VIVE EN ESTADOS UNIDOS JUNTO CON SUS PADRES Y HERMANOS

La guatemalteca Verónica Paredes y su ilusión por destacarse en el modelaje

Desde hace cuatro años, la guatemalteca Verónica Paredes vive junto con su familia en Estados Unidos, donde ha logrado adaptarse a otro tipo de vida, aunque no deja de sentir nostalgia por Petén, el departamento en donde creció junto a familiares y amigos.

Por Grecia Ortíz
[email protected]

Luego de asistir a una sesión de fotografía, Paredes conversó con La Hora Voz del Migrante y explicó que vive en Long Island en el estado de Nueva York desde hace cuatro años.
Adaptarse a decir de la guatemalteca ha sido sencillo, principalmente porque sus hermanos y padres viven en ese país y por ello el ambiente familiar ha sido la clave en todo.

“Al principio me sentí rara, entonces estuve tres meses en un centro y luego que vine acá, me adapté rápido porque como acá tenía a toda mi familia no me resultó complicado”, indicó.

LE GUSTA APRENDER TÉCNICAS DE MAQUILLAJE Y MODELAJE

Paredes trabaja junto a su mamá en un negocio familiar, por lo que la disponibilidad de su tiempo le permite asistir a sesiones fotográficas. En Guatemala ya había participado en eventos de belleza, aunque a nivel más pequeño.

“En el trabajo no me complico porque yo trabajo con mi mamá, ella trabaja para ella, entonces es más fácil hacer mis cosas porque ella es mi jefa”, destacó.

Una de las aficiones de la joven es el maquillaje y eso le ha permitido aprender nuevas técnicas, por eso a futuro le gustaría aprender más y también dedicarse al modelaje.

VIVE JUNTO CON SU FAMILIA EN LONG ISLAND

Aunque se ha adaptado con facilidad, el idioma inglés ha representado una de las mayores barreras en su vida, pero con el tiempo espera dominarlo en su totalidad.

“En Guatemala yo estudié pero no terminé los básicos, soy de San Luis Petén. Al principio viví con mis abuelos, porque cuando mi mamá se vino yo tenía como 5 años y cuando mi papá lo hizo tenía apenas 3, pasé mucho tiempo sin verlos”, destacó.

Al sentirse lejos de ellos, destacó que hubo un momento en que sintió que tenía que estar junto a sus seres queridos, “mi mamá siempre estuvo pendiente de nosotros, ellos nos mandaban remesas”.

Finalmente invitó a los migrantes a luchar por lo que quieren y que si se lo proponen pueden lograr lo que sea, “cuando vine aquí yo no era nadie y ahora siento que he ido logrando lo que yo quiero”.

“En el trabajo no me complico porque yo trabajo con mi mamá, ella trabaja para ella, entonces es más fácil hacer mis cosas porque ella es mi jefa”.
“En Guatemala yo estudie pero no termine los básicos soy de San Luis Petén. Al principio viví con mis abuelos…porque cuando mi mamá se vino yo tenía como cinco años y cuando mi papá lo hizo tenía apenas tres, pase mucho tiempo sin verlos”.
VERÓNICA PAREDES