Inicio Tu Voz cambia GT Las remesas de los migrantes guatemaltecos

Las remesas de los migrantes guatemaltecos

por -
0 128
Las remesas de los migrantes guatemaltecos

Por Rodulfo Santizo
(Minchito)
[email protected]

Los migrantes guatemaltecos en el extranjero, principalmente los que se encuentran en los Estados Unidos y Canadá, son la fuente de riqueza más importante de Guatemala, por sus aportes a la economía y crecimiento del país.

Las políticas antimigrantes actuales en los Estados Unidos son los motivos que obligan a los guatemaltecos a enviar cantidades más significativas de remesas a Guatemala, por la sencilla razón de que ellos piensan en un posible retorno, ya sea voluntario o porque la presión del forzamiento de las leyes, así lo requieran.

Como sea este sector tiene en su mente muchas obligaciones y pensamientos, de los cuales no se puede desprender fácilmente, 1. Sobrevivir en los Estados Unidos, esperando tener trabajo y se alargue su estancia; 2. Mantener a sus familiares en sus lugares de origen; 3. Pagar su deuda de venida a los Estados Unidos; 4. Pagar abogado de migración, si tienen caso en Cortes, 5. Definir su futuro si regresa a Guatemala; 6. Luchar con la nostalgia de estar lejos de su familia y seres queridos, sin poderlos visitar, entre otros.

Como ven, son situaciones incómodas y duras de afrontar, pero los migrantes indocumentados saben cómo enfrentarlas y se han visto casos visibles que aún con dificultades, han sabido salir adelante y son dignos de ejemplo de superación y éxito.

A lo largo y ancho de la nación americana se encuentran guatemaltecos que dan todo por salir adelante, creando empresas, siendo proveedores de oportunidades de trabajo para muchos migrantes que aprovechan esas ideas emprendedoras de los buenos guatemaltecos que saben aprovechar las oportunidades que no tuvieron en Guatemala.

En todas las áreas y disciplinas hay chapines destacados, no menciono nombres porque es una lista inmensa y se me pueden escapar nombres, pero sí hago notar que tienen grandes capacidades, destrezas, conocimientos, habilidades, fortalezas y virtudes para hacer realidad el sueño guatemalteco en territorio americano.

Ahora cómo reconocer esos esfuerzos de muchos migrantes guatemaltecos anónimos que se esfuerzan por enviar y enviar remesas a Guatemala para que se convierta en dinero circulante que movilizan las actividades económicas, dan soporte o complemento al salario mínimo para favorecer a otros sectores, son embajadores gratuitos para dar a conocer al país en el extranjero, contribuyen con la compra de documentos sobrevalorados, siguen educando a sus familiares en sus comunidades y muchas acciones más que son del conocimiento público.

Hay sectores y empresas que son proveedores de servicios y productos para que los migrantes y sus familias sean su población consumidora, obteniendo jugosas ganancias, pero no ha existido voluntad y deseos para conservar y mejorar esa relación y mucho menos dejar que la diáspora pueda tener algunos beneficios pactados, que los ponga en situación de participación en el ciclo de las remesas, con alguna ventaja comparativa para que sigan siendo el detonante y articulador del desarrollo de sus lugares de origen y por consecuencia de Guatemala.

Las remesas y los migrantes son una mina de oro que todos debemos cuidar y darle un trato especial, aprovecharlas y ser ingeniosos para plantear proyectos que garanticen opciones productivas para mitigar las causas de la migración, en el sentido de que los que más han lucrado, no le apuesten a dar oportunidades para retribuirles beneficios compartidos.

En este contexto hago un llamado urgente a todos los sectores: gobierno, sector privado, sector financiero, sociedad civil, entre tantos, a que nos animemos a valorar estas acciones de un sector que silenciosamente hace muchos más que los sectores tradicionales y que nunca ha recibido prebendas y beneficios que los anime a hacer cosas de mayor impacto.

Estamos ante los espacios y tiempos adecuados para sentarnos en mesas de diálogo con una agenda económica, generación de negocios y proyectos para analizar, deliberar, consensuar y hacer acuerdos que se transformen en beneficios reales y estimulen mayor inversión de los migrantes en Guatemala, para que no piensen que son importantes y útiles únicamente en tiempos de campaña política, viendo el tema migrante como recursos de muchos para enrolarse y ser notables ante políticos, opinión pública, utilizándolos como tema de conversación en reuniones, foros, seminarios, convenciones y acuerdos; en el peor de los casos ver al migrante con cara de DÓLAR.

Urge que se le den mejores beneficios y lograr que ellos también expongan cómo quieren jugar la pelota en el partido, y no solo sean los que ponen los dólares y sean usados en temas de discursos, su buena imagen para que otros sean los que logren y disfruten los méritos y ganancias que genera este importante sector que sigue desarrollando Guatemala desde la distancia.

Comentarios