0
NUEVOS ARTÍCULOS
Inicio Authors Públicado porDiario La Hora

Diario La Hora

804 NOTICIAS 0 Comentarios
Somos un medio de comunicación veraz y responsable. Único vespertino de Guatemala, desde 1920.

0 55

Por Anamaría Tejada
tejadaa1212@gmail.com

Como bien se ha sabido, el presidente Donald Trump en su campaña electoral informó que iba a ser estricto con la migración indocumentada, por lo tanto serían afectadas las personas que entraran sin autorización a territorio estadounidense así como las que habían llegado con visas y se habían quedado fuera de estatus legal.

Pero en realidad no solo está afectando a estos migrantes, sino también a los que ya tienen una residencia permanente y los que tienen ciudadanía americana.

Se observa una política bastante agresiva, principalmente con los hispanos. La situación se ha convertido muy caótica para todos los inmigrantes, porque ahora se van a revisar archivos de todas las personas que el gobierno considere peligro para los ciudadanos americanos, por ejemplo cualquier delito menor como DUI, manejar bajo la influencia de alcohol, puede llevarlo a una deportación. Con mayor razón los delitos agravantes como robo y violencia doméstica.

También si usted mintió en su solicitud de ciudadanía a la hora de hacerse ciudadano americano, corre el peligro de que su ciudadanía sea finalizada, así que es muy importante saber sus derechos legales para saber cómo defenderse.

Igualmente los residentes permanentes deben de tener cuidado y evitar cualquier conflicto con la ley, especialmente si usted solicita traer a sus hijo de manera indocumentada y el gobierno se da cuenta que usted pagó un coyote, su situación se vuelve complicada, porque le pueden poner cargos de tráfico humano, no importando si estos son sus familiares o hijos y pueden terminar siendo deportados.

Ahora ya no importa que usted haya servido a las fuerzas armadas, igual pueden ser deportados, si usted cometió delitos legales como sucedió con estos 400 soldados que fueron deportados a México y no les importó que fueron a pelear a Irak y Vietnam, ahora se encuentran esperando una resolución a su problema.

Se podrán imaginar los que no tienen ningún estatus legal, como el caso de los jóvenes de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA por sus siglas en inglés), jóvenes que han vivido en EE. UU. desde hace muchos años, que llegaron siendo unos niños, que ni siquiera conocen el territorio donde nacieron y que aparte no tuvieron control de que sus padres los trajeran a este país.

Pese a que el gobierno se había comprometido a no deportarlos si se amparaban bajo la orden ejecutiva, hoy corren el riesgo de ser enviados de regreso a su país. Esperamos que haya una esperanza para ellos, si el Congreso les da una clase de alivio pero eso todavía no está claro. La esperanza es que todavía podrían ser legalizados, el Congreso tiene hasta el final de año para darles un alivio para legalizar su estatus inmigratorio o que se les niegue y sean deportados.

EL TPS Y EL CAM CANCELADOS

¿Qué sucede con los estados de protección temporal? (TPS por sus iniciales en inglés). Los nicaragüenses ahora corren peligro ya que su protección quedó terminada.

Los salvadoreños tienen hasta marzo 2018 mientras que a los hondureños se les vence el 5 de enero de 2018 y se los extendieron por 6 meses más.

Los refugiados del CAM, por sus iniciales en inglés, un programa humanitario para menores de El Salvador, Honduras y Guatemala fue cancelado, pero existen tantos casos y es preocupante la situación de estos niños porque son bastantes y con diversas situaciones: los que entraron legalmente, los que entraron por las fronteras, los niños acompañados y los no acompañados, los menores que han sufrido trata sexual etc. etc.

A eso se suma el dilema de los hijos de los residentes legales que corren el peligro de desaparecer si los colocan en el sistema como hijos de crianza, porque pueden ser adoptados y nunca más volver a ver a sus padres biológicos.

Es un problema grave y no vemos que los gobiernos estén haciendo algo para resolver la situación de estos menores de edad. Ya de por si traen el trauma de cruzar el territorio mexicano, sufren los cambios climáticos y muchos menores han sido violados sexualmente mientras que muchas niñas han sido utilizadas para la prostitución.

Esos son los casos que más preocupan porque son menores que no saben cómo defenderse.

ESTADOS SANTUARIO

Hoy en día hay Estados que están trabajando con las autoridades del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas ICE (por sus iniciales) para localizar a los migrantes. Especialmente hemos visto que los persiguen por su complexión de hispanos, generalmente esto sucede en los estados del Centro y de la parte Este de los Estados Unidos donde la inmigración ha sido un conflicto racial.

Ahora tenemos estados que se convirtieron en Estados Santuarios, como es el caso de California, Portland, Oregón, Chicago Illinois, Seattle Washington, Denver, Detroit, Houston, Filadelfia, Washington DC y New York, sin embargo eso no detiene las deportaciones ni la sensación de angustia de muchos que ahora viven en un dilema de no saber si van a regresar a casa, el temor de separación de su familia, sus padres, hijos y hermanos. Esto ha generado una sicosis de miedo, de inseguridad, de falta de tranquilidad, de angustia, temor y los convierte en presas fáciles por su misma inseguridad, que los delata cuando ven a un oficial en cumplimiento de la ley.

En fin, la administración Trump está cumpliendo con lo dicho.

 

0 1700

Por Joseline Ayala
jayala@lahora.com.gt

Un incremento sospechoso de sus integrantes ha atravesado la Comisión de Migrantes del Congreso, debido a que en las últimas semanas el número de miembros de dicha Sala de Trabajo se ha duplicado, previo a que la Comisión realice el proceso de depuración de los expedientes de los candidatos a dirigir el Consejo Nacional de Atención al Migrante de Guatemala (Conamigua).

