Inicio Authors Públicado porDiario La Hora

Diario La Hora

804 NOTICIAS 0 Comentarios
Somos un medio de comunicación veraz y responsable. Único vespertino de Guatemala, desde 1920.

0 18

Por Grecia Ortíz
gortiz@lahora.com.gt

Del 8 al 10 de noviembre obispos de varios países y expertos en el tema migratorio, incluyendo Guatemala, asistieron a la Cumbre sobre Migración, “Unidad es la fuerza”, que se realizó en El Salvador. La finalidad del evento era exponer la realidad de la migración de niños y niñas a nivel internacional y la necesidad de emprender acciones conjuntas para revertir las problemáticas que les afectan.

La cumbre se realizó para reconocer la naturaleza de la migración interregional, ya sea de manera forzada o voluntaria, la cual se ha vuelto cada vez más compleja y peligrosa.

En entrevista para La Hora Voz del Migrante, el obispo de El Salvador, David Alvarado, expresó su preocupación por el fenómeno de la migración porque está en aumento y así como las nuevas adversidades para los migrantes en Estados Unidos.

“Nuestros países con el tema de la migración se vuelven más peligrosos el ir a Estados Unidos, y esto afecta mucho, pero en especial a la niñez y a las familias, especialmente al Triángulo Norte, y afecta en relación a lo económico y social, no podemos dejar atrás todo el tema de nuestros hermanos que viven allá en Estados Unidos”, manifestó.

Todas las acciones como la suspensión del DACA, y el Programa de Menores Centroamericanos, motivaron a que la iglesia Episcopal de El Salvador, y la organización Saint Francis Service se unieran para convocar la cumbre con la participación de expertos internacionales en el tema de niñez.

El obispo enfatizó que la intención del encuentro era dialogar y ser a la vez, una voz en medio de la crisis.

GUATEMALA, EL SALVADOR Y HONDURAS DEBEN TRABAJAR UNIDOS

Según el entrevistado, en la Cumbre se promovió un mensaje de unidad, a la vez considera que Honduras, El Salvador y Guatemala, deben trabajar unidos en la temática de la migración “porque unidos se puede llegar a tener incidencia”.

“Los problemas que tenemos como Triángulo Norte, son problemas comunes y estamos queriendo hacer incidencia ante esta situación que estamos viviendo, por eso lo vemos importante que los tres países podamos organizarnos y poder hacer alguna gestión ante los Estados Unidos, por eso juntos podemos hacer una voz para que haya otro cambio”, destacó.

La cumbre, también permitió que discutieran de las condiciones de los retornados, para conocer de qué manera les pueden apoyar para que se integren a un trabajo. Las condiciones de vida de Guatemala, Honduras y El Salvador, no varían y por eso decenas de personas deciden migrar ante la falta de oportunidades y recursos, comentó el entrevistado.

PROTECCIÓN A MENORES DE EDAD MIGRANTES

Otro punto de la reunión era conocer a las instituciones que trabajan con el tema de migración, y qué es lo hacen y cómo pueden trabajar en conjunto para buscar apoyo.

“Hay organizaciones de Honduras que están trabajando con el tema de la niñez y adolescencia y Guatemala, en El Salvador la Iglesia Anglicana que está trabajando con otras instituciones gubernamentales como las organizaciones que trabajan con los niños”, detalló.

José Osvaldo López, asistente de la cumbre y representante de varias organizaciones, explicó que en este evento participaron dos organizaciones que radican en Estados Unidos y que tienen como dinámica la protección a niños y niñas migrantes.

“Otro de los temas que se tocó es de la planificación, para que precisamente el trabajo humanitario que se hace pues sea mucho más efectivo o la identificación de fuentes de recursos y la importancia del trabajo social y de reinserción de niños, niñas y jóvenes que son deportados”, agregó.

0 18

Por Grecia Ortíz
gortiz@lahora.com.gt

Alexander Duron es originario de Honduras y llegó a Estados Unidos para mejorar sus condiciones de vida, para lo cual ha contado con el apoyo de su familia, quienes lo orientan en sus decisiones. Por eso, agradece el acompañamiento que sus familiares le han dado.

Adaptarse a un clima diferente le resultó una experiencia complicada al hondureño, además, su vida cambió en cuanto a tradiciones, comida, que aunque puede encontrar platillos hondureños en Estados Unidos, considera que no se sienten igual a los de su país.

Su trabajo desde que migró ha sido la carpintería, al igual que el resto de sus hermanos: “Creo que ha sido un empleo que hemos mantenido por años, entonces yo entré a la compañía en que ellos trabajan y yo soy carpintero y seguimos la tradición de la familia, aquí estamos siempre en esto”, comentó.

Desempeñar ese oficio a decir del entrevistado, no se le dificultó considerando que sus hermanos ya estaban establecidos en una compañía y le ayudaron adaptarse.

La Navidad es una de las temporadas que más extraña de su país, porque la familia se reunía esa noche y compartía tiempo, vivencias y felicidad.

Para aprender inglés practica en el trabajo y esto le ha ayudado, aunque existen muchas maneras en las que se puede entender y salir adelante en Estados Unidos.

“La familia de mi esposa casi que la mayoría ha nacido aquí, entonces ellos hablan muy bien el idioma, así es como se aprende más el inglés, porque casi todo el tiempo se hablan así”, comentó.

En la actualidad, vive con su esposa y su hija en Reno Nevada y de momento retornar a su país no parece ser una opción, porque ya se acostumbró a vivir de otro modo, sobre todo que la violencia homicida en Honduras es otro aspecto que lo desanima a retornar, así como falta de empleo que le limitarían las oportunidades de un mejor futuro.

