Inicio Tu Voz cambia GT Migrantes y refugiados en la doctrina social de la Iglesia

Migrantes y refugiados en la doctrina social de la Iglesia

por -
0 220
Migrantes y refugiados en la doctrina social de la Iglesia

Pbro. Mauro Verzeletti, C. S.
Director de las Casas de Migrante, Guatemala y El Salvador
[email protected]

La Doctrina Social de la Iglesia nace en un contexto mundial convulsionado, donde el poder económico a través de políticas de exclusión causó el rompimiento del tejido social, la indignante desigualdad entre ricos y pobres y las migraciones forzadas.

Como punto de partida doctrinal el Papa León XIII escribió la Encíclica Rerum Novarum, publicada en 1891, la cual enfoca su atención en defensa de los derechos de los trabajadores, tanto de la ciudad como del campo. La cuestión Social era crucial para Papa León XIII, con una visión más profunda de la problemática social que golpeaba a la humanidad, como el drama de los migrantes y refugiados.

En la misma línea, con la huida de migrantes de Italia después de la Segunda Guerra Mundial, han trasformado al Obispo de Piacenza, Juan Bautista Scalabrini, hoy reconocido mundialmente como Padre de los Migrantes. Scalabrini siempre se mantuvo cerca de los migrantes, se conmovía con las historias de vida y sufrimiento, pues eran situaciones dramáticas. Conoció profundamente la situación migratoria, trabajó con entusiasmo en la sensibilización de las autoridades gubernamentales y población en general. Escribía con frecuencia en periódicos y revistas para fomentar respuestas positivas a los migrantes.

Hay una íntima relación entre las preocupaciones del Papa León XIII y el Beato Sacalabrini, verdaderos profetas, buscando respuestas concretas en favor de los pobres, los migrantes y obreros que vivían una situación crítica. El Papa León XIII trabajó en pro de los obreros, defendiendo sus derechos. El Obispo Scalabrini se preocupaba de los migrantes, llevándoles la “sonrisa de la Patria y el consuelo de la fe”.

Ambos profetas abrieron los horizontes hacia una nueva pastoral, cuyo ideal principal era trabajar en, con y por la Iglesia de los marginalizados. León XIII, abogaba por la “suspensión” del movimiento migratorio al afirmar: “nadie, de hecho, cambiaría su tierra y su patria por un lugar desconocido si en su lugar de nacimiento existieran los medio necesarios para vivir con dignidad”. El Papa ratifica derecho a no migrar como parte de los Derechos Humanos universales.

La misión fundamenta su acción en la protección de la vida y derechos de los pobres descartados por el sistema injusto. León XIII y Scalabrini, ampliaron la visión pastoral, pues dan un paso más allá de las fronteras. Nuevos horizontes se abrieron porque los sueños avanzaron por caminos anchos y los trabajadores migrantes superaron los obstáculos que encontraron en su camino.

Los migrantes en un mundo globalizado están construyendo puentes de unidad, sin fronteras.

Comentarios