Inicio Tu Voz cambia GT Merecemos un trato justo
Opinión

Merecemos un trato justo

por -
0 163
Merecemos un trato justo

Julio Villaseñor
[email protected]

Mayo 10, 2017

Quiero agradecer la oportunidad que La Hora nos brinda a los ciudadanos migrantes guatemaltecos en USA, abriendo su espacio para acomodar nuestras inquietudes, que no son pocas, para que los lectores de tan prestigioso diario se enteren que existimos y que sentimos los mismos, o puede que hasta más intensos, sentimientos por Guatemala.

Dependiendo de quién lo dice, somos un millón, o millón y medio, o hasta 3 millones de chapines en USA. Nadie lo sabe. Nadie nos ha contado. Pero todos suspirando por su tierra, y por los nuestros dejados allá. Reza un dicho que uno es de la tierra donde están sus muertos. En Guatemala, además de nuestros muertos, tenemos nuestras esperanzas. Esperanzas de que por fin algún día, haya democracia y no solo elecciones cada cuatro años, que haya justicia y no solo juzgados, que haya seguridad y no solo policía. Que haya pan para tanta hambre. Y educación de calidad al alcance de todos, para que no haya migraciones forzadas sino voluntarias. Como debe ser.

El que no estemos físicamente presentes en Guatemala no significa que la dejamos de amar, y siempre queremos procurar lo mejor para ella. No queremos solo representar los siete mil y pico de millones de dólares que enviamos en remesas familiares con las que mantenemos la economía de Guatemala, no, también queremos participar, opinar, elegir y poder ser electos. No solo queremos poder votar por Presidente y Vicepresidente en las elecciones, queremos derechos plenos y poder votar por todas aquellas instancias a las que tiene derecho de elegir y ser electo cualquier ciudadano guatemalteco en Guatemala. No pedimos más que eso, pero tampoco menos que eso. Ese derecho nos lo hemos ganado a pulso con sudor, lágrimas y sangre, en cada envío de remesas que hacemos a nuestras familias. Aportamos el 10% del presupuesto general de gastos del país.

Los ciudadanos migrantes guatemaltecos merecemos que en el Congreso nos traten justamente y no solo legalmente en lo que respecta a Conamigua, única ley específica para proteger nuestros derechos en el extranjero y nuestras familias en Guatemala. No merecemos se nos excluya de ninguna forma, menos, imponiéndonos requisitos imposibles de poder cumplir viviendo por años fuera de Guatemala. Podrá ser legal el que alguna ley o reglamento de Guatemala exija requisitos para puestos de dirección en Guatemala, pero no es justo que para dirigir una entidad creada por y para los migrantes, se vede nuestra participación. Las leyes deben ser justas. Y las leyes y reglamentos pueden y deben ser cambiadas, enmendadas o anuladas cuando no son justas. Justicia antes que legalidad. Pido y con respeto exijo a la Junta Directiva del Congreso, a que encuentren la forma correcta de permitir que migrantes capaces de dirigir Conamigua, no sean excluidos y vedados en su derecho de participar en las elecciones de Secretaría y Subsecretaría Ejecutivas de Conamigua. Al fin y al cabo, Conamigua nació a la vida en el Congreso, y ahí mismo puede ser enmendada, cambiada o anulada. Se necesita voluntad política hacia nosotros los migrantes. Y eso esperamos del Congreso hacia nosotros. Su buena voluntad.

Comentarios