“El país está mal económicamente no hay empleos, la gente anda muriendo de hambre, la pobreza allá también es mucha, el mal manejo del gobierno es lo que nos ha matado a nosotros en nuestro país”, indicó.

El entrevistado considera que la corrupción ha influido en la situación de su país, y recordó algunos casos en los que se descubrió cómo la falta de transparencia afecta a la población.

De acuerdo con Duron la vida en Estados Unidos no es complicada si se sabe llevar, porque lo importante es seguir el orden de la ley, pues de actuar mal habrá consecuencias.

0 17

Ximena Enríquez
xenriquez@lahora.com.gt

Las reformas a la ley de bancos que se discuten hoy en el Congreso podrían impedir que la historia de Bancafé se repita. Sin embargo, no cuenta con el apoyo político ni el respaldo social necesario, y tanto dentro como fuera del Palacio Legislativo se cuestiona si es la medida más apropiada para el país.

“Mi corazón está en Guate y con Guate, pero no en Pavón”, confesó Ingo Haberland en una carta en septiembre de 2002. El mensaje, redactado a máquina por uno de los fundadores de Banco del Café, iba dirigido a Manuel Eduardo González Castillo, el hombre al que consideraba su hijo y quien recién había dejado la presidencia del banco. Este socio estaba preocupado.

El escrito estaba lleno de advertencias (o confesiones) que, como profecías, se harían realidad cuatro años más tarde cuando la Superintendencia de Bancos (SIB) y la Junta Monetaria (JM) decidieron cerrar Bancafé.

Haberland previó que esto sucedería. Supo que si esto se concretaba, él se fugaría “dejando todo” para no pasar el resto de su vida en la cárcel, como le sucedió a su socio fundador Eduardo González Rivera. Y así lo hizo. Pocos días después de la suspensión en 2006, Haberland se marchó hacia su natal Alemania donde murió cuatro años después, en 2010. González Rivera falleció en Guatemala en 2014, tras dos años de prisión en el Preventivo de zona 18 y uno en un hospital privado.

“La advertencia de KPMG fue seria y final”, decía en la primera línea. “Difícilmente firmen el balance de 2002 si no ven mejoría sustancial y voluntad de bajar gastos y reorganización del GFP (Grupo Financiero del País)”. Desde que Manuel Eduardo González dejó Bancafé para dedicarse a su carrera política en la Gran Alianza Nacional (Gana), los socios entraron en pánico. No existía un sucesor natural para el puesto y la entidad ya estaba en graves problemas financieros.

Haberland mantenía copia de toda su correspondencia y momentos después de la suspensión del banco, tomó el documento y anotó al pie del mismo, a mano, “4 años más tarde se realiza mi preocupación. El colmo de males previsibles”. Esta carta llegó a tribunales en manos de la abogada Lea de León. La presentó como una de las pruebas de defensa de su cliente Juan Eladio Campos Moraga, el representante legal de Bancafé International Bank (BIB). Sin embargo, De León jamás pudo argumentar su utilidad en la defensa porque a los pocos días de presentarla, fue asesinada.

Once años después de su cierre, Bancafé ha quedado casi en el olvido -salvo porque el proceso sigue abierto y 3 mil 300 clientes de BIB esperan la devolución de su dinero. Pero cada vez que una investigación a cargo del Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICIG) menciona el nombre de un banco del sistema, el fantasma de Bancafé reaparece.

Ahora, un grupo de expertos promueve reformar, por tercera vez, la Ley de Bancos y Grupos Financieros. Creen que si se colocan bien los clavos, se evitará que ese espíritu chocarrero recorra las calles cuando quiera.

RESPONSABILIDAD ILIMITADA

“Con las nuevas leyes de responsabilidad de los consejos de administración de los bancos y grupos financieros ¡no nos salvamos nadie!”, advertía Haberland en su carta el 15 de septiembre de 2002. Ese año, en mayo, el Congreso aprobó el decreto 19-2002 que introdujo estándares internacionales y buenas prácticas al sistema, los cuales obligaron a Bancafé y al resto de bancos del sistema a registrar todas sus entidades financieras. El fin era que la SIB pudiera tener el control y vigilar todas las transacciones monetarias que llevaran a cabo.

Quince años más tarde, los diputados analizan la reforma presentada por el Ejecutivo. La propuesta proporciona armas a la SIB para monitorear y prever las operaciones riesgosas de las entidades financieras. Además, genera un mecanismo de rescate que busca expulsar a los accionistas y directivos irresponsables, inyectarle capital a los bancos y resguardar los depósitos de los clientes.

Si estas reformas hubieran existido en 2006, la JM habría retirado a los Haberland, González y Soto de la directiva de Bancafé, y tomado el control del banco. Una vez corregido el rumbo -y los socios en la calle-, el Banco de Guatemala (Banguat) recuperaría su inversión al venderlo al mejor postor en un plazo no mayor de tres años. Pero como eso no sucedió, hoy 3 mil 300 clientes estafados por Bancafé International Bank (MP) reclaman US$100 millones y Willy Zapata, el superintendente de entonces, sigue sin dar explicaciones al MP ni a los juzgados.

UNA REFORMA POLÉMICA

El 12 de julio pasado una moción privilegiada introdujo la tercera generación de reformas a la Ley de Bancos y Grupos Financieros al pleno del Congreso. El Gobierno del presidente Jimmy Morales la presentó diez meses antes como una de las tres reformas necesarias para modernizar y fortalecer la institucionalidad del Estado. Las otras dos se referían a la Procuraduría General de la Nación (PGN) y a la Ley Electoral y de Partidos Políticos (LEPP). (Ninguna de las tres ha tenido avances substanciales).

