “status quo” y luego llegar a poner la mano como limosneros de impuestos de norteamericanos para detener la migración, debería darles vergüenza, se diría en la realpolitik. Es plausible que el presidente Trump redujera la ayuda en el “Plan Alianza para la Prosperidad” y se exija el compromiso, con hechos, en contra de corrupción. En otras palabras, la misma presión política y menos recursos, porque si no es como prestarle dinero a un ladrón – nunca habrá resultados.

La crisis de niños no acompañados y núcleos familiares por la corrupción, no tiene perdón. Refleja la situación difícil que enfrentan muchas madres, niñas y niños guatemaltecas que no tienen cómo defenderse ante el narcotráfico, crimen organizado y trata de personas con fines de explotación sexual. ¿Llegará a existir ejercicios cooperativos entre EE. UU., Guatemala y Diásporas guatemaltecas? Guatemala está en un punto de decisión crucial.

“Cuando los pueblos emigran, los gobernantes sobran”, José Martí.

0 114

Fredy Muñoz
zuletacargo@gmail.com

Para los guatemaltecos radicados en el extranjero lo primordial es el bienestar de nuestra familia en Guatemala, se les envían las remesas en su mayoría destinadas para consumo de bienes y servicios; Pero, ¿cuantos estamos dispuestos a invertir en Guatemala, el poco o mucho capital que tengamos?

No lo hacemos por falta de conocimiento, desconfianza, el poco apoyo del Gobierno, la inseguridad y la falta de certeza jurídica, por estas y otras razones hace que lo pensemos más de dos veces el destinar nuestros fondos para una inversión seria en nuestro país, ya que como todos sabemos es un dinero que se ha ganado con mucho sacrificio y no nos atrevemos a arriesgarlo en una inversión productiva.

No hay una institución que proteja y le de seguimiento a las pequeñas inversiones y que nos incluya como inversionistas aunque no estemos físicamente en Guatemala, porque somos parte del amplio grupo que vivimos fuera de Guatemala en condición de indocumentados, no hay una vía abierta para que los migrantes tengamos participación directa en los negocios que podamos tener en Guatemala.

Necesitamos que alguien cuide de nuestro capital invertido en el país, es necesario que el Gobierno apoye la creación de pequeñas cooperativas en los lugares que tienen mayor índice de migración, facilitando créditos a una baja tasa de interés, que los migrantes puedan aportar capital y que tengan participación de acuerdo a lo aportado, que el gobierno aporte también la asesoría necesaria y soporte técnico, de esta forma se podrá lograr que las remesas sean productivas verdaderamente y no sigan como hasta ahora que un alto porcentaje de remesas se convierten en gasto.

El Ministerio de Desarrollo cuenta con un presupuesto anual que bien se puede utilizar parte de este para programas de préstamos productivos condicionados, para las familias con más necesidades y hacer que los proyectos sean sostenibles y no crear una dependencia de la ayuda social como ahora ocurre y que no tienen retorno, solo es una dependencia de la ayuda que no produce y no resuelve el problema de pobreza y solo se convierte en un gasto para el Gobierno que al final de cuentas es el pueblo quien lo paga y por eso como ciudadanos tenemos el derecho de exigir que se enderece la forma de gastar los recurso del pueblo, hay que ayudar a las familias necesitadas a salir de la pobreza dándoles oportunidades, en Guatemala hay suficientes recursos para invertir en las comunidades que se encuentran marginadas por años, en el Ministerio de Agricultura Ganadería y Alimentación hay recursos para apoyar proyectos productivos, pero el presupuesto se gasta en otras cosas, solo esta creciendo la burocracia; la pobreza y necesidades de los guatemaltecos también seguirá creciendo, así que seguimos sin oportunidades y siempre seguiremos viendo hacia el norte en donde con mucho sacrificio y muchos riesgos pero es la única oportunidad de mejorar nuestras condiciones de vida, el Gobierno se ha comprometido con los Estados Unidos a crear condiciones para frenar la migración, pero, ¿cuando aparecerán esas condiciones? no lo sabemos.

0 285

POR EDNA SANDOVAL

Estados Unidos se ha convertido en la casa de muchos migrantes guatemaltecos que han decidido volverse parte de la diáspora. Las condiciones de quienes se mudan acá varían de persona a persona, sin embargo una masa importante de quienes deciden migrar lo hacen para conseguir movilidad económica.

