TAMPOCO FRENAN LA MIGRACIÓN

Organizaciones: Los muros no hacen más seguro a EE.UU.

Por Grecia Ortíz
[email protected]

La Unión Americana para las Libertades Civiles (ACLU) en conjunto a diversas organizaciones, presentó un reporte que analiza la propuesta del muro fronterizo, iniciativa que impulsa el presidente Donald Trump, así como las políticas de seguridad fronteriza. En una de sus conclusiones, el documento determina que los muros no hacen a Estados Unidos más seguro y tampoco frenan la migración, poniendo además a los viajeros frente a más peligros.

El documento señala que en los últimos veinte años las políticas en la materia han dejado múltiples daños así como la militarización de las comunidades fronterizas con Estados Unidos y México.

En el reporte, ACLU expone el incremento de riesgo, impacto ambiental y sufrimiento económico de comunidades locales a raíz de las barreras del muro y la seguridad fronteriza.

Otro de los aspectos que expusieron, también se refiere a la ineficacia de los muros para evitar los cruces sin autorización, prevenir actividad criminal como tráfico de drogas y tráfico de personas, y el tema de la seguridad nacional.

Estos son algunos de los descubrimientos incluidos en el informe:

Que los muros en la frontera no hacen que Estados Unidos sea necesariamente más seguro o reduce el tráfico (drogas o personas) o inmigración.

Los muros continuarán causando tremendo daño ambiental y sobre comunidades fronterizas.

Asimismo, consideran que estos, contribuyen a la crisis humanitaria de muertes de migrantes en la frontera suroeste, además, empujan a migrantes hacia más áreas remotas y desiertas.

 

PRESENTARÁN INFORME AL CONGRESO DE EE.UU.

Con este informe, las organizaciones, buscan llegar a educar y presionar al Congreso para que no invierta más dinero en estos proyectos, pues el Congreso aprobó US$2 billones de dólares en fondos para el muro el año pasado.

“…los muros no son efectivos, no mantiene al país más seguro, son costosos, y han costado las vidas de mucho inmigrantes. Nuestra política fronteriza se debe basar en datos, análisis, en consultas públicas, y en la ley. Le urgimos al Congreso a oponerse a cualquier presupuesto que pague por la propuesta peligrosa de la administración de Trump para construir muros y militarizar la frontera”, señaló Astrid Domínguez directora de ACLU.

En tanto, Claudia Yoli, beneficiaria del programa conocido como DACA y miembro de la agrupación United We Dream, expresó que ha tenido la oportunidad de ver lo que sucede cuando Control y Seguridad de Aduanas (CBP por sus siglas en inglés) tiene control poder y recursos sin supervisión.

“Ellos –CBP- siembran miedo y dividen a comunidades y familias. Los fondos para CBP, ICE o un muro es un terror sancionado a nivel estatal en comunidades fronterizas y el lugar que fue mi hogar por más de 17 años. No retrocederemos y nuestro movimiento para vivir sin miedo crece y se hace más fuerte a diario”, afirmó Yoli.

El informe, “Muerte, Daño y Decepción: el impacto del pasado, presente y, futuro del muro en los Estados Unidos”, fue elaborado como resultado de un esfuerzo compartido por ACLU, el Centro de Diversidad Biológica, Red de Voces Unidas del Valle Bajo del Rio Grande (TX), la Coalición de Comunidades de la Frontera Sur, El Centro Ambiental del Suroeste (The Southwest Enviromental Center), y el Club Sierra.