Pero esa tarde de julio, la propuesta bancaria apareció de forma inusitada en manos de la diputada María Eugenia Tabush, presidenta de la Comisión de Economía y miembro del partido Visión con Valores (ViVa), y los diputados como robots la aprobaron en primera lectura. Tras el acto, el debate y la polémica de qué decía y por qué se había aprobado surgieron. Las posturas a favor y en contra del documento, brotaron.

El rescate bancario ha sido el tema más mediático de la propuesta, sin embargo, tiene otros contenidos. “La idea es ampliar las capacidades a la supervisión bancaria y a la autoridad monetaria para prevenir cualquier problema, y estar vigilantes a los riesgos de los bancos”, explica Mario García Lara, exvicepresidente del Banguat y actual director de la Fundación 2020.

La reforma busca crear nuevos mecanismos para verificar los nexos o vínculos que puede tener un individuo o una entidad con otros. La idea es que a través de un mayor requerimiento de información y el cruce de la misma, la SIB pueda determinar si una persona que solicita un crédito en un banco tiene deudas que no ha pagado en otro o saber si está asociada con alguna otra empresa que esté quebrada o endeudada. También permitirá mapear a todos los clientes.

Si estos mecanismos hubieran estado vigentes en los días de Bancafé, la SIB no tendría excusa para afirmar que desconocía la existencia de las más de diez empresas vinculadas con el banco que recibieron créditos entre sí y que luego no pagaron.

“En noviembre debemos informar a la Super (SIB) qué empresas formaron parte global del GFP”, decía Haberland en su carta. “No hemos desvinculado otras empresas como Vipasa International / Inceisa / Segepasa y más importante todavía el plan para financiar el déficit de ellas con razones sólidas y creíbles”. Años después, el MP llegaría a comprender que estas empresas vinculadas eran las que albergaban las deudas escondidas de Bancafé que terminaron por hundirlo.

“El negocio del banquero es de riesgos”, asegura García Lara, “La reforma no busca eliminar esos riesgos, porque eso es imposible, sino que los bancos estén bien enterados de la salud financiera de sus clientes”. Para ello, cada entidad requerirá de más información a cualquiera que solicite un crédito y le requerirá lo mismo a quienes ya tienen uno vigente. Esta técnica de mapeo no es novedosa. García Lara explica que se convirtió en una práctica estándar a nivel internacional tras la crisis financiera de 2008.

Lo que la reforma no incluye es una forma de transparentar el trabajo de la SIB. La Superintendencia vigila a los bancos pero, ¿quién vigila a las autoridades? Es casi imposible hacerlo. Ni los propios diputados logran sacar mayor información de ellos porque se excusan en leyes de confidencialidad. Así como es importante que las entidades bancarias conozcan la salud financiera de sus clientes, ¿cómo conocerán estos la salud financiera de los bancos? Las autoridades pretenden que los cuentahabientes confíen ciegamente en ellos.

Otro punto que busca la reforma es que los depósitos y créditos de un conglomerado o de varias entidades vinculadas no se concentren en una sola entidad, con el fin de disminuir el riesgo para esta. Si un grupo empresarial tiene grandes pérdidas, al menos se podrá asegurar de tener fondos en otros bancos o las pérdidas no afectarán a uno solo.

La propuesta no solo da herramientas para mapeo y vigilancia sino que agrega instrumentos para actuar. En caso de que se detecte una inversión riesgosa, la SIB podrá ordenar que el banco aumente sus reservas de capital y exista un colchón más grande por si las cosas salen mal. Actualmente la ley faculta a la SIB pedir reservas del 10 por ciento, pero con la reforma, en algunos casos podrían llegar hasta el 50 por ciento.

En el caso de Bancafé, la SIB supo desde 2005 que la entidad tenía una inversión de alto riesgo por US$200 millones en Refco, una bróker internacional. Las autoridades tan solo pidieron la reserva del 10 por ciento, por lo que el golpe fue mayor. Y son los clientes de BIB quienes hoy sufren las consecuencias.

La iniciativa también contempla el rescate a los bancos. La polémica comienza desde quienes se oponen a que se le llame rescate hasta quienes señalan que esta es una ley creada para favorecer a banqueros.

La reforma plantea dos caminos. El primero es que si un banco tiene un problema de liquidez, la banca central pueda darle un préstamo. Esta medida ya existe, pero la reforma busca aumentar el monto. Lizardo Sosa, expresidente del Banguat (2001-2006) y uno de los cerebros detrás de la ley de banco original, cuenta que en 2002 cuando se aprobó la ley no lograron convencer a los diputados del Frente Republicano Guatemalteco (FRG) de aumentar esta cifra. Hoy la califica como una falencia del decreto original.

La segunda vía es que si al banco le sucede un “hecho extraordinario” que pone en riesgo sus operaciones o su credibilidad, el Banguat puede adquirirlo y administrarlo durante tres años. El diputado y economista Leonel Lira, de Encuentro por Guatemala, cuestiona ese término. Él querría que se detallara cuáles son esos casos especiales.

El ejemplo que tanto García Lara como el superintendente José Alejandro Arévalo utilizan para ilustrarlo es el del Banco Continental, en Honduras. En 2015 su fundador Jaime Rosenthal, su hijo Yani y su sobrino Yankel fueron acusados de narcotráfico en Estados Unidos. Eso provocó el cierre y la liquidación forzosa de la entidad. La salud del banco era buena, pero ese “hecho extraordinario” y ajeno a sus operaciones obligó su cierre.

Los expertos advierten que esta reforma evitaría un hecho similar en Guatemala. Si uno o varios de los accionistas de un grupo financiero fueran vinculados con el crimen organizado o a un ilícito, la JM podría despojarlos a todos de sus acciones, tomar el control y más adelante venderla para resguardar los depósitos de sus clientes. Y la reforma es clara: los socios originales, sus parientes y sus empresas no tendrán posibilidad de volver a comprarla, ellos quedan vedados de su propiedad para siempre.

