La danza y el movimiento social, los motores de Gabriela Álvarez

Por Delia Bonilla
lahora@lahora.com.gt

Hay factores que motivan a realizar cambios en la vida, a la guatemalteca Gabriela Álvarez la perspectiva le cambió cuando llegó a Estados Unidos, un país hasta ese momento desconocido para ella, sin imaginar las diversas oportunidades que se le abrirían para desarrollar ampliamente sus pasiones y habilidades.

Desde hace seis años y medio, Álvarez reside en Nueva York, Estados Unidos, en donde ha logrado poner en práctica sus habilidades en educación y danza. Sin embargo, fue el amor el que la indujo a viajar, pero diversas circunstancias no permitieron que la relación continuara y decidió separarse, a pesar de los distintos retos que enfrentó no dio marcha atrás y se quedó a vivir en ese país.

SU VIDA EN GUATEMALA

En su país natal cursó algunos semestres de Sociología, en donde participó en el movimiento estudiantil de la Escuela de Ciencia Política y en la Coordinadora de Estudiantes Universitarios (CEU), de la Universidad de San Carlos de Guatemala.

En 2004 inició a capacitarse como maestra de ballet bajo la supervisión y entrenamiento de su mentora, la maestra Reyna Silva, lo que le permitió impartir clases en la Escuela Municipal de Danza por seis años.

A la vez, participó en agrupaciones artísticas como el Ballet Folklórico del Inguat, Ballet Guatemala Identidad, Taller Coreográfico de la Municipalidad de Guatemala, Andamio Teatro Raro, entro otros.

Álvarez es fundadora de la Asociación para la Investigación, Creación y Formación de Artes Escénicas, con quienes fundó el Centro Cultural La Banqueta Z.1, y recibió el diplomado en Artes Escénicas de la Universidad Rafael Landívar y la Biblioteca de Artes Escénicas Rafael Pineda con quienes tuvo la oportunidad de organizar y colaborar en eventos artísticos y distintas producciones.

Además, inauguró el restaurante Las Gardenias con otras dos personas, en ese lugar se organizaban eventos de música, poesía y teatro, así como encuentros de organizaciones sociales.

CAMBIO DE VIDA CON DIVERSAS OPORTUNIDADES

Su primer trabajo en Nueva York fue como maestra en Williamsburg Movement and Arts Center, laborando pocas horas y para quienes todavía trabaja en puestos de supervisión y realizando residencias en escuelas públicas.

Asimismo, se convirtió en maestra para el Ballet Hispánico y actualmente imparte clases de español en Brooklyn Friends. Es supervisora en Jazz at Lincoln Center y ha bailado con compañías de danza como Coop Danza Inc., Mestizo Dance Company y Calpully Mexican Dance Company.

Por ahora, está abriendo su propio negocio local, Bula Arts and Culture, con el que busca generar un espacio para la comunidad diversa e intercultural de Nueva York. El emprendimiento cuenta con una pequeña guardería para niños, un salón de danza para diversas disciplinas artísticas y un espacio para la comunidad donde se realizan proyectos para mujeres, capacitaciones en salud, pequeños conciertos, entre otros.

PROMOTORA DE JUSTICIA

Su conciencia social y sueño por ser agente de cambio estuvo inculcado desde su infancia, pues algunos de sus familiares formaron parte de movimientos sociales y han trabajado por la justicia en Guatemala.

A pesar de estar lejos, continúa promoviendo el movimiento social, en el 2015 participó en la organización de seis manifestaciones, con distintos miembros de la comunidad guatemalteca en Nueva York y el área triestatal como el colectivo Florecerás Guatemala, en contra de los escándalos de corrupción del gobierno de Otto Pérez Molina.

En la actualidad, se está organizando de nuevo para sumarse a otras agrupaciones que trabajan por garantizar los derechos de los migrantes y apoyar los esfuerzos que se están realizando en Guatemala en pro de la justicia, equidad, transparencia e inclusión.

Por ello han realizado plantones frente a la sede de las Naciones Unidas y el Consulado de Guatemala, para exigir la renuncia de los mandatarios Jimmy Morales y Jafeth Cabrera, diputados y en apoyo a las investigaciones de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y el Ministerio Público (MP).

La danza, educación y justicia han sido los principales estímulos de Gabriela Álvarez para salir adelante y empoderar a otras personas a conseguir sus sueños, velando por el respeto y la igualdad.