El presidente de ese cuerpo colegiado, Arturo Martínez, explicó que hasta antes de ser designado por la bancada TODOS como Presidente de esa Comisión el número de integrantes ascendía a ocho personas, mientras que en las últimas semanas el número ha aumentado a 16 miembros.

Anteriormente la Comisión estaba integrada por cinco diputados independientes y tenía la representación de las bancadas TODOS, Unión del Cambio Nacional (UCN) y del Frente de Convergencia Nacional (FCN).

Ahora la representación se ha incrementado a seisintegrantes de la bancada TODOS, una del Movimiento Reformador, Alianza Ciudadana (AC) y dos de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE).

“Recibí una Comisión con ocho miembros y ahorita habemos 16 miembros de diferentes bloques legislativos, eso abre la participación y democratiza el actuar de la Comisión, ya habemos seis bloques legislativos en la Comisión, algo que no sucedió al inicio del año”, explicó Martínez.

El diputado reiteró el compromiso que tiene esa Sala de Trabajo para elegir al representante de los connacionales más apto para el puesto y explicó que se le pedirá al funcionario electo que asuma como prioridad algunos procesos administrativos que llevan suspendidos desde hace nueve meses.

Los diputados que integran ahora la Sala de trabajo son: de TODOS, Arturo Martínez, Jean Paul Briere, Juan Ramón Lau, Pedro Méndez Carreto, Cornelio García y Mario Fermín de León; de FCN: Marcos Yax y Óscar Rolando Corleto; Independientes: Héctor Melvyn Caná y Gustavo Medrano; de AC: Marvin Orellana; de la UNE: Edgar Reyes Lee y Lucrecia Samayoa; de UCN: Julio Lainfiesta y de MR, Dolores Beltrán.

0 79

Por Grecia Ortíz
gortiz@lahora.com.gt

Volver al país sin saber qué acciones tomar para continuar con su vida es solo una de las tantas preocupaciones a las que se enfrentan guatemaltecos retornados de Estados Unidos. No obstante, existen organizaciones creadas por la iniciativa de personas que ya han atravesado la misma incertidumbre y que reflejan que la unidad y la creatividad puede ser la clave para emprender proyectos que sirvan de espacio de crecimiento para los migrantes.

Willy Barreno vivió más de 10 años en Estados Unidos en donde trabajó como cocinero, pero el deseo de hacer realidad el sueño guatemalteco lo motivó a crear la asociación de Desarrollo Sostenible para Guatemala (Desgua), que hoy se constituye en un espacio para los connacionales.

Mientras en San José Calderas, Chimaltenango, un grupo de retornados, afectados por una de las redadas migratorias más grandes ocurridas en Estados Unidos, creó la Asociación Pro Mejoramiento de Deportados Guatemaltecos (Aprode), cuya finalidad es generar condiciones de vida y trabajo para que los comunitarios no busquen migrar nuevamente.

De enero a septiembre de este año, ya son 44 mil 829 los guatemaltecos que han retornado al país por la vía aérea y terrestre procedentes de Estados Unidos y México respectivamente, aunque la cifra ha disminuido en comparación a la registrada en 2016, los registros aún permanecen arriba de veinte mil.

Algunos regresan a sus departamentos pero al verse de nuevo sin oportunidades deciden volver a arriesgarse y viajar de nuevo. Sin embargo, los espacios creados por migrantes retornados representan una esperanza y son un ejemplo de que en Guatemala es posible crear oportunidades y espacios para salir adelante.

ESPACIOS PARA MIGRANTES

Desgua, una organización de grupos comunitarios de Guatemala y Estados Unidos, se enfoca en crear el desarrollo económico y educativo, que incluye la participación de migrantes retornados y comunidades Mayas.

Red Kat, en Quetzaltenango, ha logrado crear oportunidades de trabajo y ofrece productos comunitarios a la vez que opera un restaurante en donde los jóvenes trabajan como cocineros.

El guatemalteco Willy Barreno, uno de los fundadores del proyecto, explicó que la idea surgió en 2007 y se concretó tres años más tarde con la fundación de un café en Quetzaltenango.

“Los que fundamos el restaurante éramos cocineros, y de ahí la mayoría son de Cajolá y yo de aquí de Xela, que seríamos como cinco los cocineros, y ya nos habíamos conocido allá en Nueva York”, explicó a La Hora Voz del Migrante.

Aunque la organización está conformada por miembros que en algún momento migraron también hay casos de personas que dejaron el país durante la época del Conflicto Armado Interno.

Barreno explica que al retornar a Guatemala, los migrantes se sentían en un ambiente desconocido y eso los llevó a fundar Red Kat, que ofrece espacios a personas que atraviesan ese tipo de situaciones.

“Una de las grandes debilidades es que al regresar como migrantes no se tenía comunidad aquí y la gente ya no nos conocía, entonces nuestra estrategia era crear comunidad a través de centro cultural que es también un café, la idea era invitar a artistas, músicos, poetas, productores de artesanías para que se volvieran parte de la red”, detalló.

Lograr reconocimiento en la organización fue complicado, porque entre la población existe un estigma de que los que retornan es porque cometieron algún delito o los juzgan por su apariencia, indicó Barreno.

Es por ello que el entrevistado considera importante que se cree este tipo de iniciativas. La casa en donde ahora funciona el restaurante es conocida como la “Resurrección del Sueño Guatemalteco”.

Una de las observaciones de Barreno es que al ser migrantes aportan con remesas a sus familias y país, pero a su retorno a Guatemala la realidad cambia, porque no existen oportunidades, aunque la idea es aprovechar la experiencia que tienen para crear empresas en su tierra natal.