A Lira le genera suspicacia la discrecionalidad de la medida. Cuestiona cuáles son los casos especiales en los que el Banguat otorgará préstamos para capitalizar una entidad, y a qué tasa de interés los entregarán. “No sería correcto rescatar bancos que hicieron inversiones riesgosas e irresponsables, como cuando muchos perdieron dinero en la bolsa rusa en los años 90. Eso no fue un suceso extraordinario sino es una inversión de alto riesgo fracasada”, afirma el diputado.

Uno de los fines del rescate o intervención es evitar una corrida o un problema en el sistema completo. Y tras tres años de administrarlo, el Banguat le buscará nuevos dueños, ya sean locales o extranjeros. Con esto se busca procurar una transición pacífica, sin problemas financieros para los depositantes ni para el sistema.

“La reforma en general es buena. No es una iniciativa que busque regalarle dinero a los bancos que tengan problemas”, asegura Leonel Lira. El congresista explica que la ley proveería una salida técnica que evitaría que el Estado deba responsabilizarse por malos manejos de accionistas (como sucedió en Bancafé).

CONFLICTO DE INTERÉS

Un punto que hace hincapié Lira es en el conflicto de interés que existe por la forma en la que se integra la Junta Monetaria. Está conformada por: el presidente del Banguat; los ministros de Finanzas, Economía y Agricultura; un miembro electo por el Congreso; otro por las asociaciones empresariales de comercio, industria y agricultura; otro por los consejos de administración de los bancos; y el último por la Universidad de San Carlos.

La participación en la JM es evidentemente sectorial y los banqueros tienen mucha influencia. Al igual que en el resto de gremios, los funcionarios de la JM se rotan y así como un día uno de ellos puede estar del lado de los reguladores, otro día puede trabajar dentro de un banco y viceversa. Hay poca independencia en sus funciones.

El problema es que modificar su integración resulta casi imposible ya que esto está definido en la Constitución, y para cambiarlo sería necesaria una reforma a la Carta Magna.

“La SIB hoy tiene dientes de goma y esta ley le daría dientes de plástico. Sin embargo, no me arriesgaría a aprobar algo técnico que podría prestarse a discrecionalidad de las autoridades”, concluye Lira. Para el congresista es indispensable que se detalle los casos especiales y a qué tasa prestará dinero la banca central.

UN MP NOVATO

En abril de 2009 la Unidad de Delitos contra Bancos dentro de la Fiscalía de Crimen Organizado recibió un caso como nunca había visto: una estafa bancaria de alto nivel con operaciones internacionales complejas. Mapear transacciones en varios países, trazar triangulación de fondos, descubrir qué empresas ayudaron a crear la estructura y determinar responsabilidades penales fue un reto inmenso para esta fiscalía.

Esta unidad se creó a finales de los años 90 en un momento en el que los bancos eran víctimas de frecuentes asaltos exprés. Se colocó dentro de la Fiscalía de Crimen Organizado porque se trataba de un delito que implicaba un ataque en contra de una institución. El mismo fiscal que investigaba asaltos a supermercados y salones de belleza, podía investigar atracos a bancos. No necesitaba de conocimientos financieros para determinar cómo se había llevado a cabo el asalto.

“Recuerdo perfectamente el día que recibí el caso Bancafé”, cuenta Saúl Sánchez, el fiscal que ha encabezado la investigación. “Era el 4 de agosto de 2009, el día de mi cumpleaños. Al recibirlo me dijeron que era mi responsabilidad resolverlo. Pero yo no sabía nada de delitos financieros”, confiesa Sánchez.

El fiscal reacciona a la defensiva cuando se le cuestiona por la tecnificación de su unidad. “Nos hemos capacitado, por supuesto que tenemos la capacidad para investigar este caso”, asegura. Pero quizá esa preparación no ha sido lo suficientemente rápida. Hoy, sus oficinas están inundadas de decenas de casos que investigan varios bancos del sistema. Los folders con los nombres de las instituciones sobresalen por doquier, tanto de entidades que ya no existen, como de otros que siguen operando con normalidad.

Antes de llegar aquí, Sánchez era auxiliar en la fiscalía de robo de vehículos. Se trasladó a delitos contra bancos en 2009 y asumió la jefatura en 2010. Durante los siguientes seis años su jefe fue Rony López, encargado de la fiscalía de Crimen Organizado. Sin embargo, en noviembre de 2016, las oficinas de López fueron allanadas como parte de la investigación de un caso de despojo de propiedades que involucra a familiares del diputado oficialista Armando Melgar Padilla. A principios de diciembre renunció bajo argumentos de quebrantos de salud.

“Creo que lo único en lo que hemos estado de acuerdo Alfonso Carrillo y yo en todos estos años es que este caso requiere de una fiscalía independiente y especializada”, afirma Eduardo González, expresidente de Bancafé, hoy preso por este caso. Carrillo encabeza el bufete Carrillo y Asociados el cual investigó y presentó las denuncias en contra de los exfuncionarios del banco y de las autoridades bancarias del momento.

Tener a una fiscalía especializada en delitos bancarios no evitará que se vuelva a dar otro fraude como el de Bancafé, pero sin duda permitiría que su investigación y persecución penal sea de alto nivel.

“Fueron más de ocho años tuyos como líder -por el amor de Dios y de todos nosotros- organízate este GFP de nuevo para llevarlo felizmente a los 25 años de vida como ya lo estamos anunciando”, suplicaba Haberland a González en su carta. El Grupo Financiero del país llegó a vivir 28 años, pero su final fue trágico y estrepitoso.