Uno de los fenómenos interesantes que enfrentan quienes se mudan a Estados Unidos es que al llegar a este territorio se convierten en parte de una homogénea comunidad “latina”.

La comunidad latina dentro de sus ramas tiene a las sociedades centroamericanas migrantes y dentro de ellas a los migrantes guatemaltecos que al pasar por el proceso transnacional caen a ser parte de una estadística de desplazo que cabe en un cuadro geográfico y gentilicio.

Sin embargo esto debe de preocuparnos pues es una repetición de los procesos coloniales en donde al llegar los colonizadores las diferencias étnicas y culturales de los pueblos indígenas fueron borradas y se concedió la figura del indígena como una sola.

Guatemala, y específicamente, sus pueblos originarios han hecho una labor de resistencia admirable en la conservación de sus idiomas mayas y sus tradiciones que diferencian a unas comunidades indígenas de otras. Sin embargo, este nuevo proceso de diáspora y desplazo está nuevamente borrando las identidades indígenas de los migrantes, que en el proceso de traslado son percibidos como un migrante guatemalteco plano, invisibilizando su legado étnico y racial.

Este proceso casi invisible pero palpable debe de ser atendido en orden de entender también, los procesos de desplazamiento en donde, un importante número de la diáspora está construida por inmigrantes indígenas de áreas rurales, que buscan una vida mejor en Estados Unidos, a falta de oportunidades en su propio país. Invisibilizar u homogenizar a las masas migratorias indígenas, es también invisibilizar los procesos de explotación del cuerpo indígena en la estructura de poder en Guatemala. Desde la nueva construcción de poder soberano, Guatemala adoptó en neocolonialismo en donde implementó nacionalmente una estructura de clases y producción mercantilista que explota a las comunidades indígenas.

Ahora tenemos la perpetuación de ese modelo en la implementación de políticas neoliberales en donde las estructuras de poder-clase-etnia-raza siguen perpetuando la explotación del cuerpo indígena y a la vez, coartándoles la capacidad de poder desarrollarse económicamente. Si vamos a hablar del problema de la migración a Estados Unidos, debemos primero hablar de las estructuras de poder en Guatemala y como estas perpetúan la explotación de nuestros pueblos originarios que merecen más que una dignificación, una reparación histórica.

0 191

Por Patricia Veliz Macal
patymacal@aol.com

Vine a Estados Unidos en mayo de 1990, con mis dos hijos y dos maletas. Carla, mi hija mayor, tenía en ese tiempo tres años y mi hijo menor Rudik, un año. Había dejado a mi familia y a mis amigos en Guatemala. Venía con mucho miedo, confusa y ansiosa de venir a un país, un lugar donde no conocía a nadie y no tenía ningún apoyo cercano. Vine a reunirme nuevamente con el papá de mis hijos. Él vivía con su hermana y el esposo de ella. Ellos nos abrieron su casa para vivir. No fue fácil, ya que en el año 1998 mi esposo y yo nos separamos. En ese tiempo Carla tenía doce años y Rudik, nueve años.

Al llegar a Los Ángeles me inscribí en un centro comunitario, en él había una escuelita donde enseñaban inglés básico. En ese lugar conocí a la primera mujer que sin tener ningún parentesco conmigo se portó como una hermana, su nombre: Martha Victoria. Desde que me vio creyó en mí, me dio los recursos necesarios. Me dijo que miraba y sentía mi potencial. Martha murió en el año 2004 de cáncer de mama. Nunca la olvidaré porque siempre me brindó solidaridad. Teníamos la misma edad. Recuerdo su fortaleza, lo activa que era y su gran corazón. Allí fue donde empezó mi admiración por ella.

Así fue como inicié mi cadena solidaria de mujeres inmigrantes en Estados Unidos.

Desde el año 1992 he trabajado con cientos de mujeres inmigrantes en diferentes proyectos. En las áreas de salud, arte, activismo y educación. Estoy muy agradecida de haber compartido y seguir compartiendo los retos y los triunfos con ellas.