“Nosotros podemos crear esa parte de entrenamiento técnico que no teníamos antes de salir de Guatemala”, expresó.

Por eso es que hace tres años crearon uno de los proyectos, dirigido a jóvenes a fin de prevenir la migración y ahora son ellos los encargados de cocinar en el lugar.

Desgua busca reintegrar a los migrantes retornados en la sociedad guatemalteca y ofrecer una alternativa a la migración para todos aquellos que sienten que no tienen otra opción. Además promociona la identidad cultural, el comercio justo y la compra de productos locales, entre otros aspectos.

Con el tiempo, la organización ha logrado empoderar a más personas y también se han unido y motivado a crear el sueño guatemalteco.

Uno de esos ejemplos es Ubaldo Ramírez, quien fue migrante por varios años, pero se unió a dicho proyecto tras volver a Guatemala, “trato de compartir mi experiencia de que Estados Unidos no es como lo pintan, es otra realidad, entonces eso estamos tratando de hacer”, indicó.

Ramírez señala que con esfuerzo se ha logrado crear conciencia y la organización a la que pertenece le ha permitido a él y otros encontrar una alternativa para superarse en medio de una situación adversa.

REGRESÓ A GUATEMALA Y ENCONTRÓ ESPERANZA

Hace 7 años, Giovanni López regresó a Guatemala y sin dinero en la bolsa. Sus esperanzas eran pocas, pero una serie de contactos lo llevaron a Desgua, el lugar que le dio fuerzas para seguir adelante.

Durante su tiempo fuera del país, aprendió el oficio de la construcción y también entrenó junto a peleadores profesionales, su futuro era prometedor pero el destino hizo que regresara nuevamente a Guatemala.

“Por la organización doy todo porque han tenido ellos fe en mí, y por eso cuando me llaman para algo o lo necesitan, yo estoy ahí para ellos porque emocional y mentalmente, han estado ellos por mí”, aseguró.

López estuvo presente en la Cumbre de Migrantes y Retornados organizada recientemente, y asegura que el evento le permitió observar un cambio en la actitud de connacionales en Estados Unidos y Guatemala, y de personas que buscan generar un cambio.

En otros países la organización es mejor contó López, pero en Guatemala parece que no existe la ayuda para quienes regresan, por lo que espacios como Desgua representan un alivio.

Asegura que esa unidad permitirá que todos puedan incluirse en el cambio ciudadano que surgió en 2015, “yo sé que no es el más grande, pero pienso que en el futuro serán gentes que van a trabajar por todos, porque el sistema no es malo, es quien lo maneja y cómo lo maneja”.

ESTADOS UNIDOS, EL PAÍS DE DESTINO MÁS COMÚN

De acuerdo con el informe Matriz de Seguimiento de Movilidad Humana de 2016 de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), un 99.7 por ciento de guatemaltecos escoge como país de destino para migrar, Estados Unidos.

En Estados Unidos viven más de 1.8 millones de guatemaltecos que aportan con remesas al país, pero los retornados, según personas entrevistadas por La Hora Voz del Migrante, también pueden contribuir y los efectos son mejores si trabajan unidos.

Mientras que un estudio del Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (Cemla) apunta que los flujos migratorios internacionales no se originan solamente por la falta de oportunidades de empleo sino que responden a otros intereses.

En una encuesta desarrollada por dicho Centro, los consultados respondieron en su mayoría que la razón que los llevó a dejar al país fue por la búsqueda de un empleo que les permitiera obtener un mejor salario.

LAS FAMILIAS ORGANIZADAS DE SAN JOSÉ CALDERAS

La Asociación Pro Mejoramiento de Deportados Guatemaltecos (Aprode) es otro ejemplo que muestra cómo las comunidades pueden crear proyectos de desarrollo sostenibles.

Aprode fue fundada por familias de San José Calderas de Chimaltenango, luego de un retorno masivo de migrantes.

En 2008, más de 300 personas originarias de este lugar que trabajaban en una empresa procesadora de carne fueron arrestadas por la policía de migración y después de pasar 5 meses en la cárcel fueron deportadas a Guatemala.

Tras ese retorno surgió Aprode como una necesidad de las personas en organizarse y con la esperanza de revertir las condiciones de falta de oportunidades que los obligaron a dejar a sus familias.

Elvin López, integrante de Aprode dijo a La Hora Voz del Migrante, que se estima que un 30 por ciento de los integrantes de la organización son familiares de retornados.

Desde 2014, la asociación trabaja en el aspecto turístico, durante algún tiempo la misma estuvo inactiva pero el deseo de recrear el propósito por el que fue creada hizo que de nuevo las personas se unieran y trabajaran en nuevos proyectos de beneficio para la comunidad.

“Se están generando empleos y prácticamente del mismo proyecto turístico surgió otra agrupación que tiene personas que son retornados… estamos trabajando en casos de la asociación Aprode que sí está trabajando obras sociales para beneficio de la comunidad, no para importancia personal o política”, destacó.

López señaló que la idea es que las personas puedan integrarse y obtener un trabajo, para que ya no migren y dejen a sus familias. Otro ejemplo de emprendimiento son las madres de personas que vivieron en Estados Unidos y que ahora se encargan de vender alimentos para los turistas que escalan el volcán de Acatenango.

LA ASOCIACIÓN DE CAJOLÁ

Marina Barillas vivió 41 años fuera de Guatemala y esa experiencia hizo que ganara conciencia, por lo que decidió retornar al país y aportar con soluciones en Cajolá, Quetzaltenango.