Cada cierto tiempo el fantasma de Bancafé asusta a Willy Zapata, el superintendente de entonces. Los economistas afines a la banca central saben que si colocan bien los clavos con estas reformas a la ley de Bancos y Grupos Financieros, el espíritu chocarrero tendría problemas para salir.

0 22

Por Douglas Cuevas
dcuevas@lahora.com.gt

Muchas veces renegamos de los lugares a los que la vida nos lleva por considerar que en vez de ser oportunidades son fracasos, pero a medida que todo se va acomodando comprendemos la verdad que existe en la frase: “todo pasa por algo”.

Eso fue exactamente lo que ocurrió con Melissa Esther García Guerrero, una hondureña que no pudo llegar a los Estados Unidos teniendo que quedarse en México. Esta es otra historia de éxito de la campaña “Soy Migrante” del Organismo de las Naciones Unidas para la Migración.

Melissa es una madre soltera de cuatro hijos, quien trataba la manera de ganarse la vida para ella y su familia con mucho esfuerzo. Trabaja en una fábrica de textiles o como se conoce en muchos países de Centroamérica, una maquila, pero el poco sueldo que recibía por su trabajo la orilló a tomar la decisión de migrar.

“Yo iba camino a Estados Unidos pero no conseguí llegar. Así que me quedé en México” recuerda. Cuenta que con un grupo de amigos emprendieron la odisea “en mis experiencias pasadas tuve que subirme a la ‘Bestia’ sola y con ellos. Me he subido cuando el tren está parado y nos movemos en lo que llaman ‘góndolas’ que son los vagones que tienen un tipo de plancha para ir sentado. Los viajes eran de 1 día o 2 días. Cuando el tren paraba nos bajábamos a comprar comida y nos subíamos de nuevo”.

HA PODIDO IR REUNIENDO A SU FAMILIA

La historia de Melissa como migrante comenzó hace cuatro años, tiempo en el que poco a poco ha ido saliendo adelante, ahorrando y con mucho esfuerzo reunirse con algunos de sus hijos.

“Me quedé en México y mandé a traer a dos de mis hijos mayores. Primero vivimos en Guanajuato y ahora estamos en Oaxaca. Ahora estoy trayendo a mi tercera hija para que viva conmigo”.

Honduras es uno de los países que se vieron perjudicados con las recientes decisiones del Presidente Donald Trump, quien ya no recibe solicitudes de asilo para menores de edad por condiciones de violencia, pero la migrante de esta historia considera que México, por lo menos donde vive, es un lugar seguro para que sus hijos y ella puedan vivir.

“Aquí podemos hacer una vida con mis hijos porque es más seguro y los precios son accesibles. Mis hijos y yo hemos trabajado para poder salir adelante” comenta.

Agrega que “no ha sido fácil porque he tenido que luchar día a día, caminar largos trayectos, y estar lejos de mis otros hijos, pero estoy convencida de que aquí podemos llevar una mejor vida”.

YA ES ABUELA

En su estadía en México, país que ya ve como un segundo hogar, Melissa ha visto crecer a su familia, puesto que su hijo mayor fue el primero en darle un nieto, “en Celaya estuve trabajando con la empresa de un señor pintando y limpiando apartamentos que estaban en renta. Hace cinco meses tuve un nieto y él nació aquí. Me gustaría verlo crecer y estar junto a ellos. Mi hija más pequeña se ha quedado en Honduras con el papá.

BUSCA QUEDARSE COMO LEGAL

El camino no es fácil para los migrantes, más cuando intentan regularizar su situación, algo que Melissa ha estado intentando sin tener mayor resultado, pero eso no le impide seguir luchando.

“He intentado regularizar mi situación en México porque quiero establecerme en Oaxaca con mi familia. He hecho ciertos trámites con Migración, sin embargo el proceso es difícil y largo. Siempre le pido a Dios que nos dé trabajo y que no permita que nos pase algo malo cada vez que salimos porque no somos malas personas”.

 

0 25

Por Redacción La Hora
lahora@lahora.com.gt

Los museos son considerados recintos culturales en donde se resguardan, protegen y exhiben objetos e información de un tema específico o simplemente que comprende la historia de un país o su entorno. Particularmente, se relacionan con actividades o hechos históricos que permiten retroceder en el tiempo.

La Antigua Guatemala, la ciudad colonial y uno de los destinos preferidos por turistas nacionales y extranjeros es solo una muestra de la importancia que tienen los datos históricos para la sociedad.

Además de las ruinas, existen lugares que visitantes pueden conocer y disfrutar, que contienen historias de antaño.

Desde su fundación, la historia de la ciudad está asociada con las inundaciones y los desbordamientos del río Pensativo.

MUSEO DEL LIBRO ANTIGUO

El visitante podrá encontrar en el recorrido la historia de la producción impresa en la época de la Colonia en el que fuera el Reino de Guatemala, tres salas de exhibición permanente en las que se puede conocer una parte de la colección de documentos antiguos, de acuerdo con información del Ministerio de Cultura y Deportes.

La Sala No. 1, es conocida como “Sala de Introducción de la Imprenta en Guatemala”, en donde existe una breve información sobre los primeros impresos de Gutenberg, a quien se le atribuye la invención de la imprenta. También se puede encontrar el primer libro impreso en Guatemala.

Asimismo, se impulsa un proyecto de organización museográfica y museológica, que permitirá conocer la evolución del grabado en Guatemala.

Al mismo tiempo es posible observar una serie de exposiciones temporales con diversidad de temáticas, como muestras de la colección de documentos resguardados, estudios de las colecciones y otros.

El museo se encuentra ubicado en la zona central de la ciudad y para llegar se puede hacer desde la capital, ya sea por vehículos livianos o transporte extraurbano.