El título del libro “Los hilos que tejen” es una analogía que entre nosotras se entrelazaban muchas emociones, convirtiéndonos en eslabones de una misma cadena que se tejía –no con acero–; sino con hilos de ternura. Pude darme cuenta también, que todas nosotras podemos hacer muchas cosas a la vez: Trabajar, crear un hogar, mantener a nuestros hijos, llevarlos al doctor, ir al súper mercado y aún nos quedaba energía para servir a otros. Esta conciencia y este despertar hacen que tenga un respeto profundo en cada mujer latina inmigrante.

Otro factor importante es que las entrevistas y el proceso del libro lo hicimos con mi madre y mi hija. El libro también es un proyecto intergeneracional, ya que las tres estuvimos trabajando en él y aprendiendo de las mujeres. Esto nos hizo unirnos más como las tres generaciones que seguíamos juntas, que aprendíamos juntas y que soñábamos juntas. Agradezco de todo corazón a estas 19 mujeres que abrieron su corazón.

En cada historia hay alegrías, tristezas, angustias, etc. Pero también hay espacios sagrados de amor y solidaridad.

www.loshilostejen.com
www.generacionesenacvion.org
generacionesenaccion.org

0 233

Por Grecia Ortíz
gortiz@lahora.com.gt

Migrantes celebrarán este sábado 15 de julio la elección al título de Señora Red Migrante Guatemalteca, evento en el que un jurado elegirá a una ganadora de entre nueve participantes, en Los Ángeles California.

Según los organizadores, la preparación de las aspirantes ha constado de charlas de motivación para la que contaron con la visita de escritoras quienes motivaron a las migrantes a escribir un discurso.

Entre las participantes hay candidatas de los departamentos de Alta Verapaz, Chiquimula, Solola, Guatemala, Jalapa, Jutiapa, Quetzaltenango, Santa Rosa y Zacapa.

El certamen está dirigido a guatemaltecas por nacimiento, por adopción, nacionalizadas o que posean ascendencia guatemalteca, y se toma en cuenta a madres de 30 hasta 55 años, que residan en California.

Los temas a abordar el día del evento serán varios y están enfocados para que las participantes se desenvuelvan de acuerdo con el contenido del sobre que se le entregue a cada una.

Las guatemaltecas son madres, la mayoría trabaja y envía remesas hacia Guatemala.

El certamen para elegir a la ganadora de la corona tendrá tres etapas que consisten en la presentación folklórica, Fitness, pasarela en traje de gala y finalmente el desarrollo de uno de los temas en los que cada una deberá desenvolverse.

Serán tres títulos los que se otorgarán entre los que están: Mrs. Red Migrante GT California; 1era. finalista RMG California y Mrs. Amistad RMG California.

Al respecto Vicky Morales, participante por el departamento de Guatemala, expresó que se siente feliz de participar en esta actividad, que asegura no puede considerarse como de belleza, porque lo que se logra es levantar el autoestima a quienes participan.

“Yo creo que estos eventos y concursos son muy buenos para nuestra comunidad migrante pues así nos sentimos como en nuestra Guatemala ya que pese a la distancia todavía les podemos enseñar nuestra cultura, tradiciones y todo lo bonito y bello que es nuestra patria, y que jamás se sientan avergonzados”, explicó.

En tanto Mónica Champney, de Alta Verapaz, dijo que se motivó a participar y que cuenta con el apoyo de su hermana. “Considero que la unión hace la fuerza, la historia nos demuestra que así es, en estos momentos migrantes documentados y no documentados experimentamos una ola de odio jamás antes vista en este país, se nos incrimina de ser ilegales” señaló.

LAS PARTICIPANTES

Mónica Champney –Alta Verapaz-
Karla Barrera –Chiquimula-
Vicky Morales –Guatemala-
Telma Martínez –Jalapa-
Jennifer Barrera –Jutiapa-
Yolanda Escobar –Quetzaltenango-
Heidy González –Santa Rosa
Brenda Acevedo –Zacapa-
Isabela Guarchaj –Sololá-

0 150

POR DOUGLAS GÁMEZ
dgamez@lahora.com.gt

Con miras a promover la cultura e identidad guatemalteca en Estados Unidos, la Asociación “Guatemaltecos en Nueva York Inc.” ha buscado desde hace décadas velar por los connacionales que viven en ese estado y a partir del 2005 auxiliarlos en aspectos básicos como la realización de un trámite para abrir una cuenta de ahorro en un banco, hasta impulsarlos a pagar sus impuestos y acceder a la ayuda social.