El proyecto de ayuda a la comunidad por parte de la Asociación Grupo Cajolá surgió hace tres años y apoya en diversas áreas, “por ser maestra estoy apoyando y hemos desarrollado, por ejemplo, algunos programas de educación como introducir Conalfa”, comentó.

Algunos de los programas que impulsa la Asociación son talleres y espacios dedicados a tejedoras, apicultura, miel, carpintería, una granja de gallinas ponedoras, un centro de internet y un salón de clases para niños en edad preescolar. También tienen un programa de jóvenes becados para que continúen con sus estudios universitarios.

ORGANIZACIONES SON UN ESPACIO IMPORTANTE

Lizbeth Gramajo, investigadora del Instituto de Investigación y Proyección sobre Dinámicas Globales y Territoriales (IDGT) de la Universidad Rafael Landívar, señala que este tipo de organizaciones que involucran a retornados constituyen un espacio importante, aunque apenas están surgiendo.

Uno de los ejemplos, de acuerdo con la investigadora, es la Asociación de Retornados de Guatemala, que aporta al estar presente y recibir a los guatemaltecos que regresan al país vía aérea.

“Estas asociaciones son realmente importantes, sobre todo en los departamentos, en los lugares a donde ellos regresan”, anotó.

Aprode es otra muestra para la entrevistada, porque representa a un grupo de personas que retornaron y que lograron conformarse como una organización local con iniciativas, aunque uno de los aspectos notables es que la mayoría de sus integrantes fueron parte de una redada histórica, provenientes en su mayoría de un solo lugar.

El estar unidos permite que los retornados puedan generar visiones a favor de sus comunidades, enfatizó Gramajo.

“Los que fundamos el restaurante éramos cocineros, y de ahí la mayoría son de Cajolá y yo de aquí de Xela, que seríamos como cinco los cocineros, y ya nos habíamos conocido allá en Nueva York”.
WILLY BARRENO

“Por la organización doy todo porque han tenido ellos fe en mí, y por eso cuando me llaman para algo o lo necesitan yo estoy ahí para ellos porque emocional y mentalmente, han estado ellos por mí”.
GIOVANNI LÓPEZ

“Se están generando empleos y prácticamente del mismo proyecto turístico surgió otra agrupación que tiene personas que son retornados… estamos trabajando en casos de la asociación Aprode que sí está trabajando obras sociales para beneficio de la comunidad, no para importancia personal o política”.
ELVIN LÓPEZ

“Estas asociaciones son realmente importantes, sobre todo en los departamentos, en los lugares a donde ellos regresan”.
LIZBETH GRAMAJO

0 114

POR DELIA BONILLA
lahora@lahora.com.gt

El guatemalteco Juan Porres tiene tres décadas de residir en Estados Unidos, tiempo en el que ha desempeñado diversos trabajos y principalmente ha ejecutado un proyecto que tenía en mente por años: promover artistas para recrear a la comunidad latina con los diferentes ritmos populares de sus países de origen y así permitirles recordar sus raíces.

En junio de 1987, Juan migró a los Estados Unidos junto con sus padres para tener una mejor calidad de vida. Originario de la ciudad capital y con tan solo 17 años de edad, llegó al estado de Chicago en donde se enfrentó al cambio de cultura e idioma, pero persistió en lograr y desarrollar una nueva etapa de su vida.

Al cumplir los 18 años, inició a trabajar en varios proyectos, el primer empleo fue en una factoría de telas, después su padre lo llevó al edificio donde él trabajaba, allí se desempeñó como portero y se encargaba también de la limpieza del edificio.

Posteriormente, trabajó en un hotel ayudando con varias actividades del área de cocina, pero principalmente limpiaba la vajilla.

Juan relató que fue difícil adaptarse a un nuevo estilo de vida pues las costumbres y el idioma fueron un reto para él, sin embargo, con el tiempo logró dominar el idioma inglés a través de los diferentes trabajos que tuvo y eso le facilitó su desenvolvimiento en ese país.

Desde el año 2010, el guatemalteco trabaja en una compañía eléctrica ubicada en Nueva York, estado en el que reside actualmente, y también se dedica a organizar eventos musicales para el entretenimiento para la comunidad migrante y latina en general.

PROMOVIENDO TALENTO

La pasión por la música llevó a Porres a iniciar un proyecto que tenía en mente desde hacía varios años, que consistía en llevar grupos musicales a Estados Unidos con el fin de promoverlos y recrear al público latino.

En el año 2007, contactó al grupo guatemalteco “Los Mamboteros” y allí inició la promoción de eventos musicales tanto con artistas nacionales como internacionales.

Hasta la fecha ha logrado la presentación de más de 25 grupos musicales, a través de “Blessed Productions”, nombre que tiene su empresa promotora.

Artistas nacionales como: Cynthia Arana, Fidel Funes, Grupo Rana, Banda FM de Zacapa, Viento en Contra, Malacates Trébol Shop, Viernes Verde, Bohemia Suburbana, por mencionar algunos, han sido presentados en diferentes discotecas y salones de Nueva York.

Asimismo, artistas internacionales como: Montéz de Durango, K-Paz de la Sierra, Pastor López, La Original Banda El Limón, Héctor Acosta “El Torito”, Tierra Cali, entre otros, han deleitado al público que en su mayoría es latino, pero también a los estadounidenses que asisten a los conciertos.

Juan comentó que las experiencias como promotor musical han sido muy buenas y una de las mayores satisfacciones ha sido superar barreras, como el haber podido presentar a “El Torito”, después de que otros promotores lo habían intentado y no lo consiguieron.