MUSEO DE ARMAS DE SANTIAGO DE LOS CABALLEROS

Este espacio es uno de los más importantes y cuenta con una exposición permanente que muestra y relaciona las épocas Prehispánica y Colonial.

Además de conocer el lugar, sus personajes y la influencia que tuvieron en la vida, es posible introducirse en la temática de personajes y conocer la influencia de los gremios de artesanos en el modo de vida cotidiana.

MUSEO DEL SANTO HERMANO PEDRO

El lugar abrió sus puertas en 1982 con el objetivo de que los visitantes pudieran apreciar algunos objetos religiosos de aquella época y ciertas pertenencias del Santo Hermano Pedro, resguardadas por la Congregación Franciscana.

Para comprender los objetos del museo es necesario conocer sobre la vida del Hermano Pedro como coloquialmente se le conoce, quien nació el 19 de marzo de 1626 en la ciudad de Villaflor, Tenerife, Islas Canarias en España.

El museo cuenta con dos salas, en la primera se exponen objetos religiosos que han pertenecido a la Congregación Franciscana desde la época colonial como cuadros, imágenes, vestimenta sacerdotal, documentos un retablo del siglo VII y colecciones de piezas de cerámica maya.

Existe otro lugar al que se le conoce como el “Pasillo de los Milagros” en el que se reúnen varios objetos que fieles devotos han dejado como testimonio de las bendiciones recibidas.

LA TUMBA

Los restos del ahora Santo Hermano Pedro fueron trasladados a diferentes capillas en distintas épocas., incluso en el Templo de San Francisco, puede apreciarse el lugar que correspondió a la quinta sepultura de sus restos.

EL ÁRBOL DEL HERMANO PEDRO

En el museo es posible conocer el árbol que plantó el Hermano Pedro a un costado de la iglesia el Esquisúchil, ha sobrevivido por más de tres siglos y medio.

A la flor del árbol se le atribuyen propiedades medicinales. Los fieles creyentes de sus propiedades curativas y hasta milagrosas esperan pacientes al pie de este árbol que el viento desprenda sus apreciadas flores.

CONVENTO DE SANTO DOMINGO

Originalmente es uno de los sitios de los más importantes y grandes de la ciudad, el Convento de Santo Domingo, que se destruyó en 1773 y abandonado por el traslado de los dominicos. Las ruinas fueron vendidas a particulares y convertidas en el Hotel Casa Santo Domingo, en la actualidad es posible realizar un recorrido en el interior.

0 20

Rinde para 2 zepelines de 7×3 pulgadas

INGREDIENTES:
4 cucharadas de mantequilla sin sal fría
2 tazas de harina de todo uso
1 taza de azúcar morena
½ cucharadita de polvo de hornear
½ cucharadita de bicarbonato de sodio
1 cucharadita de sal
¾ taza de leche entera
1 cucharada de jugo de naranja
1 huevo
1 ½ tazas de zanahoria rallada
½ taza de almendras en lascas
1 cucharada de azúcar morena, para espolvorear
1 pizca de nuez moscada molida
1 pizca de canela

PREPARACIÓN:
1. Precalentar el horno a 350°F. Engrasar un molde de 9×5 –pulgadas, o dos moldes de 7×3-pulgadas.
2. Combinar los ingredientes secos (exceptuando la cucharada de azúcar morena, nuez moscada y canela), y mezclar con un batidor de mano.
3. Cortar la mantequilla en cubos, y con la ayuda de un mezclador, con un tenedor o con los dedos, combinar junto con los ingredientes secos hasta que tengan el tamaño no más grande que el de una arveja pequeña.
4. En un tazón aparte, mezclar la leche, jugo de naranja y el huevo. Verter sobre los ingredientes secos y con una espátula combinar hasta que todo esté húmedo. No sobre mezclar.
5. Con movimientos envolventes, combinar la zanahoria rallada y las almendras a la masa, y luego colocar la masa en los moldes preparados.
6. Si están horneando un zepelín, hornear por una hora o hasta que el pan esté dorado y al insertar un palillo al centro del pastel, salga limpio. Si están horneando dos zepelines pequeños como lo hice yo, hornear por 45 minutos, y revisar que al insertar un palillo o probador de pasteles, salga limpio. Si le falta horneado, hacerlo en intervalo de 5 minutos.
7. Enfriar en una rejilla por lo menos 15 minutos antes de sacarlo del molde.

 

0 22

Por CAROLYN THOMPSON /AP

No encontrará clases de gimnasia en el programa de las escuelas del distrito neoyorquino de Víctor, pero sí verá actividades como kayak, trepar rocas, ciclomontañismo, baile, defensa personal, arco y patinaje en línea, todo bajo la categoría de educación física.

“Queremos que cuando estos chicos abandonen la escuela, se mantengan activos de por vida”, dijo Ron Whitcomb, director de distrito del programa de educación física y atletismo.

La tasa de obesidad es del 17% en Estados Unidos, por lo que el gobierno aprobó una ley a fines del 2015 que le da a la salud y al estado físico la misma categoría que materias como arte, música, civismo y ciencias, vitales para una educación abarcadora. También dispuso más fondos para esas actividades.

Los instructores están cambiando su enfoque. Quieren crear un estilo de vida saludable que los estudiantes mantengan una vez que terminen la escuela y ayudar a los chicos con menos aptitudes para los ejercicios físicos.

A menudo, eso significa instaurar actividades como bicicleta, caminatas y yoga, haciendo a un lado cosas como trepar una soga. Se le dan más opciones a los chicos y no se pone mayor énfasis en quién es mejor.

“El trabajo más importante de un buen instructor de educación física es prestarle atención a todos los estudiantes de una clase, no solo a los más hábiles”, dijo Whitcomb.

