Inicio Tu Voz cambia GT Migrantes encarcelados sin derecho al debido proceso

Migrantes encarcelados sin derecho al debido proceso

por -
0 153
Migrantes encarcelados sin derecho al debido proceso

Pbro. Mauro Verzeletti, C. S.
Director de las Casas de Migrante, Guatemala y El Salvador
[email protected]

A cada día se incrementan el número de migrantes y refugiados que necesitan protección internacional. La gran mayoría de las personas son obligados a cruzan las fronteras de forma indocumentada por razones múltiples, principalmente por la falta de interés político de parte de los estados, porque no han creado alternativas migratorias de integración que facilite la debida documentación para finiquitar los procedimientos inhumanos de detención, encarcelamientos y deportaciones masivas violatorias a los Derechos Humanos, sin el justo debido proceso.

Lamentablemente, las políticas migratorias de los países desarrollados aplican la vieja ley del talión hacia los migrantes; “ojo por ojo y diente por diente,” creando establecimientos carcelarios con procedimientos crueles a través de prácticas y métodos de tortura implementadas durante las nefastas dictaduras militares. Infelizmente, los países poderosos del mundo usan la violencia en contra del derecho a migrar libremente, destruyendo el derecho al sueño de millones de trabajadores migratorios y sus familias.

Las mujeres y hombres migrantes deportados, vía aérea desde Estados Unidos, relatan tratos crueles durante el período de encarcelamiento por parte de las autoridades migratorias. Los testimonios narrados por las mujeres migrantes son escalofriantes, las autoridades usan un lenguaje de desprecio total hacia las mujeres, por ejemplo: “son unas putas, mentirosas y enanas”, “aquí no valen nada, mejor que se regresen a su país”. Son víctimas de comentarios racistas y discriminatorios como; “ya es hora de comer su chow”, refiriéndose a los alimentos de los perros. Los procedimientos de tortura son innumerosos, ellos ocurren durante el período de encarcelamiento, pues tienen que soportar condiciones extremas de frío y calor. Y cuando sufren la indebida deportación son encadenadas de los brazos y las piernas. Los traumas y secuelas psicológicas y sensación de fracaso duran de por vida en las migrantes deportadas de forma inhumana. Infelizmente, los estados impiden el derecho a la sobrevivencia.

Infelizmente, la detención y encarcelamiento de migrantes se ha transformado en una práctica recurrente en los países donde el acceso a la justicia no está garantizado y los procedimientos judiciales no obedecen los estándares internacionales, impiden el amplio derecho a la defensa.

Es urgente que los gobiernos dejen de tratar a los migrantes, en situación de indocumentados, como un asunto policial y adopten una política social clara para tratar el fenómeno de las migraciones, desde una perspectiva integral global. Las violaciones a los derechos humanos de los migrantes requieren, de parte de los estados, medidas destinadas para brindar un tratamiento humanitario a los migrantes en el marco de los convenios y tratados internacionales.

Comentarios