SEGUNDA FASE ES NECESARIA

La comunidad de El Ceibo en Petén ya tiene casa para acoger a migrantes y refugiados

POR DELIA BONILLA
[email protected]

Después de nueve años de darle atención a migrantes y refugiados sin contar con un inmueble destinado para esa labor, se inauguró a finales de enero la Casa del Migrante en El Ceibo, Petén, de la Pastoral de Movilidad Humana en Guatemala, para darle abrigo a personas con destino a México o Estados Unidos y que necesitan un espacio digno y seguro para descansar.

Agentes de la Pastoral parroquial se solidarizaron durante años con las personas que llegan a este lugar fronterizo entre México y Guatemala, albergándolos en sus casas, para su descanso, incluso, la comunidad construyó un baño con regadera a un costado de la capilla donde también se albergaba a las personas.

Andrés Toribio, agente de la Pastoral, dio hospedaje a muchas mujeres que iban huyendo solas o con sus hijos por la violencia, ofreciéndoles un lugar donde dormir, les asesoró y dio acompañamiento a las personas que huían de sus lugares de origen debido a la pobreza o algún tipo de desplazamiento, recordó el director de la Pastoral de Movilidad Humana, Juan Luis Carvajal.

Esta casa fue inaugurada con el apoyo de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados. El objetivo de edificar la instalación es dar atención humanitaria, garantizar el derecho a la movilidad y a migrar de las personas que deben abandonar sus lugares de origen por distintas razones. También pretenden aprovechar el espacio para realizar el monitoreo de los flujos migratorios de la región.

“Cuando se comienza a fortalecer la presencia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados en Guatemala… los llevamos a conocer estas rutas, estas zonas, las necesidades que los migrantes y refugiados encuentran y no escatimaron esfuerzos para apostar a la construcción de un lugar digno donde recibirles y que pudieran descansar y hacer una pausa de manera digna”, indicó Carvajal.

Además, mencionó que la mayoría de los migrantes que llegan a esta casa son de nacionalidad hondureña, aunque también han recibido personas de otros países. “Esto nos muestra la incapacidad de los estados para proteger en sus lugares de origen a todas estas personas… no hay una congruencia entre lo que se quiere y lo que prácticamente se está haciendo”, añadió.

PROYECTO NO HA FINALIZADO

De momento, la Casa del Ceibo se inauguró en una primera fase de su construcción, con una habitación de considerable tamaño, un baño para hombres y uno para mujeres, un patio y ahora gestionan los recursos para una segunda fase que permitirá la edificación de la cocina y el comedor.

“Nos hace falta completar esta construcción y seguimos nosotros gestionando esto y solicitamos ayuda para quienes quieran apoyar para la construcción de la cocina, la sala de estar para el guardián y para los voluntarios que forman parte del proyecto”, comentó Carvajal.

Actualmente, la atención para los migrantes y refugiados es elemental, únicamente les brindan un lugar de descanso y un baño, la Pastoral menciona la necesidad de contar con más personal capacitado que fortalezca la función de la casa y proporcione atención integral a las personas que buscan un paliativo a sus necesidades durante su movilización.

AYUDA ES BIENVENIDA

El tiempo máximo de estancia en la casa es de dos días, pues las personas deben continuar su camino, la vivienda es solo un área para su descanso, solo si la persona está enferma puede extender su estadía, destacó Carvajal.

Asimismo, si alguien desea donar su tiempo con voluntariado únicamente debe cumplir con algunos requisitos, ser mayor de edad, responsable y con disposición de tiempo y ayuda. Además, los encargados de la estación de descanso hacen un llamado a quienes lo deseen para que donen medicinas, ropa para niños, adultos, así como artículos de limpieza y de higiene personal.

Esta ayuda puede ser entregada directamente en la Casa del Migrante de El Ceibo, en el departamento de Petén o en la Pastoral de Movilidad Humana de Guatemala ubicada en el kilómetro 15, calzada Roosevelt 4-54, zona 3 de Mixco.