Juan Carlos Pocasangre, presidente de la organización, conversó con La Hora Voz del Migrante para explicar la asesoría gratuita que ofrecen a los compatriotas.

En un boletín informativo proporcionado a la redacción, se constata que auxilian a la comunidad guatemalteca y latina para la obtención del “taxpayer identification number”, un número para el pago de impuestos al Internal Revenue Service (IRS).

También asesoran a los migrantes en información bancaria relacionada a los servicios que prestan esas entidades y los trámites para acceder a ellos, asistencia para el registro y apertura de negocios, así como organizaciones sin fines de lucro.

Asimismo apoyan a los connacionales en asuntos educativos como la realización de equivalencias, ingreso a alguna universidad, así como con consejos para ahorrar dinero para el pago de estudios a familiares e hijos, seguros, acceder a servicios sociales, jubilaciones y en cómo obtener una licencia para la preparación de alimentos, entre otros.

“Son cosas tan pequeñas pero por las que los migrantes luego tienen problemas grandes, pueden ser hasta arrestados y deportados por algo tan pequeño”, explicó Pocasangre.

Además de enfrentar problemas legales, el entrevistado indicó que los migrantes pueden obstaculizar sus oportunidades de desarrollo y superación por el desconocimiento de trámites y su falta de familiarización con el sistema burocrático de los Estados Unidos.

“Desgraciadamente se los hemos dicho a los presidentes que han venido siempre en el primer año de gobierno…ellos podrían cubrir a muchas más personas”, mencionó.

LAS DUDAS MÁS RECURRENTES

Pocasangre explicó que el mayor temor de los migrantes y por el cual más se acercan a la asesoría de “Guatemaltecos en Nueva York Inc.”, es la confiabilidad del uso del seguro social.

“El problema está en que les venden –números del seguro social– números de otras personas de Estados Unidos y si ellos lo reportan entonces este guatemalteco puede ser arrestado y procesado por robo de identidad”, comentó.

En ese sentido, aconsejó a los guatemaltecos apegarse a las leyes de Estados Unidos y procurar la obtención de un número para el pago de impuestos, debido a que a pesar de no representar un permiso de trabajo el cancelar sus obligaciones con el Estado les puede generar beneficios sociales como la jubilación.

“Si siguen pagando sus impuestos y logran alguna vez entrar al sistema y arreglar sus documentos, todos los créditos les sirven como comprobante que no son una carga para el país”, añadió.

DOCE AÑOS DE AYUDA

La “Guatemaltecos en Nueva York Inc.” fue fundada en 1973, su finalidad era ser una organización cívica y cultural para la representación de Guatemala en esa ciudad, pero hace 12 años asumió también el papel de asesorar a los migrantes.

Los connacionales pueden acceder por diferentes vías a la ayuda que ofrece la organización, por ejemplo, consultando al correo electrónico de la entidad, observando las clases que cuelgan en la plataforma de vídeos Youtube, llegar a la sede de la Asociación o solicitar la realización de talleres.

“Llegamos y se quedan con la información y después nos llaman. Van a trabajos donde tienen que dar el número social y han escuchado que no compren uno chueco, entonces me llaman para que les de la información, eso es lo único que hacemos, no el trámite, solo los guiamos a dónde deben ir”, puntualizó.

“Hay un caso de un señor que guiamos porque quería abrir un negocio y está feliz porque le dieron ya un lugar para abrir una tienda y ya está listo para inaugurar su negocio”, afirmó Pocasangre.

Para contactar a “Guatemaltecos en Nueva York Inc.” Puede comunicarse a

Teléfono: 646-220-6344
Facebook: USA informándonos
Youtube: Mejorando Nuestras Vidas en USA
Correo: informacionUSA@aol.com
Dirección: 1213 ave. Z. Suite. A13, Brooklyn, Nueva York, NY 11235

0 589

Por Grecia Ortíz
gortiz@lahora.com.gt

Servir de apoyo a las personas de escasos recursos y en condiciones de vulnerabilidad es lo que busca la Asociación para el Desarrollo del Departamento de Guatemala (APDGUA), que desde hace varios años trabaja en beneficio de comunidades de varios municipios de Santa Rosa y Guatemala.