El proyecto lo comenzó solo, sin embargo, ahora su prometida se ha convertido en su mano derecha en la organización de los eventos.

COMPROMETIDO CON EL PROYECTO

Juan ha tenido la oportunidad de trabajar para la comunidad migrante al presentar a diferentes artistas, y lo han felicitado por la calidad de los eventos que organiza, a la vez le han manifestado el gusto que les da presenciar grupos nacionales que en su momento disfrutaron en Guatemala.

“Entre migrantes tenemos que ser más unidos y apoyarnos los unos a los otros para poder salir adelante sin importar de qué país seamos, debemos informarnos más sobre lo que está pasando en nuestras comunidades”, manifestó Porres.

El guatemalteco tiene 30 años de residir en Estados Unidos y está comprometido con la promoción de eventos musicales en ese país, sin embargo, ha tenido la oportunidad de visitar en algunas ocasiones Guatemala y disfrutar de nuevo de sus costumbres y tradiciones.

0 70

Por Grecia Ortíz
gortiz@lahora.com.gt

La música y el deseo de ayudar a los demás, principalmente a la niñez son características del guatemalteco Valentino Trujillo, residente en Chicago, Estados Unidos, que a pesar de no vivir la mayor parte de su vida en Guatemala, asegura que no olvida sus raíces, y por eso ahora vuelve para decir “presente” en varios proyectos benéficos.

El connacional detalló en entrevista para La Hora Voz del Migrante, que aunque nació en la ciudad de Guatemala, siempre se ha sentido como alguien originario del departamento de Zacapa, porque la mayoría de su familia es originaria de ese lugar.

El clima político e inseguridad de la década de 1980 fueron los que motivaron a que Trujillo y otros familiares dejaran Guatemala, y la distancia hizo que amara todavía más a su país y cultura.

Cuando alguien desea que lo ayude a migrar, el guatemalteco se remite a contar la experiencia que ha vivido en el extranjero, además de poner en perspectiva la realidad de sobrevivencia en Estados Unidos para los migrantes.

“Guatemala tiene muchos recursos, y necesitamos decirle a la gente guatemalteca, al pueblo, y nuestra gente, que Estados Unidos es una mentira… uno no sabe el precio que uno paga al tomar estas decisiones de migrar”, señaló.

De acuerdo con Trujillo, todas las adversidades a las que se ha enfrentado le han hecho salir adelante, destacarse y ser feliz como es ahora.

FINALIZÓ SUS ESTUDIOS DE HIGH SCHOOL

Su primer trabajo, recordó, fue en una fábrica en donde elaboraban galletas, no obstante, con el tiempo decidió que su futuro era estudiar y no solo dedicarse a un empleo, aunque debió dejar a conocidos y familia para lograr su propósito.

La lucha por superarse lo llevó a finalizar sus estudios de High School, y luego decidió continuar en la universidad en una carrera musical, expresión artística que le apasiona.

“Lo primero que hice fue aprender inglés lo más rápido posible, porque lo primero que me di cuenta fue que mis primos hablaban inglés, yo no, y el único trabajo que yo iba a hacer era picar barriles con barretas sino hablaba inglés”, destacó.

Algo vital para lograr sus sueños, asegura, fue siempre la música, porque se sentía realizado al practicar esta habilidad. Sin embargo, soñó con más logros y decidió estudiar actuación en una de las escuelas más prestigiosas en Chicago.

Ese talento innato de la música, surgió desde los 6 años porque ya sabía tocar guitarra y a pesar de su edad lo hacía con naturalidad.

“Mi primera canción que canté fue Casas de Cartón, aquí en Guatemala, y nunca lo deje; llegando a Estados Unidos cuando empecé a tener más recursos empecé a comprar guitarras, a seguir estudiando y aprendí a tocar piano también, a vocalizar y desarrolle el talento de escribir y desarrollar ideas”, agregó.

Una de las limitaciones para lograr su propósito de superarse fue el tiempo y el esfuerzo, porque era consciente que debía trabajar para sostener a su familia.

Trujillo recientemente visitó Guatemala en calidad de artista y participó en un evento a favor de pobladores de Huehuetenango, pero al retornar a Estados Unidos nuevamente buscará obtener un papel en una película.

“El deseo es poderme retirar en Guatemala, crear aquí un poco de negocios, tengo la idea de poder conectarme en la comunidad de actuación de acá”, expresó el connacional.

QUIERE TRANSFORMAR A SU BANDA EN UNA FUNDACIÓN

El guatemalteco comentó que para lograr mejorar las condiciones del país, se debe ser disciplinado y tratar de consumir más de productos y promover actividades nacionales.

“Lo más importante es cuando hace las cosas no por dinero, sino por amor, y eso es lo que más satisfacción le ha dado a mi vida más fácil ha sido mi vida, cuando descubrí que mi talento no vale dinero, vale amor y eso le he enseñado a mis hijas”, apuntó.

Uno de sus sueños es lograr crear una organización en Guatemala, y transformar a la banda Chicago Santa Fe, en una fundación desde donde pueda ayudar directamente a la gente de escasos recursos, además, cree que tiene una misión en el mundo y todo lo que ha recibido es un regalo en su vida.

Trujillo además se muestra identificado con la realidad de la niñez guatemalteca y las precarias condiciones en las que viven y por eso es que se involucró con la asociación “Camino Seguro”, que trabaja con niños del vertedero de basura de la zona 3 en Guatemala.

0 95

Por Patricia Véliz Macal
patymacal@aol.com

Aun contra la adversidad la migrante de origen mexicano, Tanya Mayahuel Torres, logró sobreponerse y hoy es reconocida entre la comunidad como un ejemplo de lucha y superación. Su historia es recopilada en el libro escrito por guatemaltecas, “Los Hilos que Tejen”.

