Inicio Buenas noticias Platillos únicos añaden sabor a la Semana Santa
FAMILIAS RESALTAN LA GASTRONOMÍA GUATEMALTECA

Platillos únicos añaden sabor a la Semana Santa

por -
0 146
Platillos únicos añaden sabor a la Semana Santa

POR DELIA BONILLA
[email protected]

La Semana Santa es una de las épocas que se destaca no solo por la religiosidad sino también por el sabor que se distingue en las mesas de las familias guatemaltecas que se esmeran por preparar platillos representativos de la temporada.

El aroma de la gastronomía guatemalteca envuelve el ambiente, platillos fuertes, bebidas y postres son parte de las delicias distintivas durante la Semana Mayor, la cual es compartida por los diferentes miembros de la familia, vecinos y amigos para degustar la sazón de los amantes del arte culinario.

El pescado seco, es uno de los platillos distintivos de la época, representa una de las técnicas de preservación de alimentos más antiguas, pues se conserva comestible durante varios años. El pescado seco regularmente es bacalao, se prepara a la vizcaína –envuelto en huevo con salsa de tomate– y desde varias semanas atrás se observa en los mercados y supermercados como parte de los preparativos de la gastronomía de la época.

Esta preparación se acompaña con “tamalitos de viaje”, que son bolitas hechas a base de maíz y envueltas en tusas, de esta manera se reemplaza a la tortilla por ser más prácticos para calentar y degustar en el momento, indicó María Vega, guatemalteca quien año con año consiente a su familia con estos “manjares”. Además, el curtido o ensalada en escabeche es uno de los acompañamientos del pescado seco que no puede faltar durante la Semana Santa, una mezcla de diversas verduras como cebolla, zanahoria y coliflor que se sumergen en salmuera y vinagre.

El refresco de súchiles es la bebida especial que forma parte de los almuerzos de la temporada, el cual se prepara a base de piña, jocote, maíz amarillo, cebada, anís, canela, jengibre y se deja fermentar lo que le da un sabor único.

También, los refrescos de frutas y de chilacayote son muy particulares para refrescar por el calor que usualmente se percibe en el ambiente, esta última es una bebida que tiene como principal ingrediente el chilacayote y se endulza con panela o azúcar morena.

Los postres no pueden faltar, los garbanzos en miel y los molletes o torrejas son preparados en los hogares guatemaltecos para darle el toque dulce a la época, estos últimos se preparan a base pan dulce y se sirven con una miel especial preparada a base de anís y azúcar.

También, las empanadas de manjar son usualmente preparadas durante esta época, su preparación se hace con harina de trigo y harina de salpor, y el manjar es a base de leche, elementos que se encuentran durante todo el año pero que son tradicionales de la Semana Santa.

DIVERSAS TRADICIONES CULINARIAS

Guatemala es un mosaico de tradiciones culinarias, las amas de casa, chefs y amantes de la cocina se dedican a preparar gran variedad de platillos, en cada región también se preparan comidas propias, las cuales distinguen a cada “rinconcito” del país.

Carmen Castillo indicó que por tradición y guardando el recuerdo de su abuelita materna, originaria de Huehuetenango, prepara durante la Semana Mayor una conserva de diferentes frutas, a la cual le llaman “La miel”.

Este platillo lleva garbanzos, chilacayote, papaya, higos, duraznos y camote, los cuales se preparan individualmente con agua de cal para que se endurezcan y luego se cocinan con azúcar y canela, detalló.

María Vega también indicó que en su natal Jutiapa es tradicional la preparación de pan de torta, pan de maíz y quesadillas que acompañadas de café alegran las tardes de la Semana Santa. Recordó que en su niñez su madre les preparaba a ella y a sus hermanos pacayas y coliflor envueltos en huevo acompañados con salsa de tomate.

La dedicación con la que se eligen los ingredientes y se decoran los platillos enorgullece a las familias guatemaltecas que disfrutan con fervor la época de Semana Santa.

Comentarios