El integrante de APDGUA, Marco Antonio Lorenzana, es un guatemalteco originario de Santa Rosa, ahora residente de Estados Unidos. El voluntario señaló que la asociación se dedica a realizar obras sociales a nivel nacional y que su objetivo siempre ha sido el de dignificar a las personas de escasos recursos de Guatemala.

“La Asociación nació con el fin de combatir la pobreza y extrema pobreza, a través de la gestión de proyectos que atiendan los temas de salud, educación y también lo que es programas de labor social. La Asociación ya tiene como tres años de haber nacido y esta nace en el municipio de Fraijanes de Guatemala”, explicó.

Entre las actividades que realizan se encuentran jornadas médicas, en las que proveen medicina y consulta gratuita a personas que no tienen acceso a estos servicios, conscientes de la situación que se vive en Hospitales de Salud Pública.

“Hay personas que se encuentran marginadas y esa es la gestión de APDGUA. Nuestro presidente se llama Eliu Lemus. Es una persona que se preocupa por la situación de pobreza en Guatemala, y estuvo trabajando con un grupo de vecinos, llevando cines de calle, porque tampoco tienen acceso a una diversión familiar”, anotó.

Lorenzana agregó que fueron esas razones las que llevaron a la creación de la organización sin fines lucrativos, con integrantes en Guatemala y también en Estados Unidos, que cuentan con el apoyo de Lorenzana y su esposa Susan Carter.

La organización cuenta con representación en Santa María Ixhuatán, Oratorio, Santa Cruz Naranjo, Pueblo Nuevo Viñas, Cuilapa, municipios de Santa Rosa y también en el municipio de Guatemala, entre otros lugares.

Los sectores que priorizan sus actividades son los ancianos, las mujeres y la niñez y juventud. “Se está trabajando con temas adecuados a las problemáticas que presentan estos sectores de la sociedad”, dijo.

La organización trabaja a través de donaciones y voluntariado. Por ejemplo, en el caso de las jornadas médicas los doctores regalan su tiempo y las medicinas las reciben de parte de distintos donadores.

MÁS PERSONAS EN ESTADOS UNIDOS QUIEREN AYUDAR

Susan Carter relató que en 1988 empezó a trabajar en Guatemala como misionera, por lo que asegura siempre se ha interesado por el país y su gente: “Siempre he buscado una manera para trabajar y ayudar a la gente”.

En 2007 adoptó a una niña guatemalteca y de esa forma se vinculó aún más al país, donde trabaja para ayudar a quienes viven en condiciones de vulnerabilidad debido a la pobreza.

“Yo he trabajado con gente aquí en Estados Unidos para buscar maneras para ayudar. Yo compro cosas de Guatemala y las vendo aquí, y con lo que gano yo envío a Asociaciones en Guatemala”, expresó.

Luego de conocer el trabajo que realiza APDGUA, la entrevistada decidió unirse y apoyarlos. Según dijo, le gusta trabajar con guatemaltecos que están dispuestos a ayudar. “Tengo mucha fe y confianza en ellos, porque hemos hecho varios proyectos”.

Al ver videos de la ayuda que se entrega, Carter dice que se siente motivada a seguir ayudando, porque se da cuenta de que hay felicidad en las personas a quienes ayudan y se nota que la ayuda llega a la gente.

“Es importante ver los resultados, que realmente estamos ayudando a la gente y eso lo que hemos visto con esta organización”, dijo.

Gracias a estos aportes se ha logrado la reparación de una escuela, la donación de víveres y de más de 200 pares de zapatos y 350 camas para decenas de familias.

“Hay personas que se encuentran marginadas y esa es la gestión de APDGUA. Nuestro presidente se llama Eliu Lemus. Es una persona que se preocupa por la situación de pobreza en Guatemala, y estuvo trabajando con un grupo de vecinos, llevando cines de calle, porque tampoco tienen acceso a una diversión familiar”.
MARCO ANTONIO LORENZANA –COLABORADOR-

“Yo he trabajado con gente aquí en Estados Unidos para buscar maneras para ayudar. Yo compro cosas de Guatemala y las vendo aquí, y con lo que gano yo envío a Asociaciones en Guatemala”.
SUSAN CARTER –COLABORADORA-