Inicio Más Populares Jorge Cancino, periodista con experiencia de 18 años en inmigración, ofrece consejos...
SEÑALA QUE LA INFORMACIÓN EMPODERA A LAS PERSONAS

Jorge Cancino, periodista con experiencia de 18 años en inmigración, ofrece consejos para migrantes

por -
0 219
Jorge Cancino, periodista con experiencia de 18 años en inmigración, ofrece consejos para migrantes

Por Grecia Ortíz
[email protected]

La incertidumbre desde que el presidente Donald Trump llegó al poder generó en la población inmigrante en Estados Unidos una serie de dudas sobre cómo actuar en caso de ser detenido, conocer de sus derechos o realizar otro tipo de procedimientos.

Armando Olmedo, vicepresidente y abogado consejero de Univision Communications, Inc, Director de Inmigración Corporativa, con experiencia en artículos de derecho de inmigración y conferencista, junto a Jorge Cancino, periodista y Editor principal de inmigración en la redacción de noticias de Univisión, participaron en la redacción de la guía informativa, “Inmigración las nuevas reglas”, que surge de esa misma necesidad de otorgar herramientas a las personas para que estén informadas.

La guía proporciona ayuda al migrante, información de las principales visas, asilo, derecho y obligaciones entre otros aspectos. Cancino, periodista con alrededor de 18 años de experiencia en el tema migratorio, otorgó una entrevista a La Hora Voz del Migrante, en la que explica algunos aspectos relativos a la situación migrante en Estados Unidos y de la guía.

¿Cree que la política migratoria ha mostrado cambios desde que inició el gobierno del presidente Donald Trump?

La Ley de Inmigración está vigente desde el año 1965 cuando la promulgó el presidente Lyndon Johnson, desde aquella época hasta ahora han sido diez presidentes los que han trabajado con la misma ley, lo que –Donald- Trump ha hecho es introducir su política migratoria para presionar sobre la Ley de Inmigración y cambiar la discrecionalidad en la ejecución de la Ley.

Lo que hizo el 25 de enero –de 2017-, cinco días después de llegar a la Casa Blanca, es emitir dos órdenes ejecutivas, una sobre el muro y otra sobre las ciudades santuario en la cual decretó que la presencia indocumentada en Estados Unidos constituye una amenaza a la seguridad pública.

Con eso puso inmediatamente a 11 millones de indocumentados en proceso de deportación, así arranca él su política migratoria y todo lo que ha hecho posteriormente hasta la fecha es buscar maneras legales de poder tener un ejercicio más duro de la política migratoria y atacar a la inmigración sobre todo a la migración indocumentada.

¿Por qué es importante que los migrantes estén informados de las leyes y sus derechos en Estados Unidos?

Por varias razones, primero, porque la información empodera. Segundo, porque las personas aunque estén indocumentadas en Estados Unidos, todo el mundo tiene derechos garantizados por la Constitución y por las leyes, y el derecho básico de cualquier inmigrante indocumentado, por ejemplo, es el derecho de acudir ante un juez para luchar por su permanencia en el país. Es decir, no es que venga cualquier agente fronterizo y estipule ese agente que la persona debe ser deportada, la ley de inmigración contempla un debido proceso para que todas las personas puedan proteger su permanencia.

Entonces al final del día, deben ser los jueces quienes decidan a quién se deporta y a quién no… pero si la persona no tiene la información a mano, entonces es muy fácil que se equivoquen en el trayecto y después de una detención firmen documentos y al final entonces la persona abandona su posibilidad de quedarse y cede su derecho de permanencia.

¿Quiénes son la prioridad a ser deportados actualmente?

Todos los indocumentados, ya una vez que Trump decretó que la presencia indocumentada es una amenaza a la seguridad pública y nacional los colocó a todos, aunque ellos hacen la salvedad que hay prioridad de deportación, pero esa lista de prioridades es muy grande, incluso todo el mundo que haya cometido cualquier tipo de falta, y ahí pone la presencia indocumentada, entonces eso lo vuelve más complicado, siendo que la presencia indocumentada en Estados Unidos sigue siendo una falta de carácter administrativo, no criminal.

¿Qué los motivó a escribir la Guía Informativa “Inmigración las nuevas reglas”?

La verdad es que ya llevo 18 años trabajando en el área de inmigración y de conocer a fondo el sufrimiento de miles de personas; en Estados Unidos hay miles y miles de guatemaltecos, incluso algunos que he conocido que hablan un idioma maya, hablan poco español y menos inglés, y muchos de ellos han vivido o viven en condiciones precarias, quizás peor que las tenían en Guatemala, y conociendo sus historias y que se trata de personas que salieron huyendo ya sea por los conflictos sociales y bélicos que se vivieron en el país.
Arrancando de la pobreza y últimamente por la amenaza del crimen organizado de cárteles de narcotráfico, de las mismas pandillas, maras, cuando llegan a Estados Unidos lo hacen con precariedad en cuanto al conocimiento de sus derechos… yo creo que ese fue el principal motivo a contribuir con un granito de arena a que la gente tuviera por lo menos el recurso del conocimiento para defenderse… todo eso nos llevó a Armando y a mí a escribir este libro.

¿Qué información contiene el libro?

Está basado en siete capítulos, lo que contiene es primero entender la manera de cómo vivir legalmente en Estados Unidos, esa es la base ya sea indocumentado o no, para eso había que explicar cómo es el proceso migratorio, cuáles son las principales visas para entrar, cómo es el proceso de asilo y de refugio, cómo se alcanza la residencia, la ciudadanía, y aquí venía otro capítulo importante de los derechos de los inmigrantes y las obligaciones y cómo afecta la política migratoria del actual gobierno.

