NACIMIENTOS TRADICIONALES DE GUATEMALA

Celso A. Lara Figueroa
Universidad de San Carlos de Guatemala

Los siguientes apuntes constituyen una modesta introducción al conocimiento de uno de los más interesantes aspectos del folklore navideño como son los nacimientos –tradición introducida en el Nuevo Mundo por los españoles en el siglo XVI-, y enriquecida por las reinterpretaciones regionales, que constituyen la nota característica de los nacimientos en general. Su presencia la encontramos en diferentes regiones de Europa, especialmente en Italia, Sur de Alemania y Francia, España, Portugal y en Latinoamérica, en donde se les llama: nacimientos, belenes, pesebres, según el área sociogeográfica.

Nos limitaremos a una clasificación de los tipos fundamentales de nacimientos actualmente existentes en la ciudad de Guatemala, basándonos en la observación de nacimientos localizados en diferentes barrios de la ciudad.

Nacimiento popular
Sus características son: representación no realista, particularmente no observa proporciones; escenografía de inspiración regional o local; a excepción de las imágenes que integran el misterio litúrgico, sus personajes y las escenas son representación de la vida cotidiana, particularmente no urbana; uso de ornamentos locales como por ejemplo: productos de artesanía folklórica artística de Nochebuena y plantas regionales o frutas decorativas de la región: hoja de pacaya, pie de gallo, musgos, manzanilla, mandarina, melones, piñuelas, cacao, cidra, chichimecas y otras. El cielo se representa con nubes de tarlatana y papel de china de colores, profusión de bombas que cuelgan de bricho y litografías de querubines y ángeles que asoman entre las nubes. Su criterio es histórico. Como ejemplos podemos mencionar los viejos Barrios de la Parroquia, la Candelaria, la Ermita, la Recolección y nuevos barrios populares de la periferia de la urbe.

Nacimientos Artísticos de Inspiración Bíblica
La representación es realista; observancia de principios de arte académico; su escenografía y representación de personajes son de inspiración bíblica con uso de figuras de imaginería no popular, particularmente uso de pastores importados de Europa o de fabricación industrial de modelos extranjeros; ausencia de ornamentos del nacimiento popular y su criterio es histórico. Es posible varios en casas de los barrios de Santa Catalina; la Recolección y nuevos como el Barrio Moderno.

Nacimientos Artísticos de Inspiración Regional
Posee criterio histórico; su representación es realista; observa principios de arte académico; su escenografía y representación de personajes son de inspiración local rural, a excepción de la representación del misterio; usan pastores fabricados por artistas populares a encargo especial de los autores del nacimiento de acuerdo con las escenas identificables que van a reproducir; y hay una relativa ausencia de ornamentos del nacimiento popular. Por ejemplo, el de la señora Rosa Pinto, del Barrio de Santa Catarina. El tamaño del nacimiento popular -aunque en el primer tercio del presente siglo ocupaban espacios considerables-, en la actualidad ocupa un área de 3×2 metros cuadrados aproximadamente, y así se considera monumental.

Generalmente se construyen de menores proporciones de acuerdo con los límites de espacio particularmente las familias de escasos recursos construyen nacimientos muy reducidos, generalmente sobre una pequeña mesa de unos 60×40 centímetros cuadrados.

Se construyen sobre cajones y mesas o plataformas que permitan clavar objetos. Generalmente se da a la estructura una altura aproximada de 60×80 centímetros.; no obstante, en algunos casos se construye a la altura del piso. Con papel grueso o lona encolada, corrugados y cubiertos de musgo, aserrín de colores, plantas y flores naturales y artificiales se forma la topografía de paisajes que será el escenario de escenas de la vida cotidiana rural hacienda uso de la producción del arte y artesanía folklórica navideña: pastores de barro, tela y algodón, madera, etc. Como fondo se colocan los tradicionales paisajes que reproducen escenas del campo local y algunas veces reproducen también de los lugares y personajes litúrgicos. Es frecuente la aparición de los Reyes Magos junto a las pirámides de Egipto. Generalmente la producción de los artistas populares está inspirada en paisajes regionales.

Se observan “rosarios” de manzanilla, mandarinas, naranjas, melocotón, cacao y piñuelas. También otras frutas: limas, cidras, viscoyoles, chichimecas, y además plantas ornamentales: hoja de pacaya, pie de gallo; ramas de pino y ciprés. Todas estas frutas y plantas dan al nacimiento un agradable olor que resulta una relevante característica del mismo.

En el tercer tipo encontramos una proyección consciente del paisaje rural visto por personas citadinas, que generalmente se sienten apegadas a determinadas regiones las cuales reproducen. En casos se identifica la hacienda o finca, sus trabajadores, la casa de los propietarios, el pueblo cercano con sus características geográficas, mostrando al mismo tiempo escenas de la vida cotidiana de sus moradores.

Nos encontramos ante obras de gran tamaño que hacen gala de la calidad de los pastores especialmente cargados a connotados artistas populares; particularmente las figuras del misterio son valiosas obras escultóricas de imaginería colonial, herencia de familia.