Esta visión más holística de la educación física contrasta con la vieja escuela enfocada en los resultados de exámenes.

Desde hace varios años que los estudiantes de secundaria de la profesora de educación física Tracy Krause van a pescar y trepan rocas como parte de un programa que incluye clases de inglés y ciencias del medio ambiente. Los estudiantes de la Tahoma High School de Krause exploran asimismo actividades como danza, yoga y distintas formas de ejercicios físicos.

“Nuestro lema es ‘listos para el futuro’. Queremos que los chicos se lleven un plan para el futuro”, dijo Krause.

En la ciudad de Washington, todos los estudiantes de segundo grado usan bicicletas. Los de cuarto y séptimo hacen entrenamiento de parkour (actividad en la que saltan obstáculos para tratar de mejorar la capacidad motriz). Los de sexto aprenden a orientarse usando brújulas. Otros hacen natación.

“Queremos enseñarles a los chicos una cantidad de aptitudes básicas a partir de ciclismo natación y parkour”, dijo Miriam Kenyon, directora de distrito de educación física. “Una vez que alguien adquiere eso, no hay quien se lo saque”.

ESCUELAS CAMBIAN DE PROPUESTA

Muchas escuelas están descartando juegos en los que el estudiante pasa a ser un blanco, como el “dodgeball” (golpear a alguien con una pelota), y deportes por equipos en los que a veces chicos con aptitudes enfrentan en una competencia desigual a otros a los que el juego no les interesa en absoluto.

Uno de los objetivos de esta nueva visión es que los chicos “no sientan que la educación física es algo tan duro que terminan odiándola o la asocian con una forma de tortura”, señaló Cheryl Richardson, de la Sociedad de Profesores de Educación Física.

Christa Crawford Valency detestaba tanto esas clases que se salió de la escuela privada a la que iba en Los Ángeles.

“El profesor de educación física era un exjugador de fútbol americano. Nos decía, ‘vamos a subir escaleras’ y a mí me daban ganas de vomitar. No podía con eso”, cuenta Crawford Valenci, de 31 años. Si bien ella hacía surf y practicaba artes marciales, no estaba preparada para unas “corridas suicidas” ni para partidos de vóleibol, que requerían talentos que ella no tenía.

“Me daban ataques de pánico”, recuerda.

Hoy Crawford Valency es profesora de educación física ella misma en Chula Vista, California, y dice que se asegura de que sus estudiantes de quinto y sexto grados adquieren aptitudes básicas como un mejor manejo del tiempo y el espacio, que los ayudará con cualquier deporte o baile que quieran practicar en el futuro.

“Que disfruten mejor el movimiento”, declaró. “Que no sea algo tan intimidatorio”.

“Nuestro lema es ‘listos para el futuro’. Queremos que los chicos se lleven un plan para el futuro”.
TRACY KRAUSE –PROFESORA DE EDUCACIÓN FÍSICA.

“El trabajo más importante de un buen instructor de educación física es prestarle atención a todos los estudiantes de una clase, no solo a los más hábiles”.
RON WHITCOMB –DIRECTOR DEL PROGRAMA.

0 32

Por Redacción La Hora
lahora@lahora.com.gt

Connacionales asistieron recientemente a la proclamación del Día del Guatemalteco Americano en el Consulado de Silver Spring Maryland, en donde se reconoció a guatemaltecos destacados por su labor hacia la comunidad.

Reconocer a nuestra comunidad inmigrante guatemalteca que vive en los Estados Unidos con la proclamación de “Guatemalan American Day”, es reconocer nuestra presencia en este país, nuestros aportes y nuestros valores, dijo Sylvia Castellanos-Flynn, líder y activista inmigrante guatemalteca.

“Porque somos gente trabajadora, somos gente buena, y estamos aquí porque este país necesita de la mano de obra de las y de los inmigrantes, somos millones de inmigrantes los que apoyamos a la fuerza laboral de este país, y no se diga a nuestro país de origen, donde aportamos el 11% del producto interno bruto de Guatemala, con el 96% de las remesas que se reciben desde los Estados Unidos”, indicó Castellanos-Flynn.

Mientras, Carlos Lam expresó que la mayoría de quienes viven en Guatemala no tienen una oportunidad de tener una vida digna y por eso salen para ayudar a sus familias y comunidades, “con nuestros impuestos aportamos al desarrollo local a través de compras de casas, de carros, apertura de negocios”.

Walter Batres, de la Red Migrante Guatemalteca, indicó que en los Estados Unidos se les quiere estigmatizar al llamarles criminales cuando en realidad son gente honesta, trabajadora y emprendedora.

La proclamación de “Guatemala American Day” del condado de Prince Georges Maryland y del Distrito de Columbia, se llevó a cabo el 26 de octubre pasado en Silver Spring y contó con la presencia del Senador Estatal distrito 47 de Maryland Víctor Ramírez, Daisy Rickert, enlace latino del Ejecutivo del condado de Prince George’s, autoridades del lugar, y migrantes representantes de varias organizaciones.

En el evento también se reconoció a las y los emprendedores guatemaltecos locales, a Delmi Zuleta, Yolanda Alcorta, Leticia Santizo, Evelyn Leiva, Sergio Polanco y al Padre Roberto Mena, por su éxito y apoyo a la comunidad guatemalteca.

También se agradeció al apoyo organizativo de la Asociación Primaveral, la Asociación Guatemaltecos Sin Fronteras, la Fundación Caly, Programa Radial Guateprimaveral, US Guatemalan Chamber of Commerce, la Red Migrante Guatemalteca y el Proyecto Nueva Esperanza/New Hope Project.