¿Por qué se dice que las estafas son tan comunes en Estados Unidos?

Los extranjeros no están protegidos para reclamar en caso que sean estafados y es como una doble trampa, el hecho de permanecer indocumentado en Estados Unidos en donde las personas no tienen una forma de identificarse. Entonces si viene un abogado inescrupuloso o un tramitador o notario, y les hacen un mal proceso migratorio y los estafan o quitan su dinero, o una mala práctica que permita que pierdan su proceso migratorio, el inmigrante indocumentado tiene muy pocos recursos para ir ante la autoridad y pedir justicia.

Para presentar una denuncia tiene que ir ante la policía y lo primero que le pedirán es una identificación y como no tienen una licencia de conducir, entonces ponen en duda su estatus legal y pueden ser detenidos en estados o ciudades por ser indocumentados, no importando que los hayan estafado, entonces tienen pocos recursos para defenderse o reclamar.

El número de estafas que se conocen todos los días, es inmenso y también hay un capítulo de todo esto… muchos se aprovechan de ese tiempo para venderle cualquier tipo de beneficios inexistentes.

¿A qué obstáculos se enfrenta la comunidad migrante en la actualidad?
Con este gobierno son varios –obstáculos-, cualquier falta que cometan los puede colocar en proceso de deportación automáticamente, de repente los para la policía y si no tienen licencia lo más probable es que van a llamar al Servicio de Inmigración y los van a entregar.
Tercero, todas aquellas personas que no constituían una amenaza a la seguridad nacional, ahora sí son consideradas… todo eso ya terminó con Trump. No hay garantía para ningún indocumentado para permanecer en estos momentos en Estados Unidos.

¿Puede la cultura tener relación en que migrantes incurran en faltas que consideren frecuentes, en sus países de origen?

Impacta mucho… hay cosas que en otros países quizá no son tan castigados severamente, por ejemplo, manejar en estado de ebriedad eso aquí es una falta muy grave y seria.

La violencia doméstica es un delito gravísimo que causa la apertura de una deportación, también mentir en un trámite. A veces se les dice mentiras piadosas, esas son tremendamente castigadas acá, esas tres cosas son las más terribles que en nuestros países quizás no son tan castigadas como aquí.

Usted dice que con la información se puede empoderar a las personas, ¿cómo se puede lograr eso?

Por ejemplo, si una persona se entera de sus derechos. Por ejemplo, si viene el servicio de inmigración, uno no tiene por qué abrir las puertas de la casa; puede decirle “disculpe yo no voy a abrir”, con todo respeto, y preguntar por la orden de detención en contra mía, si no llega con una orden judicial firmada por un juez para un arresto, uno no está obligado a abrir.

Uno tiene el derecho de guardar silencio y hablar con un abogado… esos son derechos fundamentales. Antes de firmar cualquier tipo de documento la persona puede decir “yo quiero la información en mi idioma y quiero que esté al lado mío un abogado para que me diga si lo que voy a firmar tiene implicaciones”.

¿Qué deben saber los migrantes si son detenidos por ICE?

Hay varias situaciones, si la detención ocurre por parte de la patrulla fronteriza puede haber un retorno inmediato, si es dentro del territorio estadounidense y la persona nunca antes ha sido detenida y debe ser presentada en un lapso de hasta 72 horas debe iniciarse un proceso ante un juez que decide su futuro en Estados Unidos, pero si tiene una orden de deportación final y vigente es probable no los lleven ante un juez de inmigración, y ejecuten la orden de deportación, en algunos casos se da que la persona es detenida y hay un contacto menos traumático.

En general hay un debido proceso que se debe conocer y cada caso es único pero depende de cada caso la posibilidad del inmigrante, ya sea de batallar en contra de la deportación o quedarse en el país.

¿En qué ambiente viven los migrantes en la actualidad?

Hay miedo total, general, mucho temor y angustia y eso se refleja en situaciones como en el envío de remesas, porque el año pasado se rompieron records sobre todo a México. Los inmigrantes están haciendo todo lo posible por enviar dinero y tenerlo asegurado en sus países de origen, pero hay mucha inquietud y nerviosismo en aquellos que han comprado casas y tienen hijos acá.

Son alrededor de 5 millones de estadounidenses que tienen uno o dos papás indocumentados, hay incertidumbre total miedo de mandarlos a las escuelas a pesar de que algunos sectores del Congreso han ofrecido la manera de legalizar personas, pero la posibilidad cada vez está más lejos.

¿Qué otro tipo de fuentes pueden consultar los inmigrantes y que sepan es de carácter oficial?

En todos los estados y ciudades hay organizaciones proinmigrantes, donde hay muchos inmigrantes, muchas comunidades, grupos que han surgido en el transcurso del tiempo y el consejo es que vayan, que los busquen. Sus consulados son clave para ayudar a su comunidad con información, pero también está la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA), que tiene mucha información para defensa de los inmigrantes, tienen un servicio de referencia de abogados con licencia que no van a estafar a la gente.

También está la Unión Americana de Libertades Civiles que lucha por los derechos civiles de los inmigrantes, en fin, hay muchos grupos.

“La verdad es que ya llevo 18 años trabajando en el área de inmigración y de conocer a fondo el sufrimiento de miles de personas; en Estados Unidos hay miles y miles de guatemaltecos, incluso algunos que he conocido que hablan un idioma maya, hablan poco español y menos inglés, y muchos de ellos han vivido o viven en condiciones precarias, quizás peor que las que tenían en Guatemala, y conociendo sus historias y que se trata de personas que salieron huyendo ya sea por los conflictos sociales y bélicos que se vivieron en el país”.
JORGE CANCINO

Comentarios