Desde niña Torres se encargó de cuidar sus abuelos, padres y hermanos, y por años vivió violencia doméstica, hambre, tortura, encarcelamiento e incluso violación.

Pero su espíritu de lucha hizo que siempre buscara sobreponerse y salir adelante, “o te mueres o renaces” es su lema.

“Es como parte de lo normal que las mujeres no tengamos derechos y que se nos maltrate y pensamos que eso es lo que nos tocó y lo tenemos que aceptar, pero desde niña pensé que no quería esa vida y tenía que escapar del machismo y de los golpes”, destacó.

En la actualidad la mexicana convive con otra persona con quien asegura es feliz, no tiene hijos por decisión propia.

“Amo la libertad y para mí lo más importante es que todos los seres humanos la encontremos. Es difícil encontrar una pareja que te deje hacer lo que quieres; al casarse viene un sentimiento de propiedad”, indicó.

La razón para migrar hacia Estados Unidos estuvo vinculada a la política.

Durante años ha conocido de mujeres abusadas y las motiva a no dejarse violentar, la razón es que fue abusada por familiares desde que era una niña y eso hizo que perdiera la fe en la humanidad, pero una persona la hizo cambiar de parecer.

“Conocí a una mujer que había pasado lo mismo y me aconsejó que fuera a un grupo de terapia. Ella apareció en mi vida cuando yo estaba a punto de cortarme las venas. Me pidió que me acercara a su grupo porque yo merecía vivir. Acepté y me llevó a grupos de ALANON y a grupos de Neuróticos Anónimos. Cuando empiezas a crecer quieres algo más”, destacó.

DECIDIÓ APRENDER A PERDONAR

Al llegar a Estados Unidos se sentía sola y atravesó una etapa difícil para adaptarse a esa cultura, sobre todo al lenguaje y a encontrar conexión a ideas similares a la suya.

“Empecé a padecer estrés postraumático. Tenía pesadillas de violencia, violación y guerra. Empecé a trabajar en una pastelería, después cocina clásica, cuidé niños. Fui a la escuela y empecé a trabajar como organizadora comunitaria”, destacó.

Para seguir con su vida, decidió pedir ayuda, y encontró paz perdonando a quienes le habían hecho daño. Esa fue su liberación, aseguró.

Escuchando la radio le prestó atención a una canción de Silvio Rodríguez que se llama “Vamos a andar” y con el tiempo, cuando aprendió inglés, entendió que la radio era política.

“Me hice voluntaria de la radio y allí encontré gente que pensaba como yo y empezamos a hacer eventos culturales. Estuve en la radio con un colectivo que se llama Pájaros Latinos; también en un programa que se llamaba Nueva Canción enfocado en el país El Salvador, Centroamérica. Mi visión era un programa que enfocara a todo el mundo”, aseguró.

MUJERES SE ACERCAN PARA PEDIR CONSEJO

En la actualidad, la radio cuenta con cinco repetidoras para San Diego, Santa Bárbara y Los Ángeles California. Además de participar en ese espacio, la entrevistada refirió que su esencia es ser artista porque también pinta y hace artesanía.

“A través de mi sanación espiritual muchas mujeres han llegado a mí, contándome sus problemas y como organizadora, podía escucharlas y de una forma sutil dejarles saber que valían mucho y enseñarles a encontrar su propio poder, poniéndome a su nivel, siendo su espejo; contándoles mi historia y diciéndoles que si yo pude ellas también podían”, dijo.

Como mujeres tenemos muchas cosas que nos unen ya que somos seres sentimentales y aunque han querido destruir eso, no lo han podido hacer. Los hombres tienen su parte femenina y si llegan a conectar con la mujer nos uniremos de corazón a corazón para transformarnos, indicó.

“‘Benito Juárez dijo: ‘El respeto al derecho ajeno es la paz’; si no te respeto voy a causar resentimiento en ti. La transformación del ser humano empieza dentro de uno mismo”’, puntualizó.


¿MÁS INFORMACIÓN?

Sí desea conocer más detalles de la historia de Tanya Mayahuel Torres, también puede buscarlos en el sitio web del libro, www.loshilosquetejen.com

“Amo la libertad y para mí lo más importante es que todos los seres humanos la encontremos. Es difícil encontrar una pareja que te deje hacer lo que quieres; al casarse viene un sentimiento de propiedad”.

“Me hice voluntaria de la radio y allí encontré gente que pensaba como yo y empezamos a hacer eventos culturales. Estuve en la radio con un colectivo que se llama Pájaros Latinos; también en un programa que se llamaba Nueva Canción enfocado en el país El Salvador, Centroamérica. Mi visión era un programa que enfocara a todo el mundo”.
TANYA MAYAHUEL TORRES

0 134

Por Anamaría Tejada
tejadaa1212@gmail.com

A través del conocimiento, experiencia, conciencia y solidaridad que tiene el señor embajador Pablo García Sáenz, viceministro de Relaciones Exteriores, tuvimos el honor de su visita el día domingo 29 de octubre en los consulados de San Bernardino y Los Ángeles.

Se realizó una invitación para todos los líderes comunitarios de esta región. Su visita oficial fue de cordialidad y para escuchar los distintos problemas y propuestas de los migrantes. El querer abrir una ventana de contacto directo con líderes comunitarios migrantes, querer enterarse de las necesidades de los guatemaltecos, tanto los que nos encontramos con un estado legal como los que se encuentran sin documentación dentro de los Estados Unidos.

