Inicio Tu Voz cambia GT Organización Comunitaria de los Migrantes Guatemaltecos en el Extranjero y su verdadero...

Organización Comunitaria de los Migrantes Guatemaltecos en el Extranjero y su verdadero aporte, si lo sabemos aprovechar

por -
0 124
Organización Comunitaria de los Migrantes Guatemaltecos en el Extranjero y su verdadero aporte, si lo sabemos aprovechar

Por Rodulfo Santizo
minchitoss1@yahoo.com

La Organización Comunitaria de los Migrantes Guatemaltecos en el Extranjero surge como una necesidad para mantener la unidad entre los guatemaltecos que se encuentran lejos de su comunidad de origen, misma que tiene entre sus orígenes y objetivos los siguientes: 1. Falta de apoyo de muchas situaciones de los Consulados de Guatemala en el extranjero y su voluntad de complementar estos con la ayuda comunitaria; 2. Reunirse para solidarizarse en aquellas situaciones que les puedan pasar estando como migrantes en un país ajeno al suyo; 3. Apoyar todas aquellas acciones para dar auxilio en el desarrollo de sus comunidades de origen, en Guatemala; 4. Unirse a diferentes movimientos con otras organizaciones de migrantes de otros países para buscar mejores beneficios, velando preservando sus derechos; 5. Mantener el contacto del acontecer sociopolítico de Guatemala para aportar ideas, las soluciones inmediatas desde el extranjero.

Hay muchas más razones por las cuales todos los migrantes guatemaltecos buscamos diferentes objetivos para unirnos con otras personas, y buscar de manera colectiva los mecanismos de mejorar nuestras preocupaciones y necesidades, las cuales en primera instancia se solucionan por medio del aporte económico inmediato, aprovechando el poder adquisitivo de la diáspora.

Como sea la organización, es importante, porque esto nos recuerda que los seres humanos nacimos para estar en comunidad, buscando de manera conjunta la solución de todo los males que individualmente no se pueden realizar y más aún aquellos que las autoridades de gobierno, tampoco tengan la capacidad de dar respuesta, o en todo caso, ser complemento de las ayudas o programas gubernamentales.

Insisto, el poder económico que hoy en día tienen los migrantes para la economía guatemalteca, debe ser aprovechado y lanzar una política pública, por medio de la infraestructura física y humana de los consulados de Guatemala para organizarlos con un enfoque de apoyo a los medios de producción e iniciativas económico productivas en las comunidades de origen, allá en Guatemala, privilegiando el desarrollo regional en lugares bien definidos donde hay actores y recursos a disposición para lograr el desarrollo de manera coordinada y con la participación de todos los sectores.

Todos esto se puede lograr si las autoridades del Ministerio de Relaciones Exteriores y Conamigua, ponen oídos a las ideas de los migrantes para hacer un ordenamiento y reconversión de los consulados, buscando profesionales con capacidades y conocimientos en temas socioeconómicos, mismos que les serán redituables y funcionales en diferentes campos por las experiencias que se han tenidos en otros escenarios.

Manifiesto estas ideas porque en el tiempo que llevo de estar en contacto con el quehacer consular, no hemos visto más que la pura actividad de documentación, actividades sociales y algunos avances en temas de protección consular, siendo oportunidad para aprovechar la verdadera presencia gubernamental y buscar los mecanismos y opciones donde el empleado público es FACILITADOR y debe dominar diferentes temas, yendo al frente de una comunidad dispuesta a desarrollarse, aprovechando las fortalezas que se tienen como comunidad migrante en el extranjero.

Por mi poca experiencia en extensionismo, temas de desarrollo y trabajo comunitario, siempre he estado dispuesto a unir mis conocimientos y experiencias a otras ideas de migrantes para ponerlas a disposición de las autoridades, en algunos casos se han escuchado las propuestas, pero se quedan solo en reuniones y reuniones; a veces ofrecen apoyarlas, después ya ni contestan para darles seguimiento.

Aprovecho este medio para dirigirme al Poder Ejecutivo, Legislativo y organizaciones que se interesan por el tema migrante para que iniciemos un verdadero plan de hacer un verdadero planteamiento y concretizar las acciones por medio de los Consulados de Guatemala en el extranjero en verdaderos facilitadores, y aprovechemos esa fuerza socioeconómica que tienen los migrantes guatemaltecos en el extranjero.

Les hago esta reflexión, todos hablamos bonito y dejamos ver nuestro interés por los migrantes, algunos estamos en el tema porque somos empleados públicos y estamos en la jugada, otros porque nos acercamos los migrantes porque son la población que usa los servicios que vendemos u ofrecemos, y otros porque somos defensores de los intereses, beneficios y derechos de la diáspora.

He visto, leído y oído que en Guatemala hay organizaciones que se dicen ser expertas en los temas de migración, vociferan defender los derechos de los migrantes, algunos son genuinos y otros son pura PAJA, utilizan el tema para estar en la jugada ya sea porque son empleados, diputados y los demás para que los consideren candidatos a puestos públicos, pero no tienen, en su mayoría, la experiencia más importante de ser migrantes; un funcionario público de alto rango dijo en una oportunidad: “aquí en Guatemala todos se creen expertos en migración, los únicos expertos, son ustedes los que son migrantes”.

Los migrantes guatemaltecos es un tema lindo para hablar bonito en reuniones, foros, fiestas, festivales, seminarios, hasta buscamos las palabras más bonitas para impresionar, pero eso no es suficiente, la verdad nos la hemos pasado solo en hablar y hablar, y de allí no pasamos. Urge y recontra urge que nos sentemos a la mesa de diálogo para establecer y buscar como este tema lo aterrizamos en verdaderos proyectos, donde haya inclusión de los migrantes y no solo criterios de técnicos institucionales que por lo que la historia dice, han sido de prueba y error.

En Washington D. C., se ofrece una oportunidad para hacer un ensayo de esta naturaleza, para hacer una reconversión en el consulado de Silver Spring, en Maryland, luego que sea un proyecto modelo que se replique en el resto de consulados; ofrecemos nuestros mejores esfuerzos para hacer realidad estas propuestas comunitarias.

Comentarios