Hacia un envejecimiento activo y saludable

Por Redacción La Hora
lahora@lahora.com.gt

Conforme el ser humano envejece, disminuyen algunas de nuestras capacidades y aparecen algunas limitaciones, por eso la nutrición y el ejercicio desempeñan un papel fundamental en cómo se pueda sentir y cuidar a diario.

Algunos consejos le pueden ayudar a desarrollar una vida más sana y activa que le permitirá sentirse más joven y lleno de vitalidad.

Los cambios hormonales, de acuerdo con la doctora Susan Bowerman, son una realidad en la vida de hombres como de mujeres, algunos pueden ir acompañados de aumento de peso, sobre todo en la mediana edad.

“Los cambios hormonales también pueden dar lugar a interrupciones en el sueño o cambios en el humor, que puede resultar muy estresante. Entonces además de mantenernos activos y controlar el peso, es importante que encontremos el equilibrio en nuestras vidas y realicemos actividades de relajación”, expresó.

CAMINO A UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE

Por otro lado, una dieta saludable y un estilo de vida activo son la mejor manera de proteger la salud a medida que envejecemos, el consumir una comida balanceada que contenga proteínas que nos ayudan a sentirnos llenos y satisfechos, muchas frutas y vegetales que aportan vitaminas y minerales y la cantidad justa de grasas saludables.

Lo ideal es consumir alrededor de dos tercios del plato con carbohidratos saludables, tales como vegetales, frutas, cereales integrales y legumbres y el tercio restante con proteínas de bajo contenido graso, tales como pescado, aves y carnes magras.

Según la experta, se puede llegar a desarrollar masa muscular a cualquier edad y cuando adquirimos buenos hábitos a una temprana edad, que incluyen consumir la cantidad necesaria de proteínas y practicar ejercicios de resistencia, es más probable que estos hábitos continúen durante toda la vida.

“La cantidad de masa muscular determina, en gran parte, el índice metabólico en reposo. Entonces, cuánto mayor la masa muscular, más calorías quema nuestro cuerpo cuando está en reposo. Desarrollar y mantener masa muscular es una de las mejores defensas contra la ‘obesidad progresiva’”, comentó.