Por mi parte me alegre mucho que el Viceministro tomara esa iniciativa, de querer saber las necesidades urgentes que hay que atender y trabajar en forma conjunta, juntos unánimes. Lo bueno es que él lo sabe y lo entiende muy bien, como él mismo lo hizo saber, dijo conocer la problemática que existe y sobre todo lo que los migrante enfrentan al llegar a los Estados Unidos.

El embajador García Sáenz fue el Cónsul General de Los Ángeles California en años pasados, por lo tanto entiende de las necesidades de nuestros connacionales. Lo más importante es que está dispuesto a trabajar con nuestros líderes y sus comunidades en forma solidaria, unida, en pro de las personas que lo necesitan. Para nosotros los migrantes que vivimos en EE. UU. es una oportunidad, buscando soluciones en conjunto y sobre todo que se nos está tomando en cuenta en forma integral, es una idea excelente. Ya que hasta el día de hoy, los migrantes no hemos pasado de ser una ayuda económica únicamente para el beneficio y prosperidad del país, el músculo permanente y auténtico de la economía guatemalteca.

Creo que la unión hace la fuerza, sería una manera de avanzar, aparte estaríamos más involucrados en ayudar a promover la educación, la salud y la asistencia social, la generación de nuevas fuentes de empleo, el fortalecimiento de las fuentes de empleo actuales y de esa forma, mejorar la calidad de vida de nuestra bella y querida Guatemala, también sería una manera de tener un mejor control de las necesidades dentro del territorio nacional, al igual que a las necesidades en el exterior.

Si lo vemos bien todos saldríamos beneficiados, porque al estar en contacto directo sabríamos las necesidades de nuestras comunas en los municipios, aldeas y caseríos. Aparte creo que podríamos avanzar en promover más el turismo en sus diferentes modalidades, la producción, la manufactura, los talentos de recurso humano que se tiene; sabiendo que nuestras comunidades están en buen estado. Involucrarnos nos hace también ser parte de nuestra de nuestra gran nación.

0 139

POR ELMER A. SANDOVAL
elmandina04@verizon.net

Como pasa el tiempo, como se han desvanecido las décadas y nosotros dejando toda nuestra juventud yéndose en el transcurrir del tiempo como cometa, sin olvidar que un día tristemente dejamos el pueblo que nos vio nacer, crecer y marchar hacia un norte desconocido, pero cargando la mochila llena de sueños, muchos de ellos inalcanzables para nosotros, pero Dios en su infinita misericordia ya tenía trazado el sendero por donde teníamos que caminar hasta llegar a la meta.

Y es que al fin nos encontramos en un país que aunque bello y lleno de oportunidades nunca deja de ser nuestro, aunque nos hemos acomodado, participamos de las actividades, adoramos a Dios en la Iglesia, reímos, jugamos, lloramos, invertimos, a pesar de todo lo anterior somos un gran número de chapines orgullosamente y con nostalgia podemos decir “soy migrante” por haber dejado de ser partícipe del avance de nuestro país y al mismo tiempo por un lapso de tiempo tampoco pudimos participar del lugar donde vivimos porque nuestra meta es trabajar y ayudar a nuestros padres a sobrevivir de una situación donde lo único que tenían era la agricultura donde estaban esclavos los extranjeros que llegaron con su ayuda de proveer trabajo, pero que al final se traían las cosechas dejando una mínima ganancia con lo cual no era suficiente subsistir.

Total ahora somos parte de una generación que a pesar de las adversidades somos bendecidos de parte de Dios y podemos decir “EBENEZER” (hasta aquí El Señor nos ha ayudado), pues nos ha dado la dicha de ver nacer, crecer a una generación Chapina-americana que al igual que nosotros se encuentra atrapada en dos culturas diferentes, criados a lo chapín en casa con frijoles y tortillas, pero en la escuela y en el barrio se enfrentan a su realidad hablando el idioma de ellos (inglés) que no podemos negárselos al contrario aquí está mi punto.

Debemos ASIMILAR y DISFRUTAR el verlos desarrollarse en su mundo tan lleno de oportunidades, las cuales ellos tienen que continuar, ya que nosotros las tuvimos y no las aprovechamos, por lo antes mencionado, pero Dios las ha guardado para que nosotros las veamos realizar ahora en nuestros hijos y así llegar a la conclusión que nosotros solo hemos venido a fundar el cimiento para que nuestros hijos puedan saltar y dar ese gran paso del éxito, estudiando, graduándose, casarse, y darnos nietos de los cuales nos sentiremos orgullosos de haber cruzado todo lo que pasamos, no podemos culpar a nadie por lo que vimos en nuestro país y causó el haber dejado nuestro pueblo.

Dios permitió que al igual que su pueblo Israel llegara a Egipto como esclavo se convirtiera en una gran nación hasta el día de hoy, nosotros somos una gran nación de migrantes guatemaltecos que hemos alcanzado algunos beneficios como lo es el estatus migratorio (no todos todavía).

Sí usted estimado lector está en esta categoría le recomiendo si ya es residente, oriéntese y busque la ciudadanía y se registra para ejercer el voto y así contribuir de forma equitativa para que los locales vean que no somos carga sino al contrario somos parte del país que nos adoptó cuando más lo necesitábamos, cuando nos sentíamos sin valor.

Ahora debemos involucrarnos en los comités de padres de familia de las escuelas, programas que ayudan al crecimiento y desarrollo de nuestros hijos, para así comprenderlos y apoyarles en todo lo necesario, aprendiendo el inglés como segundo idioma, no se margine usted solo por su estatus migratorio al contrario siga adelante trabajando sin perder de vista el crecimiento de sus hijos, sin dejar de asimilar y participar.