0 24

POR REDACCIÓN LA HORA
lahora@lahora.com.gt

Este sábado 18 de noviembre, migrantes guatemaltecos en Maryland asistirán a una velada artística con la investidura de la Princesa Maya, actividad promovida por la Casa de la Cultura y el Grupo Awal que tendrá además, una participación especial esa noche.

Con la presencia de la Rabin Ajaw, Leslie López, la investidura de la Princesa Maya, promete ser un evento lleno de actividades propias y culturales de Guatemala. La actividad busca que todas las familias en Maryland puedan compartir.

En el evento, se espera la presentación de danzas folclóricas realizadas por el Grupo Awal, y el Grupo Despertar Maya Mam, y por primera vez estará presente la Marimba Awal, asimismo, el Convite Chiquirichapense completará con danzas folclóricas una velada llena de expresiones artísticas.

Los asistentes podrán disfrutar del rock chapín con la presentación del grupo Dinastía FugaZ y Grupo Miramar que interpretará canciones del recuerdo.

Para completar la noche, los asistentes podrán degustar antojitos chapines, el tradicional ponche de frutas, entre otras comidas.

La cita es este sábado, en el Salón de Boys & Girls en Langley Park 1515 Merrimac Dr. Hyattsville MD 20783, a partir de las siete de la noche, en lo que promete ser una jornada única para la cultura guatemalteca, impulsada por la Casa de la Cultura y el Grupo Awal, y por lo que organizadores del evento invitan a los connacionales a participar.

0 29

Por Grecia Ortíz
gortiz@lahora.com.gt

La migrante guatemalteca Letty Baran, de la Asociación Unidos por el Palmar, asistió recientemente a la clausura del diplomado para el Desarrollo de Destrezas Profesionales B´etil realizado en la escuela NUFED no 83 de la colonia San José Los Encuentros, en Quetzaltenango. El proyecto educativo benefició a jóvenes para el reforzamiento académico en áreas de comunicación y matemáticas.

En entrevista para La Hora Voz del Migrante, la guatemalteca explicó que el proyecto se llevó a cabo con el apoyo del Dialogo Interamericano, con quienes tuvieron contacto en Washington y evaluaron el instituto que más necesitaba de este aporte en Quetzaltenango y eligieron al NUFED no 83, ubicado en la colonia San José Los Encuentros.

La iniciativa se desarrolló con el respaldo de autoridades educativas del lugar, maestros y el director del centro educativo.

De acuerdo con la entrevistada, los alumnos recibieron como parte del diplomado un curso sobre oportunidades enfocadas a la comunidad y de enriquecimiento en economía, matemáticas, entre otras materias, para lograr el objetivo capacitaron a tres maestros.

“Se capacitó a las maestras, que forman parte de la organización Unidos por el Palmar, ellas se capacitaron e impartieron las clases y gracias a Dios se dio con muchísimo éxito porque fueron 70 estudiantes los beneficiados, y ya fue la clausura para ver que todo estuvo muy bien”, indicó.

El programa según Baran fue un éxito, porque ahora autoridades educativas de varios institutos han solicitado que se replique el modelo en sus establecimientos, además, se espera que otros migrantes también busquen llevar la iniciativa a sus comunidades.

A la vez, expresó su preocupación por las condiciones en que se encuentran las instalaciones del instituto, porque hay aulas sin techo.

“Hay estudiantes tan capacitados que tienen muchas ganas de estudiar, pero por la pobreza no pueden continuar con sus estudios, por eso esperamos nosotros en Dios poder ayudar en alguna otra cosa a este instituto que es el que más lo necesita” dijo.

BUSCAN EL FOMENTO DE LA EDUCACIÓN

La Asociación Unidos por el Palmar, de acuerdo con la entrevistada, ya ha llevado varios proyectos de ayuda a Quetzaltenango, entre ellos, una donación de víveres para una aldea en donde viven personas de escasos recursos y ropa para niñas del caserío El Horizonte.

“Fueron beneficiadas 350 niñas y tenemos a la lotificación Las Marías, a la escuela se le ayudó con zapatos y bolsitas con ropa para la mayoría de la Escuela y ahora este proyecto de educación, que creo que nos vamos a enfocar en esto para nuestros niños y sus comunidades”, puntualizó Baran.

La entrevistada aseguró que se guía bajo el lema de fomentar el estudio y el deporte de los niños para que puedan continuar superándose, por lo que esperan gestionar becas en un futuro para ese fin.

El enlace con residentes en Guatemala para el desarrollo de los proyectos es muy importante porque pueden aportar, “tenemos maestras, hay secretarias, abogados, profesionales, ya que nos queremos enfocar en la educación”, comentó.

Para el próximo año, la guatemalteca indicó que esperan implementar el programa en otra escuela.

A la clausura del proyecto también acudieron las hijas de Baran, quien asegura son parte esencial en el programa porque logran cultivarse como mejores personas. Ambas participan en varias actividades en Estados Unidos para beneficio de la comunidad migrante.

Este proyecto vino a reforzar las áreas de matemáticas, comunicación y también el área de emprendimiento, en todas estas materias, los temas fueron elegidos por Diálogo Interamericano para el refuerzo a la educación.

“Se capacitó a las maestras que forman parte de la organización Unidos por el Palmar, ellas se capacitaron e impartieron las clases y gracias a Dios se dio con muchísimo éxito porque fueron 70 estudiantes los beneficiados, y ya fue la clausura para ver que todo estuvo muy bien”.

“Hay estudiantes tan capacitados que tienen muchas ganas de estudiar, pero por la pobreza no pueden continuar con sus estudios, por eso esperamos nosotros en Dios poder ayudar en alguna otra cosa a este instituto que es el que más lo necesita”.
LETTY BARAN