La nostalgia de nuestro país nunca se quitará especialmente en los días festivos cuando recordamos como fue nuestra niñez y juventud en nuestro pueblo, pero debemos mantener esos bellos recuerdos en nuestra propia cajita de seguridad, para que nada ni nadie nos quite lo bello que somos de haber nacido en un País de la Eterna Primavera, Guatelinda.

El conocimiento de la “verdad” es la mejor herencia que podemos delegar a nuestros hijos para que todo les salga bien.

0 136

Juan Carlos Pocasangre – New York
y Hugo W. Merida – Los Ángeles

Sigamos el ejemplo de Washington DC y el Consulado de Silver Spring Maryland.

La situación de los servicios consulares de Guatemala en los Estados Unidos ha sido un problema que por años no le ha prestado la atención debida el Ministerio de Relaciones Exteriores (Minex) de Guatemala. Los Consulados tristemente se han convertido en lugares de trámites de documentos y recepción de recursos para el gobierno de Guatemala, abandonando su principal misión de apoyo a los guatemaltecos en el exterior.

En múltiples ocasiones se ha expuesto esta problemática, mas solo “oídos sordos” de cónsules y principalmente de la cúpula del Minex, han sido la única respuesta ante los vejámenes constantes de las sedes consulares. Estas sedes deberían de representar un espacio guatemalteco local en el extranjero y brindar recursos necesarios para que los migrantes tengan menos problemas y se superen en este país, para todos aquellos que llegan en búsqueda de solución a sus problemas.

Los cónsules hasta ahora solo están preparados para tramitar pasaportes, tarjetas consulares y documentos guatemaltecos, pero no tienen la experiencia, vocación, información, para proveer los recursos necesarios para que el migrante guatemalteco, siga estudiando, abra sus negocios, tramite rentar un apartamento, solicite los servicios de utilidades, pague sus impuestos, tramite certificados que se requieren en varios trabajos, realice tramites financieros, y muchos más temas. Necesitamos que los Consulados tengan esta información y puedan brindar esos recursos. Eso evitaría deportaciones y mejoraría las vidas de los guatemaltecos en USA.

En el pasado, la comunidad organizada guatemalteca ha presentado múltiples peticiones para llevar acabo un diálogo abierto entre los migrantes de cada Jurisdicción Consular con el gobierno de Guatemala para analizar las necesidades locales, desarrollar planes de apoyo y recomendar perfiles de empleados idóneos, con capacidad y dinámica de atención al público para dar mejores servicios.

Con las deficiencias en el personal diplomático, se debe aprovechar que en Maryland, New York y Los Ángeles California, actualmente no tienen cónsules. Es oportuno que las personas que lleguen a ocupar esos cargos tengan claro el servicio comunitario local que tendrá que llevar acabo, y no como ocurre hasta el momento, que envían personal diplomático dedicado a relaciones publicas con gobiernos locales y consulados de otros países.

En las redes sociales existen documentos sobre los requisitos, términos exigidos y propuestos por la comunidad para el puesto de cónsul general, los cuales parecen buenos argumentos para evaluar a empleados públicos propuestos a prestar servicios de mucha demanda y exigencia para así apoyar a la comunidad migrante guatemalteca..

Es imperativo que el Minex analice a profundidad el perfil de todo candidato y salirse de lo común y tradicional. Deberá escoger entre tantos profesionales guatemaltecos, a aquellos con experiencia en temas de desarrollo socio económico, organización social y trabajo comunitario para apoyar, orientar y conducir a los migrantes de cada región consular a verdaderas propuestas que pongan a los connacionales a la vanguardia en el contexto de un desarrollo integral local con lo que ocurre en Guatemala, aprovechando que se tiene el contacto y la plataforma para hacerlo.

Hasta hoy los consulados solo hacen la función de tramitadores de documentación, sin embargo, la baja calidad, las extremas demoras en la entrega de los mismos, aunque estén sujetos a otras agencias del gobierno guatemalteco como RENAP y migración, repercute en muchas otras tareas del personal consular como “buen facilitador y agente de cambio” que debe llevar a cabo dentro de la comunidad migrantes que representa.

Lo anterior requiere, no diplomáticos sino administradores, con alta calidad y dinamismo para aprovechar, innovar y aportar al desarrollo de los migrantes en el extranjero y a sus comunidades en Guatemala.

0 211

Por Redacción La Hora
lahora@lahora.com.gt

La Casa de la Cultura Guatemalteca realizará el próximo 18 de noviembre la investidura de la Princesa Maya, con la presencia de la Rabín Ajaw Leslie López, en una noche para que la familia pueda compartir y disfrutar de danzas folclóricas.

Este próximo sábado 18 de noviembre, migrantes guatemaltecos residentes en el área de Washington D. C. Maryland y Virginia, podrán vivir una noche de cultura con la investidura de la Princesa Maya.

Durante el evento, también se espera la presentación de danzas folclóricas realizadas por el Grupo Awal, y el Grupo Despertar Maya Mam, además, por primera vez estará presente la Marimba Awal, así como la presentación del Convite Chiquirichapense que le añadirá un toque especial a la velada.

El folclor también estará presente por medio del rock chapín con la participación de Dinastía FugaZ y el Grupo Miramar que interpretará canciones del recuerdo. Se espera la participación como invitada especial desde Guatemala de Lesly López, Rabin Ajaw.

Los asistentes podrán degustar antojitos chapines, ponche de frutas y se tendrán a la venta artesanías, por lo que hacen la cordial invitación para que asistan.

El evento se realizará en el Salón de Boys & Girls en Langley Park 1515 Merrimac Dr. Hyattsville MD 20783, a partir de las 7 de la noche.